27 de agosto de 2018

Lass uns gehen - Revolverheld


Título: Lass uns gehen 
Grupo: Revolverheld 
Album: Immer in Bewegung 
Año: 2014 

Hace unos años, cuando salió esta canción, se escuchaba a todas las horas en la radio y tiene un estribillo tan pegadizo que se queda en la cabeza con facilidad. Además la letra no es demasiado complicada.

Ya no se escucha de forma tan asidua, pero se ha quedado como clásico de radio y casi todos los días la ponen.




9 de agosto de 2018

Ola de calor

El verano del 2018 está siendo extremo en Alemania. Por lo general en este país solemos tener como mucho tres semanas de calor intenso repartidas en los tres meses que dura el verano, pero siempre suele haber una tormenta que refresca el ambiente. En cambio, este año hemos superado con creces esas tres semanas, y el país lo está notando.

Alemania no está preparada para estas altas temperaturas que se mantienen en el tiempo durante tantos días. Los preciosos parques verdes alemanes se están secando, está todo amarillo secucho y la falta de aire acondicionado en los locales, hace que la búsqueda de una mesa en una terraza sea una lucha a vida o muerte. 


Pero hay tres cosas que me han llamado la atención de esta ola de calor.

Parece que algunos alemanes no han asumido que tenemos más de 30 grados, y siguen realizando su rutina diaria con total normalidad. Y si ellos se van a correr después del trabajo, pues lo siguen haciendo. Y si están acostumbrados a hacer largas rutas de bici los sábados, los más de 35 grados que hay a las 2 de la tarde, no les van a chafar la ruta de 40km.

Y así es cómo podemos ver a gente con las bicicletas de montaña o corriendo cuando tenemos estas extremas temperaturas.

Está claro que no todos los alemanes lo hacen, pero es algo que ha llamado mucho la atención, y que he visto en tantas ocasiones que hasta en la radio han estado diciendo que, por favor, dejen de hacerlo, que es peligroso.

Otra de las cosas que me ha llamado la atención es la enorme cantidad de gente que va en bici con las chanclas. Una vez me dijeron que en Alemania no está prohibido conducir el coche en chanclas, no sé si eso es cierto, pero lo he visto en tantas ocasiones que diría que es verdad. Y bueno, si conducen el coche con chanclas, ¿por qué no van a hacerlo con la bicicleta? En esta semana he sido testigo de cómo cinco personas medio morían porque se les salía una chancla y otras dos que directamente se la han pegado.

Es como si no pudiesen amoldarse un poco a este calor. No están acostumbrados a él y no saben cómo reaccionar. Y hablo en general. Hay alemanes a los que les parece una locura salir con la bicicleta a recorrer 50km con 35 grados de temperatura. O que evitan montar en bici con chanclas.

Y la tercera anécdota que me ha sorprendido ha sido la ingente cantidad de artilugios de agua que tienen, y llamo a artilugios de agua a colchonetas de todos los tamaños, colores y formas, o a tablas o a rollos o a un millón de cosas más que uno puede utilizar en el agua. 


Cada vez que hemos ido a un lago me he sorprendido muchísimo con todas las cosas que había. Y me sorprende porque por lo general el verano alemán dura poquísimo, y dado que no parece que esas colchonetas gigantes se puedan usar en las piscinas, al menos no en las que yo he ido, solo las pueden usar en los lagos un par de veces al año.

Daba la sensación de que cada familia tenía su colchoneta o su pelota de playa, que no deben de ser como las españolas de Nivea, que como bien dice Luis Piedrahita, van rulando de familia en familia.

La verdad es que este verano está siendo interesante. Estamos viviendo una situación nueva y me siento otra vez como hace unos años, cuando comenzaba a conocer el país y todo me era un poco extraño.

¿Cómo lleváis vosotros el calor? ¿Habéis visto estas cosas? ¿Qué pensáis sobre ellas?

¡Un saludo!


2 de agosto de 2018

Descalzarse al entrar en las casas

Alguna vez hemos hablado de la costumbre alemana de quitarse los zapatos cuando se entra en las casas, o en cualquier espacio techado/al aire libre. Y tengo que decir que es algo que me gusta bastante. No sé porqué, pero es una costumbre que he aceptado y adaptado con rapidez.

Aunque curiosamente, es algo que hago en otras casas pero no en la mía. Siempre que voy por primera vez a un hogar pregunto si me tengo que descalzar, pero en cambio, en mi casa nunca pido que se quiten los zapatos ni me molesto si no lo hacen.

He vivido algunas situaciones embarazosas en las que algún amigo no se ha descalzado al entrar en una casa, ni ha preguntado, y el dueño le ha tenido que pedir que lo hiciese. Fue un momento un tanto incómodo para todos los presentes. Y aunque parezca mentira, los dos eran alemanes.


Pero también he vivido otras situaciones absolutamente opuestas, en las que algún amigo alemán al llegar a otra casa se descalzaba al instante, sin preguntar si tenía que hacerlo, y sacaba de su mochila sus propios calcetines, con huellas antideslizantes incluidas. Esto lo he visto en alguna ocasión, al principio me chocó bastante, pero ahora ya no me parece tan raro y hasta estoy pensando en copiarles. Pues algunas veces el suelo está frío y, valga la redundancia, me da frío, ya que no siempre te ofrecen zapatillas de estar en casa.

No sé muy bien la razón de esta costumbre. Imagino que como por estas tierras llueve tanto, el quitarse los zapatos evita que el barro y la suciedad entren en la casa.

Nunca me he negado a hacerlo, aunque hay una casa en la que me toca un poco la moral tener que hacerlo. Es una visita a domicilio que hago en el trabajo, el suelo no está demasiado limpio, siempre piso migas, y algunas veces, hacerlo con los calcetines me resulta un tanto desagradable. Además tienen un perro y siempre pienso que el perro mete mucha más porquería dentro que yo, pero bueno, donde fueres haz lo que vieres y mientras solo haya algunas migas por el suelo, tampoco voy a negarme a hacerlo.

No voy a preguntar si conocéis esta costumbre alemana, pues doy por hecho que sí, pero ¿alguna vez habéis tenido alguna experiencia extraña con esta costumbre? ¿Alguna vez os habéis encontrado en la situación de querer negaros, o de negaros, a descalzaros?

¿Lleváis, como algunos alemanes, vuestros calcetines de repuesto con vosotros?

Y sobre el tema de los tomates… ¿algún momento embarazoso al descalzaros y daros cuenta de que en vuestro calcetín había un agujero enorme? (Mamá, esto nunca me ha pasado a mí, jamás, ha sido a un amigo). 

Por cierto, he estado preguntado cómo se dice en alemán “tener un tomate en el calcetín” y siempre me miran con caras de “a esta se le ha vuelto a ir la cabeza”. He probado con traducirlo directamente, pero no entienden el concepto de tener un tomate en el calcetín. También he probado a decir “kartoffel”, por eso de que les resultará más familiar… pero tampoco funciona y tan solo recibo miradas escépticas…

Así que he llegado a la conclusión de que en alemán no existe ningún término gracioso para decir que se tiene un agujero en el calcetín, o nadie ha sabido decírmelo. ¿Vosotros conocéis alguna expresión?

________ 

¿Curioso? ¿Interesante? ¿Descabellado? Los alemanes nunca van a dejar de sorprendernos, siempre habrá algo nuevo que descubrir. Si quieres conocer más "alemanadas", esas costumbres de los alemanes que nos resultan curiosas, échale un vistazo a esta página.

¡Un saludo!


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...