9 de abril de 2014

Cosas de alemanes II (o no)

Esto que os voy a contar no sé si realmente lo podríamos clasificar como alemanada o es cosa mía. Veréis. En el trabajo todos los días tenemos media hora para comer, en la propia clínica hay una pequeña habitación con microondas, frigo y demás. Así que ahí hacemos la pausa y descansamos un poco. Por mi parte, algunas veces cuando ya he terminado de comer si sé que tengo algunas cosas que hacer aprovecho para ponerme a ello un poco antes. Pero en cambio mis compañeros nunca jamás han hecho esto. Ellos utilizan la pausa entera, desde en punto hasta y media, 00 – 30. Y no importa que tengan una montaña de papeles que rellenar y otros tantos pacientes que atender, ellos están en su pausa.
Eso fue una experiencia vivida en carnes propias.
Uno de mis compañeros estaba ese día muy estresado pues había mucho que hacer. Su paciente ya había llegado, así que fui a avisarle.
"Aún me quedan 2 minutos y 45 segundos de pausa."
Fue su contestación y siguió leyendo la revista.

O gente que en sus días libre está, de hecho, en sus días libres. Y ya se puede acabar el mundo que ellos no van a mover un dedo.
Días libres, vacaciones, fines de semana o que acaben de completar su jornada de trabajo del día. Ya no están trabajando, ya no les compete, que se ocupe otro o sino ya harán ellos lo que tengan que hacer, pero durante su jornada laboral.

Aunque eso si, si el trabajo empieza a las 8 de la mañana, llegaran lo suficientemente temprano como para cambiarse o lo que sea que tengan que hacer y a las 8:00 estarán listos para ponerse a trabajar. Y por contrapartida, si salen a las 17:00 salen a las 5 de la tarde, y ya puede sonar el teléfono todo lo que quiera, en cuanto dan las en punto están cogiendo el abrigo.
Aunque claro está, siempre hay de todo en este mundo. Habrá alemanes que lleguen tarde y otros que echen en la oficina más horas que un reloj.

Aparte de eso, es increíble la capacidad que tienen muchas veces para desentenderse de las cosas. En algunas ocasiones aún durante la jornada de trabajo puedes encontrarte a gente que no te ayuda porque “lamentablemente eso no es de su competencia” o “no entra dentro de su trabajo”. Y en las administraciones públicas nos vamos a encontrar muchos de esos. Tú sabes que esa persona sabe que es lo que tienes que rellenar y a donde dirigirte, pero como el que te lo tiene que decir no está tendrás que volver en otro momento hasta dar con el empleado correcto.
Pero ojo, no es que no quieran decírtelo, es que simplemente no entra dentro de sus competencias.
Me di cuenta de lo acostumbrados que están a esto cuando en una ocasión acabé un poco antes de trabajar y le pregunté a una de mis compañeras que si necesitaba que le echase una mano.
Al principio me miró con cara rara, en plan, de que diablos habla esta.

- Que si te ayudo -  Le volví a decir.

Y cuando vio que realmente le estaba ofreciendo ayuda se quedó ojiplática.

- ¿Y tu paciente?
- Está en el hospital.
- ¿No tienes más?
- No, ya no. He acabado.
- ¿No te vas a ir a casa?
- Si… pero es temprano, por eso te digo que si necesitas que te ayude.

De verdad, se quedó unos segundos pensando, procesando la información. Le estaba costando mucho entender que me ofreciese a hacer una parte de su trabajo.

Así que vedlo desde este lado. No es que no se ofrezcan a ayudar porque no quieran, es que simplemente es así.

Pero como ya he dicho antes, en todos lados cuecen habas y esto que os cuento es tan solo mi experiencia. Cada cual habrá vivido algo diferente. Así que ya sabéis, si queréis dejar vuestra historia, estaré encantada de leeros.



Un saludo!!


12 comentarios:

  1. Me llaman mucho la atención las diferencias culturales. Habría que preguntarle a un alemán sí efectivamente el caso que expones es una de ellas. Me pareció muy interesante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas Miguela. Creo que con la opinión de un alemán tampoco serviría, me da que tendría que preguntarle a muuuuuchos alemanes para saber que es lo que la media hace.
      Un saludo!!

      Eliminar
  2. ¡Qué curioso! Yo observé justo lo contrario.
    Teníamos una hora de pausa y ellos jamás la cumplían, hacían una media hora y a veces ni siquiera paraban y se comían un sandwich delante del ordenador. Yo era la única que se iba cuando acababa el horario (18h) y ellos siempre siempre se quedaban más. Es mas una vez un compi me preguntó que por qué me iba a las 18h ??????? EHHHH
    Y aunque yo no hubiera acabado mi pausa y anduviera por el despacho ya me pedían cosas que hacer. vamos, ¡todo lo contrario!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas monty!! Me encantan estas historias contrarias a lo que yo he vivido :D
      Curioso, puedes encontrar situaciones absolutamente opuestas en el mismo país.
      Por curiosidad, ¿de que ciudad estamos hablando? quizás sea algo de la región... o no sé...
      Un saludo!!

      Eliminar
    2. Puede ser cuestión de región o de profesión. Pero, la verdad concuerdo contigo Irene. Y siento que la mayor parte de los alemanes-alemanes son así. Al principio a mí también me chocó duro la "falta de solidaridad" de ellos, pues en mi país, Colombia, todo el mundo ayuda a todo el mundo, todo el mundo ofrece ayuda y por ende, es muy normal que todo el mundo pida ayuda. En mi país siempre hacemos EXCEPCIONES (aquí, siento que nadie, jamás!!), pues si tú te das cuenta que alguien tiene una urgencia y puedes ayudarle, no importa si no es de tu competencia o si es en tu pausa o si estás en tu casa, haces lo que sea por ayudar al otro... Luego, por supuesto, en el ejercicio de adaptarme a ésta nueva cultura he ido entendiendo que así como hay cosas incoconcebibles para ellos de mí, aquello que para mí ha sido escandaoloso o inconcebible, también tiene su razón de ser. Como dices, tal vez no es que no quieran, es que simplemente es así... es la normalidad de ellos. Gracias por tu blog, como siempre. Un abrazo. Andrea.

      Eliminar
    3. Buenas Andrea. Eso de las cosas inconcebibles para ellos que nosotros hacemos puede dar para hablar muy mucho, porque quien sabe lo que pensarán los alemanes cuando llegamos a casa de la gente sin avisar, por ejemplo.
      Está claro que el choque cultural es siempre bidireccional.
      Un saludo!!

      Eliminar
    4. Pues quizás si que sea cosa de la región, Múnich y Colonia están un tanto lejos...

      Eliminar
  3. A mí me ha pasado una cosa mixta, por así decirlo... Los alemanes trabajan justamente lo que les corresponde, las horas que les corresponde, no se hacen locos y no pierden tiempo, pero tampoco - como tú dices - se quedan aunque sea segundos después del horario... Yo trabajé en una empresa un día a la semana, el horario completo, pero iba entre semana (en mis días libres) para aprovechar el Internet (con el permiso explícito, eso sí, del propietario de la empresa)... Cuando me veían los otros, aunque no fuera mi día de trabajo, querían cargarme la mano y todo el tiempo me hacían indirectas para que fuera a trabajar, aunque no fuera mi día de trabajo. Sobra decir que era una oficina administrativa común y corriente, sin clientes externos y mi trabajo era de lo más insignificante, así que de mí no dependía vida humana alguna... Por supuesto que yo actuaba al modo de ellos, diciendo que no me corresponde ese día y que se esperen hasta cuando me toca. El problema es que ellos sienten que se te paga un dinero y que nunca es suficiente tu trabajo para los 5 euros que ganas... Aunque ellos ganaban 4-5 veces más que yo, de alguna manera sentían que yo les quitaba ganacias, porque soy extranjera... El análisis psicológico no me lo invento, los conozco bien en ese sentido y desde hace muchos años :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas Anonima.
      Yo no sé si habría podido decir que no, aunque no fuese mi día de trabajo. Dices que era por el internet, pero aún así yo creo que habría preferido ir a la biblioteca, o quedarme sin internet, para no tener que pasar ese momento de estar allí y decir que no. No valgo para eso :S
      Así me pasa, que trabajo en mis días libres... aunque me lo pagarán... creo... espero... :S
      Un saludo!!

      Eliminar
    2. Em México dicen: "Al país que fueres, haz lo que vieres"... Los alemanes no son muy solidarios porque las políticas sociales son muy buenas y muchas veces no hace falta la solidaridad personal... Tienen muchas cualidades y son compasivos, pero de manera diferente... Referente a lo de ir a la biblioteca, te diré que he buscado, pero no encontrado Internet en las bibliotecas de aquí (Leipzig), ni siquiera en la Stadtbibliothek que es muy grande y bien organizada, al modo de los alemanes... La empresa me quedaba a 5 min a pie de mi casa y podía pasarme el día entero en Internet, haciendo traducciones - algo que no habría podido pagar con mi sueldo :-) A cambio trabajaba un día a la semana y no recibía dinero alguno porque el uso de Internet lo "compensaba"... Es de no creer, ¿verdad? Pero no todos tenemos profesiones de demanda aquí, así que cada uno resuelve como puede... La esclavitud moderna :-)

      Por cierto, lástima que no da opción de publicar con el perfil de Facebook, lo que sería más cómodo que "anónimo" :-) ¡Saludos y buen día!

      Eliminar
    3. Buenas!! Blogger no deja la opción de publicar con en Facebook, pero si que se puede hacer con el perfil de Google ;)
      Un saludo!!

      Eliminar

¡Buenas!

¿Te ha gustado esta entrada? ¿Te ha parecido interesante? ¿Estás en desacuerdo? ¿Tienes algo que aportar sobre este tema?
Yo os cuento mis experiencias, y todo aquello que me parece digno de mención sobre este país, ¿te animas a compartir tu opinión y experiencia con nosotros?
Siempre me alegro cuando veo nuevos comentarios, así me da la sensación de que no hablo conmigo misma...

Muchas gracias por leerme y por comentar.

PD: Es posible que algunas veces los comentarios den fallos. Escribís, lo enviáis y luego no aparece... No lo he borrado, es un error que da Blogger y no consigo averiguar que es. Si la entrada no es muy antigua podréis encontrarla en la página del blog en Facebook, allí podéis escribir también.

¡¡Un saludo!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...