23 de julio de 2019

Soul Kitchen



Nombre original: Soul Kitchen.
Dirección: Fatih Akın.
País: Alemania.
Año: 2009.
Género: Drama y comedia.
Duración: 99 minutos. 


Reparto: 

Adam Bousdoukos como Zinos Kazantsakis. 
Moritz Bleibtreu como Illias Kazantsakis. 
Birol Ünek como Shayn Weiss. 
Anna Bederke como Lucia Faust. 
Pheline Roggan como Nadine Krüger. 
Lukas Gregorowicz como Lutz. 
Dorka Gryllus como Anna Mondstein 
Wotan Wilke Möhring como Thomas Neumann. 


“Soul Kitchen” es un restaurante que se encuentra en el barrio de Willhelmsburg, en Hamburgo. Su dueño, Zinos, está atravesando una época complicada: tiene un serio problema de espalda que le impide trabajar con normalidad; las deudas se le acumulan y no tiene dinero para pagarlas; su novia se marcha a Shanghái por trabajo, y aunque le ha pedido que se vaya con ella, él no quiere marcharse de Alemania; un inspector de sanidad le notifica que si no arregla el restaurante, se lo quitarán; y el nuevo cocinero que ha contratado le espanta la clientela con sus nuevas recetas.

Al verse en esa situación, Zinos decide que la mejor solución es dejarle el Soul Kitchen a su hermano, que acaba de salir de la cárcel por robo, y marcharse a China con su novia.

Pero la mala suerte le sigue allá donde va, en Shanghái le espera una desafortunada sorpresa, y al regresar a Europa, se encuentra con que la administración que ha llevado su hermano en el restaurante no ha sido la mejor. ¿Qué más cosas pueden salir mal? ¿Conseguirá Zinos sobreponerse a todos los obstáculos?


Vi la película por primera vez hace unos meses y me pareció muy curiosa. Tiene trazos de comedia, y las decisiones que toma el protagonista… la tragedia se ve venir, pero aun así, hay algo que me hizo reflexionar sobre lo que pasaba. Se nos muestran situaciones típicas de los personajes, vivencias cotidianas con problemas mundanos que a cualquiera podrían pasarle, y eso, de alguna manera, te acerca muchísimo a la historia.

Me gustó bastante, fue muy entretenida, y totalmente diferente a la típica película de comedia. Muy recomendable.

Sé que existe una versión doblada al español, pero no sé cómo será la calidad. Yo la vi en alemán, y aunque no me enteré de todo al 100%, no tuve problemas con seguir el hilo de lo que iba ocurriendo.

Muy recomendada.

Mi nota: 8,5/10.

________ 

Desgraciadamente el cine alemán no es famoso en el mundo entero, y debido a eso mucha gente se pierde grandes películas y series. Si no te quieres perder ninguna de estas obras pásate por esta página.

¡Un saludo!



18 de julio de 2019

Gante


Gante, Gent en flamenco, como más se suele ver, y Gand en francés, es una ciudad de Bélgica, capital de la provincia de Flandes Oriental en la Región Flamenca. Es la tercera ciudad más poblada del país, por detrás de Bruselas y Brujas, con 257.029 habitantes.


Está situada en la unión de los ríos Escalda y Lys. Algunos dicen que el nombre de la ciudad proviene de la palabra celta “Ganda”, que significa confluencia. Y es que se supone que esta población comenzó a crecer a raíz de la abadía de San Pedro, que se construyó justo en la confluencia de los dos ríos que atraviesan la ciudad. En la actualidad esta abadía lleva el nombre de abadía de San Bavón.

Por lo restos arqueológicos encontrados se sabe que la zona estuvo habitada por el hombre desde la prehistoria, pero no fue hasta la época romana que empezó a crecer de manera considerable.

Después de la construcción de la abadía de San Pedro, sobre el 630, el crecimiento de esta población fue exponencial. Unos años más tarde se fundó una segunda abadía, llamada Blandijnberg, que no ha llegado a nuestros días. La gente comenzó a asentarse alrededor de ellas y poco a poco la población fue tan grande y próspera que construyeron un puerto con actividad comercial.

Durante el reinado de Carlomagno, el emperador le proporcionó a la ciudad una flota para protegerla de los ataques vikingos de la época. Pero a pesar de todo Gante fue saqueada en el siglo IX en dos ocasiones. Poco después se construyó la primera fortificación de madera que estaba ubicada en el actual emplazamiento del Castillo de los Condes.

En los siglos XI y XII Gante se convirtió en un importante centro comercial, en especial gracias a las transacciones de lana con Inglaterra. En 1178 el conde Felipe de Alsacia reconstruyó la fortificación de madera en el Castillo de los Condes actual.

A principios del siglo XIV Gante se vio obligada a tomar partido en la Guerra de los Cien años, pues una gran parte de su economía venía del comercio con Inglaterra. Uno de los comerciantes de la ciudad, Jacobo de Artevelde, encabezó la resistencia contra el conde Luis de Nevers, vasallo del rey de Francia. En 1345 Artevelde, conocido como "el hombre prudente de Gante" llegó a un acuerdo con el rey inglés, Eduardo III. Sin embargo, en 1345, fue asesinado por los ciudadanos debido a que el rey no cumplió sus promesas. Parece un hecho poco trascendental, pero a día de hoy aún se denomina a Gante como "la ciudad de Artevelde". A raíz de esto Gante tuvo que renunciar a su pacto con Inglaterra y reconocer como soberano al rey de Francia, Felipe IV.

En el siglo XV Gante logró recuperar sus importantes privilegios gracias a la duquesa de Borgoña, María, pues su matrimonio con Maximiliano de Austria, trasladó a los Países Bajos la casa de los Habsburgo. El nieto de María y Maximiliano nació en Gante en el 1500. Se trata de uno de los emperadores más importantes de la historia de Europa: Carlos I de España y V de Alemania.

Carlos, hijo de Juana I de Castilla y Felipe el Hermoso, fue bautizado en la Catedral de San Bavón. Por aquel entonces Gante era una de las ciudades más importantes de Europa, a la altura de Londres y solo por detrás de París. Con el paso de los años, pocos se iban a imaginar que, ese niño que nació en los baños del Palacio de Prinsenhof, se iba a convertir en el soberano del que se diría que en sus tierras nunca se pone el sol.

Una pequeña curiosidad sobre su nacimiento: se cuenta que Juana, a pesar de su avanzado estado de gestación, insistió en acompañar a su esposo al baile que se daba aquella noche en el Palacio de Prinsenhof. En medio de la madrugada se tuvo que retirar al baño por fuertes dolores en el estómago, o eso se pensaba, y allí, en una letrina solitaria, nació el rey.

Muchos años más tarde, Carlos, que se encontraba enfrascado en duras batallas con los franceses y pidió ayuda económica en sus propios territorios. Muchos se negaron a ello, entre los que se cuenta la ciudad de Gante, y esto provocó su ira, pues consideraba aquella negación como un acto de rebeldía y traición. Así que, en 1537, marchó sobre Gante con cinco mil hombres. El ejército derribó las puertas de la ciudad y Carlos aplastó la rebelión con muchísima dureza. Gante perdió todos sus derechos, y los ganteses fueron humillados públicamente cuando la Campana Roeland, símbolo su independencia, fue bajada del Campanario Municipal. Gante pasó a ser una ciudad de segunda categoría y Carlos mandó ahorcar a una buena parte de los sublevados. Otros tantos fueron obligados a marchar por las calles con una soga al cuello mientras pedían el perdón y la clemencia del emperador.

A día de hoy a los habitantes de Gante se les conoce como los “stroppendragers”, que traducido del flamenco significa “los que cargan con la soga”. Y una de las fiestas grandes de la ciudad, el “Gentse Festeen”, comienza con una procesión en la que los hombres van descalzos y llevan una soga al cuello, en memoria de aquel suceso.


El declive económico de la ciudad a raíz de este hecho fue muy pronunciado, y empeoró durante el reinado de Felipe II. Debido a los graves problemas que había en buena parte de las ciudades de Flandes y los Países Bajos por las luchas entre los católicos y los protestantes. Mucha gente abandonó la empobrecida Flandes y se asentó en Inglaterra o en Alemania.

En 1817 el rey Guillermo I fundó la Universidad de Gante y construyó el canal de Gante Terneuzen. La ciudad comenzó a crecer y el número de habitantes se triplicó en el siglo XIX.

Uno de los mayores encantos de la ciudad es que mantiene ese encanto medieval, pues sobrevivió a las dos Guerras Mundiales sin sufrir ningún daño.


Qué ver en Gante:

La estación central se encuentra a un paseo largo del centro histórico, algo más de media hora caminando. Pero la ciudad antigua es bastante pequeña y su visita es asequible andando.





El Castillo de los Condes de Flandes, Gravensteen.

Se encuentra ubicado en mitad del río Lys, en pleno casco antiguo de la ciudad.

Tiene un aspecto imponente, pues es el único castillo medieval que queda en Flandes con un sistema de defensa que permanece casi intacto.


Su construcción comenzó en el siglo IX, pero a lo largo del tiempo fue ampliado en varias ocasiones, pues no solo fue la residencia de la nobleza, sino que también fue el lugar en el que se emplazó la Casa de la Moneda y la cárcel municipal.

Durante los siglos XVII y XVIII fue reconvertido en fábrica textil, y llegó a albergar en su interior las viviendas de los obreros. Esto hizo que su degradación se acelerase, y cuando fue comprado por el gobierno, en el siglo XX, tuvo que ser severamente reconstruido.

En su interior se pueden visitar las diferentes salas que lo componen, entre las que destaca la antigua Sala de Torturas, donde se exponen todo tipo de instrumentos de lo más macabros.


También es posible subir hasta la Torre del Homenaje. No es la más alta de la ciudad, pero, aun así, se tienen muy buenas vistas del casco antiguo de Gante.

Os dejo un enlace a la página donde podéis consultar horarios y precios.

1 de julio de 2019

Frases que son así II

Hace ya un tiempo comenzamos a ver diferentes expresiones que no se pueden traducir de manera literal del español al alemán. Frases que se dicen de una manera determinada y así es como uno tiene que aprendérselas.


Hoy vamos a seguir viendo algunas de esas expresiones.

Dies und das.

Aunque también lo he escuchado con dies und jenes.
Sería la expresión homónima de nuestra esto y aquello. Esto y lo otro.
Lo utilizan en el mismo contexto que nosotros y con el mismo significado. Hice esto y lo otro.


Pass auf dich auf.

Es la forma alemana de decirle a alguien “cuídate”.
"Buen viaje, ten cuidado."
El verbo es aufpassen, pero como es de los que se separaban el segundo auf es el que pertenece al verbo, el primer auf es la preposición y el dich sería el tú.


Mach es gut.

Pásalo bien, disfruta. Es una manera de despedirse de alguien y desearle que pase un buen tiempo. No se puede traducir de manera literal, pues sería “hazlo bien” y eso no tiene nada que ver con el significado real de lo que te están queriendo decir.


Schön dass ihr da seid.

Esta frase se dice al principio de las presentaciones, reuniones y demás encuentros. Sería como un “me alegro de que estéis aquí”.



Zu zweit, zu dritt, zu viert…

Esta es una de esas frases propias de un idioma que es complicado de traducir con exactitud. Es la manera de expresar que estamos dos, tres o x número de personas.
Vamos dos. Somos tres.
Wir kommen zu zweit. Wir sind zu dritt.


Acthung, fertig, los!

Preparados, listos, ¡ya!




Los gehts!

Esta es otra manera de dar comienzo a algo, sería algo así como nuestro “¡vamos!”.


Hay muchísimas frases de estas. Las que hemos visto en esta entrada son muy usadas por los alemanes en el día a día, ¿vosotros las utilizáis también? ¿Conocéis más frases parecidas?

________ 

El alemán es un idioma muy rico, tiene una gran cantidad de palabras y de expresiones que muchas veces desconocemos, pero para descubrirlas solo tienes que pinchar en este enlace: Peculiaridades del alemán.

¡Un saludo!




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...