2 de abril de 2020

Kurzarbeit y Kurzarbeitergeld

Por todo el caos y las crisis que está generando la pandemia del coronavirus, muchas empresas están solicitando para sus trabajadores un estado llamado Kurzarbeit. Esta opción lleva en vigor muchos años, pero en los últimos días el gobierno alemán ha realizado varios cambios.

Antes de nada, ¿qué es esto del Kurzarbeit?

Es un estado puntual en el que los empleados trabajan menos horas a lo que está estipulado en sus contratos, ya sea porque existe una recesión económica, o como en este caso, por una crisis sanitaria.

Desde el momento en el que haya una reducción del trabajo de un 10%, el empleador puede solicitar a la Bundesagentur für Arbeit (BA), este estado para sus trabajadores, todos, o solo algunos de ellos.


Esto significa que aquellos que se vean afectados recibirán, aproximadamente, pues va en función de la clase fiscal, un 60% del netto de su salario de las horas de menos que trabajen, en el caso de que tengan hijos un 67%. Y a esto se le llama Kurzarbeitergeld. Es decir, si en nuestro contrato está estipulado que trabajamos 40 horas a la semana, pero solo hacemos 36 horas, que es el mínimo para solicitarlo, las 36 horas las cobraremos normales y las otras 4 las recibiremos como un 60% del netto de lo que ganemos por hora.

En el caso de que se llegue a un Kurzarbeit del 100%, no trabajamos nada, entonces todo el salario se verá reducido al 60% de lo que ganamos en netto, 67% para aquellos con hijos viviendo en casa.

Os dejo un enlace del Bundesagentur für Arbeit con una tabla donde podéis mirar en lo que quedaría vuestro salario. Tabelle zur Berechnung des Kurzarbeitergeldes 2020

El Kurzarbeitergeld está exento de impuestos, ya que se calcula con nuestro netto, con lo que, de alguna manera, los impuestos ya los hemos pagado.

Si nos ponemos enfermos durante este periodo y no podamos trabajar, se mantendrá el salario con el Kurzarbeitergeld durante las primeras 6 semanas, después será la aseguradora médica del trabajador la que nos pague mediante el Krankengeld.

El tiempo que se puede recibir el Kurzarbeitergeld es de 12 meses, pero el gobierno puede ampliarlo hasta 2 años si la situación así lo requiere.

El empleador es el que tiene que solicitar el Kurzarbeit, y está obligado a intentar reducir los costes haciendo que sus empleados se tomen las vacaciones del año anterior que no han utilizado, así como descontar del trabajo todas las horas extra acumuladas. Es decir, solo se podrá entrar en el Kurzarbeit cuando las vacaciones del año anterior y las horas extra se encuentren a 0. En el caso de que hayamos pedido vacaciones antes de que el Kurzarbeit se pusiese en marcha, y estas hayan sido ya aprobadas, el empleador está en su derecho de no devolverlas. 


Por otra parte, no todo el mundo puede solicitar este Kurzarbeit, los Azubis y aquellos que tengan contratos de menos de 450€ al mes no podrán beneficiarse del Kurzarbeitergeld, pues están exentos de pagar el Sozialversicherungspflicht (que imagino que será de donde sale el dinero para pagar a los trabajadores).

Como medida para reducir costes en las empresas, los despidos durante el Kurzarbeit están permitidos, y si eso ocurre, el trabajador dejará de recibir el Kurzarbeitergeld y tendrá que darse de alta en la bolsa de trabajo.

Durante el periodo de Kurzarbeit se puede optar por conseguir un trabajo suplementario, y este, siempre que se haya comenzado después de que se instaurase el Kurzarbeit, tendrá beneficios fiscales. Aunque en el caso de que el Kurzarbeitergeld no sea suficiente para mantenerse, se puede solicitar la ayuda del Hartz IV.


Esto es un pequeño resumen de todo lo que implica este Kurzarbeit, pero os dejo los enlaces a las tres páginas de las cuales he sacado la información por si queréis leerlo con más detalle, eso sí, están en alemán.

Kurzarbeitergeld – Arbeitsagentur.
Corona und Kurzarbeit – Deutscher Gewerkschaftsbund.
So funktioniert Kurzarbeit – igmetall.

Espero que os haya servido de ayuda, y ojalá no os afecte mucho esta crisis que estamos pasando.

Mucho ánimo para todos.

________ 

Si quieres informarte más sobre Alemania, como es la vida en este país o que es lo que se necesita para emigrar aquí pincha en este enlace: Emigrar a Alemania, seguro que encuentras algo que te pueda interesar.

¡Un saludo!



24 de marzo de 2020

Deutschland - Rammstein


Título: Deutschland 
Grupo: Rammstein 
Álbum: Rammstein 
Año: 2019 

En el 2019 salió esta canción de uno de los grupos alemanes más famosos, pero también polémicos, y en esta ocasión no se quedaron atrás.

Es un himno a Alemania, pero no la ensalzan o critican, sino que enseñan las dos versiones. Por un lado, eso alemanes que aceptan la historia de su país, tal y como fue, y otros que prefieren ignorarla, convertirla en tabú o, incluso, renegar de ella.

Debido al oscuro pasado que vivió Alemania, a día de hoy aún hay alemanes que se sienten culpables por lo que ocurrió durante la Segunda Guerra Mundial, aunque ellos ni siquiera hubiesen nacido cuando eso pasó. Y este sentimiento queda plasmado en esta canción.

Por otro parte, el videoclip es como una película en la que se mezcla la historia del país, desde la época de los pueblos germánicos, hasta llegar a la DDR. Aunque para mí, lo mejor de todo es la actriz que han utilizado para caracterizar el personaje de Germania, es decir, Alemania. Es el estereotipo opuesto a lo que se tiene de los alemanes, lo más alejado posible de esa raza aria.

Os dejo el vídeo, la letra y más abajo la traducción que he hecho.



Deutschland

Du (du hast, du hast, du hast, du hast)
Hast viel geweint (geweint, geweint, geweint, geweint)
Im Geist getrennt (getrennt, getrennt, getrennt, getrennt)
Im Herz vereint (vereint, vereint, vereint, vereint)
Wir (wir sind, wir sind, wir sind, wir sind)
Sind schon sehr lang zusammen (ihr seid, ihr seid, ihr seid, ihr seid)
Dein Atem kalt (so kalt, so kalt, so kalt, so kalt)
Das Herz in Flammen (so heiß, so heiß, so heiß, so heiß)
Du (du kannst, du kannst, du kannst, du kannst)
Ich (ich weiß, ich weiß, ich weiß, ich weiß)
Wir (wir sind, wir sind, wir sind, wir sind)
Ihr (ihr bleibt, ihr bleibt, ihr bleibt, ihr bleibt)

Deutschland, mein Herz in Flammen
Will dich lieben und verdammen
Deutschland, dein Atem kalt
So jung, und doch so alt
Deutschland!

Ich (du hast, du hast, du hast, du hast)
Ich will dich nie verlassen (du weinst, du weinst, du weinst, du weinst)
Man kann dich lieben (du liebst, du liebst, du liebst, du liebst)
Und will dich hassen (du hasst, du hasst, du hasst, du hasst)
Überheblich, überlegen
Übernehmen, übergeben
Überraschen, überfallen
Deutschland, Deutschland über allen

Deutschland, mein Herz in Flammen
Will dich lieben und verdammen
Deutschland, dein Atem kalt
So jung, und doch so alt
Deutschland, deine Liebe
Ist Fluch und Segen
Deutschland, meine Liebe
Kann ich dir nicht geben
Deutschland!

Du
Ich
Wir
Ihr
Du (übermächtig, überflüssig)
Ich (Übermenschen, überdrüssig)
Wir (wer hoch steigt, der wird tief fallen)
Ihr (Deutschland, Deutschland über allen)

Deutschland, mein Herz in Flammen
Will dich lieben und verdammen
Deutschland, mein Atem kalt
So jung, und doch so alt
Deutschland, deine Liebe
Ist Fluch und Segen
Deutschland, meine Liebe
Kann ich dir nicht geben
Deutschland!


19 de marzo de 2020

Coronavirus en Alemania

No tenía pensado escribir esta entrada, pues no me gusta unirme a los temas de moda y controvertidos. Es la primera vez que hago un artículo de plena actualidad, pero creo que en este momento es importante.

Desde hace unos días España está en cuarentena, algunos lo cumplen más que otros, pero el mensaje de #quedateencasa está llegando a mucha gente, y las redes sociales están llenas con ese lema. Sin embargo, en Alemania, mientras Italia, España y Francia tomaban medidas drásticas, o se intentaba, por aquí seguíamos viviendo como si nada ocurriese. El fin de semana pasado, 14 de marzo, los parques estaban hasta arriba, las terrazas de los bares a reventar y todo el mundo paseando en la calle. Yo se lo decía a mi familia, esto va a explotar en unos días; y así ha sido. Los casos de infectados en Alemania han aumentando de una manera increíble, y aun así, las medidas del gobierno no llegaban.

Ayer, 18 de marzo, habló por primera vez Angela Merkel, al fin. Ahora mismo, 19 de marzo, tenemos más de 13.000 infectados en Alemania, y aunque se ha pedido a la población que se queden en sus casas, sean solidarios y miren por los demás, hay gente que pasa de todo.


Os dejo unos enlaces al mensaje de la canciller:

Texto del discurso de Angela Merkel en alemán.
Texto del discurso de Angela Merkel traducido al español.

Yo pertenezco a ese grupo de esenciales, según el gobierno, que debe estar en primera línea para ayudar. Soy fisioterapeuta y tengo que ir al trabajo sí o sí. No me quejo, pues me gusta mi trabajo, y si puedo ayudar, estaré contenta de hacerlo. Pero también tengo que mirar por mi salud, la de mis pacientes y mi familia. En Alemania existen unos centros de rehabilitación a los que van los pacientes recién operados para que reciban fisioterapia. Pues bien, esos centros llevan cerrados desde el lunes por ser un foco de infección y tener altas probabilidades de contagio. Según el gobierno esos pacientes recién operados no pueden ir a esos centros, sino a nuestras clínicas de fisioterapia, porque… No sé, ¿los fisioterapeutas de clínicas normales somos inmunes? ¿Tenemos anticuerpos contra el bicho este? ¿No lo transmitimos?

Eso hablo desde mi experiencia, en Colonia. Otros estados federados han tomado unas medidas diferentes.

Ayer traté a una paciente de 70 años con EPOC, enfermedad pulmonar obstructiva crónica. Vino a la clínica pues según su médico neumólogo no pasaba nada, “mientras que no vaya a grandes aglomeraciones, puedo hacer vida normal”, fue lo que le dijo el especialista… Cuando la vi entrar lo flipé. 70 años y con enfermedad crónica de pulmón, en enero estuvo ingresada por una neumonía que casi la mata, y sale a la calle, viene al fisio, por un masaje, ¡un masaje! Porque la señora dice que no quiere hacer ejercicios de fisioterapia respiratoria, que se cansa mucho y los masajes le vienen mejor.

De nuevo ayer, una paciente embarazada de 8 meses con dolores leves en las lumbares. Como todas las embarazadas, ¿no? Pues viene con una prescripción del médico, de nuevo, para un masaje.

Yo no lo entiendo, ¿qué piensan los médicos? ¿Qué hacen enviando a la clínica a pacientes de riesgo? Algunos de ellos por problemas que no son de gravedad.

Pero no es solo esto. Esta mañana he vivido en carnes propias la insolidaridad de la gente y lo egoístas que algunas personas pueden ser. Tenía una visita a domicilio, es una señora en silla de ruedas por esclerosis múltiple, su tratamiento es necesario, pero no imprescindible, sino la trato durante quince días no va a sufrir grandes complicaciones. Cuando llego a su casa me encuentro a su madre de 80 años en la cama, con fiebre… Están todos como posibles infectados, y mi paciente me ha dicho que la trate, que ella no lo tendrá, o si, no lo sabe, pero que da igual. Y yo no me puedo negar, pues debo proporcionar tratamiento a todos los que lo necesiten. ¿Lo mejor de todo? En la clínica se nos han acabado las mascarillas y los guantes, así que solo espero pillar un bicho leve y no contagiárselo a mucha gente, entre ellos, a ningún paciente de riesgo que siguen viniendo a la clínica, porque según el gobierno somos imprescindibles, pero no tenemos ningún tipo de protección y debemos seguir trabajando con pacientes de riesgo, o no, da igual, los que nos lleguen. Eso sí, debemos mantener un metro y medio de distancia. Y yo me pregunto, ¿cómo trato a un paciente recién operado desde un metro y medio?


¿Alguien me lo explica?

No creo que todas las clínicas de fisioterapia deban cerrar, pues soy consciente de que hay pacientes que nos necesitan, pero deberíamos estar ahí para los que lo NECESITEN, y sin correr el riesgo de infectarnos a nosotros, a nuestras familias y al siguiente paciente que venga. Pues como ya he dicho antes, estamos obligados a tratar, pero no tenemos ninguna protección.

Pero, por otro lado, esos pacientes que son de riesgo, ¿les merece la pena ser tratados y arriesgarse a coger el bicho? Te dejo el brazo perfecto pero a cambio te paso el virus. No sé…


Son tiempos duros para todos. Este bicho va a sacar lo mejor y peor de la gente. Solo espero que pase pronto, que no nos pongamos muy malos, pues con la protección que estamos recibiendo doy por hecho que lo voy a coger, y que todo vuelva a la normalidad… Aunque dicen que lo peor está por llegar.

Ya veremos.

Y ya iremos viendo qué medidas toma el gobierno alemán, porque esto se les va de las manos. En mi camino al trabajo he visto a bastante gente por la calle, paseando, niños en los parques, reuniones de ancianos, restaurantes abiertos… Yo lo entiendo, hace muy buen tiempo, algo que llevamos esperando desde hace semanas, pero como no se tomen medidas severas y se hagan cumplir, esto se va a alargar hasta el infinito. El daño económico ya está hecho, eso no se puede negar, entonces, ¿por qué no frenar la propagación del virus de golpe? Hacer las cosas a medias nunca da buenos resultados.

En fin.

Gracias a todos los que trabajan para que el mundo no colapse, más de lo que ya está. Gracias a los médicos, enfermeras, auxiliares, trabajadores de supermercado, camioneros, los que sea que se encarguen de que los generadores de electricidad sigan funcionando, los basureros que mantienen las ciudades limpias y otros muchos olvidados.


Saldremos de esta, solo espero que aprendamos algo de ello, y que de una vez se valoren esos trabajos invisibles, esenciales en épocas de crisis.

Cuidaos mucho, ánimo, y recordad #yomequedoencasa #ichbleibezuhause

Al igual que muchos otros, yo también trabajaré para vosotros, solo espero que en mejores condiciones y con protección.

¡Un saludo! (Besos no, que igual tengo el bicho y os lo pego).


16 de marzo de 2020

El misterio del quark

Hace ya mucho tiempo que hablamos de dos remedios caseros alemanes de lo más curiosos: las friegas de cebolla y el quark.

No voy a volver a repetir sus supuestas propiedades y beneficios para la salud, si queréis leerlo, pinchad en estos enlaces, aunque el del quark os recomiendo leerlo para que entendáis lo que os voy a contar ahora:

-Quark.
-Las cebollas mágicas.

Siempre he querido encontrarme con algún profesional de la salud que recomendase el untado del quark, que vendría a ser algo así como requesón, como método terapéutico para ayudar a bajar la inflamación. Y resulta que hace un par de semanas tuve la oportunidad de hacerlo. La respuesta a mis preguntas la tenía muy cerca; en mi trabajo, pues mi jefa y una compañera lo recomiendan. Mi jefa tendrá cerca de cincuenta años, y mi compañera no llega a los veinticinco, así que es un remedio que no solo aconseja la gente más “mayor”.

Obviamente, cuando me enteré de que conocían y aprobaban este método no pude evitar preguntar sobre ello.


No hay ningún estudio que lo abale, y que se crean esto me resultó un tanto extraño. En Alemania necesitas un papel para justificar todo, aunque por otro lado, también está muy extendido el uso de la homeopatía…

La razón por la cual el quark es recomendado como remedio para bajar las inflamaciones es bastante simple. Dicen que, debido a su consistencia, al pegarlo al cuerpo mantiene el frío durante mucho más tiempo que otros productos, y además es un frío diferente, un frío que no quema. Todos sabemos que el frío ayuda a reducir las inflamaciones, y es por eso por lo que se recomienda.

Reconozco que la explicación que me dieron me pareció un tanto pobre, me esperaba algo más..., no sé, fundamentado, contundente. Solo porque el frío se mantiene mejor no me parece razón suficiente como para que se recomiende de la manera en la que lo he escuchado. Más bien me suena a remedio casero que se lleva haciendo por siglos y siglos, y como siempre se ha hecho, tendrá que ser bueno.


Ellas lo contaron muy convencidas, pero en la conversación estábamos otra compañera y yo, chilena, y ninguna de las dos quedamos demasiado satisfechas con la explicación. Nos sonaba un poco a cuento chino, y me parece un poco guarrada eso de untarte requesón en el cuerpo. Pero no sé, igual sí que funciona.

¿Conocíais este remedio? ¿Alguna vez lo habéis probado?

Imagino que en España también tendremos algún remedio casero que a los extranjeros les hace levantar las cejas con incredulidad, ¿se os ocurre alguno? O quizá conocéis algún remedio de otro país que os parezca raro.


¡Un saludo!



2 de marzo de 2020

Los carolingios

La entrada anterior de la historia de Alemania la dejamos con la muerte del rey de los francos, Clodoveo, el cual repartió su extenso reino entre todos sus hijos. Con el paso de las generaciones, esta tradición de dividir los territorios entre los hijos provocó que el reino de los merovingios se fuese disgregando cada vez más, y los propios reyes dejaron de tener casi poder en sus propios reinos. A estos últimos reyes merovingios se les dio el nombre de «reyes holgazanes». Al final, los que terminaron gobernando fueron los llamados mayordomos de palacio, que con el paso de los años habían ido tejiendo una enorme red de contactos y alianzas que llevó a Carlos Martel a alzarse como cabecilla del pueblo franco, que no como su rey. 

Una de las batallas más importantes de este hombre se dio en Poitiers, en el año 732, contra el ejército del Califato de Omeya y los bereberes que habían conquistado la Península Ibérica. Estos habían llegado hasta la mitad de Francia y planeaban seguir expandiéndose por el resto de Europa. Carlos Martel ganó con una aplastante victoria, y se dice que de aquí viene el nombre de Martel, de martillo, pues realizó una batalla grandiosa.


Tras la muerte de Carlos Martel, su hijo, Pipino el Breve, apodado así por lo bajito que era, consiguió que el papa Zacarías lo declarase como el rey de los Francos en detrimento de Childerico III, y así fue como, en el 751 cayó oficialmente la dinastía de los merovingios y comenzó la era de los carolingios.

Pipino III el Breve murió en el 768 y como venía siendo tradición repartió su reino entre sus dos hijos: Carlos y Carlomán. El segundo de ellos murió tres años más tarde, por lo que todo el imperio de los francos quedó en manos de Carlos, al que más tarde se le concedería como Carlomagno.

Carlos estableció su palacio en Aquisgrán, Aachen en alemán, que desde ese momento se convirtió en la capital del imperio.

En el 770 se casó, por mano de su madre, con Disederata, la hija del rey de los Lombardos, enemigos de los francos. Estaban asentados en el norte de Italia y este matrimonio fue un intento diplomático para formar una alianza entre los dos reinos. Sin embargo, esta unión no duró mucho, pues Desiderio, el rey de los lombardos, acogió a los hijos y a la mujer de su hermano, Carlomán, tras su muerte. Lo que suponía un peligro para la hegemonía de Carlos como rey único de los francos. Un año más tarde, después del nacimiento de su primogénito, Carlos repudió a su mujer y se casó con Hildegarda, hija de un noble franco.

Sin ningún lazo que lo atase con los lombardos, Carlos invadió su territorio. Los lombardos eran un pueblo pagano que, además, amenazaba a Roma, por lo que decidió sitiar la capital, Pavía. Tras varios meses de asedio los lombardos fueron derrotados y Carlomagno logró hacerse con el afecto del papa. Carlos se anexionó los territorios de Lombardia y ¿desterró? a su cuñada y sobrinos, de los que nunca más se vuelve a tener noticias.

17 de febrero de 2020

Cuando Hitler robó el conejo rosa



Nombre en español: Cuando Hitler robó el conejo rosa 
Nombre original: Als Hitler das rosa Kaninchen Stahl 
Dirección: Caroline Link 
País: Alemania 
Año: 2019 
Género: Drama 
Duración: 119 minutos 


Reparto: 
Riva Krymalowski como Anna Kemper 
Marinus Hohmann como Max Kemper 
Carla Juri como Dorothea Kemper 
Oliver Masucci como Arthur Kemper 
Justus von Dohnányi como Onkel Julius 
Ursula Werner como Heimpi 


Berlín, marzo de 1933. Pocos días antes de las elecciones, la familia Kemper, de ascendencia judía, se ve obligada a huir a Suiza para salvarse del yugo de los Nazis. Todo ocurre muy deprisa y de un día para otro Anna se entera de que tendrá que abandonar su casa, su ciudad y su país. Pero lo peor de todo es que solo puede llevarse un juguete, y el conejo rosa, que la ha acompañado durante toda su infancia, se queda en Berlín.

Durante la película se nos muestran los obstáculos que esta familia tiene que salvar para sobrevivir en una Europa a punto de estallar. Sin embargo, el personaje principal es una niña de ocho años, y para ella la política no significa mucho.


Este largometraje está basado en el libro del mismo nombre escrito por Judith Kerr, os dejo un enlace a una entrada que hice sobre él. La adaptación es bastante buena, y no se saltan demasiadas partes del libro. Aun así, el tono de la película es algo más serio que en la novela, donde en muy pocas ocasiones sentimos los horrores que rodean a la familia.

Los actores hacen unas interpretaciones bastante buenas y las escenografías, en especial los paisajes suizos, me gustaron mucho.

Es una película para ver con la familia, creo que los niños pueden disfrutarla, pues aunque se pierdan el trasfondo de la historia, el sentimiento de melancolía se mantiene. No es una historia dramática que nos hace sufrir desde el mismo principio, tiene un tono alegre que llama mucho la atención, ya que contrasta con la trama que nos están contando.

¿Vosotros la habéis visto? ¿Os gustó? ¿Tenéis pensado verla?

________ 

Desgraciadamente el cine alemán no es famoso en el mundo entero, y debido a eso mucha gente se pierde grandes películas y series. Si no te quieres perder ninguna de estas obras pásate por esta página.

¡Un saludo!



10 de febrero de 2020

Ronda


Ronda es un municipio de la provincia de Málaga, en la comunidad autónoma de Andalucía, España. Se encuentra al sur del país, a unos 100km de su capital y a alrededor de 540 kilómetros de Madrid.

Es el tercer municipio más grande de su provincia, con una población de unos 34.000 habitantes, solo superada por Málaga y Antequera.

Se asienta en una meseta partida por el río Guadalevín. Este ha creado un profundo abismo de 160 metros sobre el que se construyó un puente que se ha convertido en la imagen más conocida de Ronda.

Por los restos encontrados en el municipio y en sus alrededores se sabe que la zona fue habitada desde el Paleolítico. Los vestigios más importantes de esta época son unas pinturas rupestres ubicados en la Cueva de la Pileta. Del Neolítico se conserva una necrópolis megalítica llamada La Planilla, donde se han encontrado tumbas que se remontan milenio III a.C.

Se cree que el origen de este municipio tal y como se conoce ahora viene de los celtas, los que crearon un asentamiento en este lugar al que llamaron Arunda. Los fenicios se instalaron en las cercanías y fundaron Acinippo, que se encuentra a 20 kilómetros.

Arunda fue conquistada por los griegos, y estos la rebautizaron con el nombre de Runda. Aunque fue durante la época romana cuando la población comenzó a tener más importancia.

Con la caída del Imperio Romano el municipio estuvo en decadencia hasta la llegada del periodo islámico, que dejó un enorme legado, tanto urbanístico como de gastronomía o de tradiciones. En este tiempo Ronda obtuvo una gran importancia y llegó a ser la capital de una de las provincias en las que estuvo dividida Al-Andalus. Es más, fue incluso un reino independiente, los llamados reinos de taifas, que se crearon tras la desarticulación del califato de Córdoba.

A pesar de todo, no fue hasta la llegada del reino nazarí de Granada cuando la ciudad vivió su máximo esplendor, debido a su estratégica posición en los conflictos con los castellanos y erigiéndose como enclave fronterizo de gran importancia.

A finales del siglo XV los Reyes Católicos conquistaron la ciudad y los cristianos reconstruyeron la ciudad añadiendo a la arquitectura árabe toques barrocos y renacentistas.

En el siglo XVIII se construyeron los dos monumentos más característicos de la ciudad, el Puente Nuevo y la Plaza de Toros. A raíz de estas construcciones comenzó a forjarse la imagen actual de la ciudad y la serranía en la que está ubicada. Imagen que ha traspasado fronteras hasta llegar a impresionar a celebridades como Orson Welles o Ernest Hemingway.




Puente Nuevo

Mide 100 metros de altura y fue construido entre los años 1751 y 1793 en el desfiladero que ha creado el río Guadalevín.

En la base del puente hay un arco de medio punto por debajo del cual discurre el río, y encima, llegando hasta la parte más alta de la profunda garganta, otros tres arcos más que forman el camino que une las dos partes de la ciudad.


A principios del siglo XVIII se construyó el primer puente, pero este se derrumbó en 1741, matando a medio centenar de personas.

Cruzando el puente y callejeando un poco se llega a un camino por el que se puede bajar al Tajo y hacer unas fotos espectaculares del puente: panorámica del Puente Nuevo.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...