15 de octubre de 2018

Blogparade - Mitos en Alemania


Hace unos meses los blogueros hispanos que nos encontramos en Alemania comenzamos a realizar una serie de entradas temáticas, Blogsparade. En esta ocasión os vengo con la tercera propuesta que se ha lanzado. Viene de la mano del blog Romundeando y vamos a tratar el tema de los mitos alemanes; esas cosas que siempre hemos escuchado de ellos y comprobaremos si se cumplen o no.

He hablado en diferentes entradas sobre algunos de los mitos que tenemos sobre los alemanes, pero en esta ocasión vamos a hacer un vistazo general.

Antes de empezar quiero aclarar que aquí vamos a generalizar mucho, mucho. Está claro que no todos los alemanes cumplirán los mitos que vamos a nombrar. Y por supuesto, esto es algo muy subjetivo. Os voy a hablar desde mi experiencia. Igual en otras partes de Alemania o incluso en otro barrio de mi misma ciudad, se dan circunstancias diferentes u opuestas.


Aquellos que se cumplen:

- Lo estrictos que son a la hora de cumplir la burocracia. El papeleo, en todos los países, siempre es pesado, pero en Alemania hay que rellenar miles y miles de formularios. Y no puede faltar ni uno solo. Todo tiene que ir colocado tal y como está especificado, sin una cruz de menos o de más.

- Sentido del humor. No voy a decir que nulo, pues sería mentira. Mejor dirá extraño o diferente. Te puedes reír con los alemanes, por supuesto, y hay gente muy graciosa, pero por lo general, su sentido del humor es un poco diferente al nuestro, y algunas veces eso puede chocarnos y parecer que no tienen gracia, o hacer que para ellos tú no la tengas.

-Chanclas con calcetines. Sí. En verano todas las que quieras. Y cuanto más estirados estén puestos los calcetines y más blancos sean, mejor.

-Beben mucha cerveza. Otra verdad gigante. De hecho, el agua es más cara que la cerveza. Con eso lo digo todo.

-Racismo. En general, muy general, creo que puedo decir que los alemanes no son racistas. Quitando esa extrema derecha, AfD. Yo nunca me he sentido excluida por ser extranjera, pero también debo decir que soy de España. Creo que hay un racismo por países: los turcos, rumanos, polacos… de esas nacionalidades sí que he escuchado comentaros despectivos. Pero voy a ser sincera, nada que no haya escuchado en España con anterioridad. Por lo que si no considero mi país y mi gente como un país racista, no puedo decirlo de Alemania, donde he escuchado comentarios muy similares.


Los que no se cumplen:

8 de octubre de 2018

Los francos - Introducción

Los francos eran un pueblo germano que se originaron mediante la unión de diferentes tribus que habitaban en la orilla este del Rin, pues recordemos que este río hacía de frontera natural entre el Imperio Romano y los pueblos bárbaros.

Para poder entender el origen de los francos debemos retroceder hasta el siglo III.

No se tienen muchos datos sobre cómo se fundó este pueblo. Pero nos ha llegado un libro escrito por Gregorio de Tours llamado “Historia francorum”. Data del siglo VI y en el se narra un supuesto origen de este pueblo, pero muchos historiadores advierten que los datos que aquí se recogen no se pueden tomar como prueba histórica, pues muchos de las cosas que narra, más que hechos reales, son mitología.

Los datos históricos que sí se aceptan dicen que alrededor del siglo III los francos se dividían en dos grupos, a saber:

Francos salios, que se ubicaban en el valle inferior del Rin, lo que sería actualmente el noreste de Alemania hasta llegar a los Países Bajos.

Francos ripuarios, se encontraban en el Rin medio, por los alrededores de la actual Koblenz.

No se sabe cuándo ocurrió, pero en algún momento de la historia estos dos grupos se unieron en un solo pueblo.

Desde el año 250 el pueblo franco había entrado en conflicto con el Imperio Romano y un grupo atravesó toda la Galia, cruzó los Pirineos y una parte se asentó en la actual Tarragona, donde permanecieron durante una década.

Otro grupo de los que comenzaron esta excursión sureña continuó su incursión, construyeron barcos y se dedicaron a navegar por el Mediterráneo, por las costas de África y asaltaron todos los barcos que se encontraban.

A mediados del siglo IV, y después de unas cuantas batallas a sus espaldas, una parte de los francos que se había quedado en las orillas del Rin llegaron a un pacto con el Imperio Romano. Se les concedió una buena parte de la provincia de la Galia donde podrían habitar y establecerse sin ningún problema, con la condición de que les ayudasen a defender las fronteras del imperio en contra de los ataques de los otros pueblos bárbaros que aún les seguían atacando. Y así fue como los francos pasaron a ser “foederati” de Roma.


Esta alianza fue bastante fructífera y duró muchos años. Los francos se hicieron un pueblo muy fuerte y por eso, cuando el Imperio Romano comenzó su decadencia, aprovecharon el momento para extender sus fronteras hacia el resto de la Galia, haciendo que los visigodos permaneciesen al otro lado de la frontera natural que forman los Pirineos.

El jefe que lideraba a los francos en esta expansión del territorio se llamaba Meroveo, de donde proviene el nombre de la dinastía de los merovingios: unos reyes que tuvieron muchísima importancia, entre los que se encuentra Clodeveo I. Pero de ellos hablaremos en la siguiente entrada de historia dedicada a esta dinastía, los merovingios.


El pueblo franco tiene una historia muy larga, empieza en la Edad Antigua y continúa en el tiempo hasta llegar bien entrada la Edad Media. Así que aún nos queda mucho que ver de este apasionante pueblo que ayudó a darle forma a lo que actualmente conocemos como Europa.

________ 

Esto tan solo ha sido una pequeña parte de lo que es la historia de Alemania, aún queda mucho que contar y mucho que aprender. ¿Te vienes con nosotros de viaje al pasado?

¡Un saludo!



2 de octubre de 2018

Hartz IV / Arbeitslosengeld II



Hartz IV es el nombre coloquial del Arbeitslosengeld II, una ayuda social que concede el gobierno alemán a las personas que no tienen unos ingresos mensuales mínimos para subsistir.

Para poder solicitar esta ayuda debes de haber agotado las prestaciones por desempleo, el Arbeitslosengeld I, es decir, el paro. Una vez que esta ayuda acabe debes de cumplir una serie de condiciones para que te las concedan, aunque tampoco es seguro que lo hagan.

Las condiciones son:

- Debes de estar en edad de trabajar, es decir, tener entre 15 y 67 años.

- Hay que tener un permiso de trabajo en Alemania. Los españoles, al ser europeos, estamos exentos.

- Tienes que haber estado empadronado en Alemania como mínimo desde hace tres meses.

- Debes de haber trabajado como mínimo 1 año. También se puede solicitar con 6 meses de trabajo, pero la ayuda solo te la darán por 6 meses. Si no has trabajado siquiera medio año, no te la van a conceder.

- Debes cobrar menos de 750€ al mes y no tener una cantidad alta ahorrada, la cual no se especifica, pues depende de muchos factores, como los miembros que tenga la familia.


La ayuda consiste en:

- Regelbedarf. Es una prestación monetaria mensual. Los casados que vivan con la pareja recibirán alrededor de 370€ cada uno. Y si se tienen niños también se da una ayuda extra, pero depende de la edad del hijo, para menores de 6 años es de 240€, para menores de 14 de unos 300€. Para los menores de 18, de algo más de 300€ y para los menores de 25 de unos 330€.

- KdU Kosten der Unterkunft und Heizung. Esta ayuda incluye el pago del alquiler del piso y de la calefacción. El agua y la electricidad no están incluidas.

Esta ayuda monetaria depende de lo grande que sea piso y los miembros de la familia. Pero si tu piso no cumple con unos estrictos requisitos, puede que no te cubran todos los gastos o que te obliguen a cambiarte de piso.

- Krankenversicherung. Tener un seguro médico es obligatorio en Alemania y esta ayuda cubre este pago.

Estas son las ayudas principales, pero también pueden cubrir los gastos de un abogado, el transporte público, al menos una parte, entre otras cosas, y en el caso de las familias con hijos se pueden añadir otros suplementos.


25 de septiembre de 2018

Napola – Elite für den Führer



Nombre original: Napola – Elite für den Führer 
Dirección: Dennis Gansel 
País: Alemania 
Año: 2004 
Género: Drama 
Duración: 115 


Reparto: 
Max Riemelt como Friedrich Weimer. 
Tom Schilling como Albrecht Stein 
Devid Striesow como Heinrich Vogler 
Justus von Dohnanyi como Gauleiter Heinrich Stein 
Michael Schenk como Josef Peiner 
Florian Stetter como Justus von Jaucher 


En Napola se nos cuenta la historia de Friedrich, un joven alemán de 16 años apasionado del boxeo que tiene la oportunidad de entrar en uno de los colegios más selectos de la Alemania nazi. Friedrich acepta encantado, pues piensa que en ese lugar podrá llegar a ser alguien grande.

Pero no pasa mucho tiempo hasta que descubre que la rectitud que imponen y las ideas que allí se imparten no son lo que él creía.

En esta película nos adentramos en un aspecto de la Segunda Guerra Mundial y del régimen Nazi poco conocido como es la formación de la juventud en las ideas del partido.

20 de septiembre de 2018

Sighisoara


Sighisoara es una ciudad rumana ubicada en el distrito de Mureș. Se encuentra en la zona centro-norte del país, dentro de lo que se conoce como la región de Transilvania.

Tiene una población de unos 28.000 habitantes, pero esto va en disminución.

Es una de las ciudades medievales mejor conservadas de toda Europa y en el año 1999 fue incluida en la lista de la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad.


Fue fundada entre los siglo XII y XIII por los sajones transilvanos, un pueblo alemán que fueron invitados a poblar el sudeste de lo que en aquel entonces era el Reino de Hungría a cambio de defender la frontera. Comenzaron a construir esta población encima de un fuerte romano llamado Castrum Sex, a la que denominaron Segesvár.

Nunca fue más importante que el resto de ciudades de los alrededores, pero sus habitantes la cuidaron con esmero.

La ciudadela, de la que aún se conservan una gran parte de los edificios, está rodeada de una muralla defendida por catorce torres, actualmente solo quedan nueve. Estas torres llevan el el nombre del gremio que las usaba, el cual también estaba encargado de su mantenimiento y defensa.

Todo Rumania, y mucho más esta región, Transilvania, están íntimamente relacionada con la leyenda de Dracula, pero esta ciudad es especial, ya que aquí nació Vlad Tepes, del que se dice, Bran Stoker, tomó la inspiración para crear a su personaje.

Aunque pueda parecer mentira, en Sighisoara no han aprovechado ese importante dato para darle promoción a la ciudad. En cambio, son sus edificios y su aire antiguo medieval, lo que hace que los turistas visiten esta población.

La estación de tren se encuentra a pocos minutos de la ciudadela.




Cetatea Sighisoarei - Ciudadela de Sighisoara

El mayor atractivo turístico de Sighisoara es perderse por las calles que se encuentran dentro de los muros de la ciudadela. Hay algunos puntos de interés que ahora vamos a señalar, pero, sin duda, lo mejor es pasear por las callecitas y descubrir sus rincones.



Turnul cu Ceas - Torre del Reloj 

Esta torre se encuentra en una de las puertas de la ciudad y es la que se suele utilizar para entrar dentro de la ciudadela.


Tiene 64 metros de altura y data del siglo XIV.

En el interior hay dos museos: el Museo de Armas y la Sala de Torturas. Y desde la parte de arriba de la torre se tienen unas grandes vistas de toda la ciudad.



Algunas de las torres más interesantes, esparcidas a lo largo de la muralla que rodea la ciudadela son: la torre Cositorilor, la de los Herreros (Turnul Fierarilor), la de los carniceros (Turnul Macelarilor), la Torre de los Tintoreros o la Torre de los sastres.


Casa de Drácula

Es la casa de nacimiento de Vlad III, posteriormente conocido como Vlad Tepes, que traducido al español sería Vlad el Empelador.


El nombre de Drácula proviene por el apodo de su padre, Vlad Dracul, “Vlad el Dragón”, pues pertenecía a “La Orden del Dragón”, y por eso a Vlad III se le conoció como Dracula, “Hijo del Dragón”.

13 de septiembre de 2018

Expresiones regionales

Hace unos días una de mis compañeras de trabajo me sorprendió con dos frases hechas que me dejaron pensando durante un rato.

Estábamos en el trabajo y alguien había traído varias tartas gigantes, de esas que les gusta hacer a los alemanes. Ella estaba cortando los trozos, me pidió que le pasase mi plato y al ir a poner un trozo dijo una frase muy curiosa.

—A ver, con cuidado, que no recibas una suegra malvada.

Sus palabras fueron “böse Schwiegermutter”, y yo me quedé con cara de no haber entendido nada de lo que estaba ocurriendo.

Luego me contó que es una frase hecha, como algunos en España dicen que si te barren los pies no te vas a casar. Pues en Alemania tiene esta frase, cuando alguien te pasa un trozo de comida y al ponerlo en el plato el trozo vuelca y se queda de lado, significa que tendrás una suegra malvada…


He preguntando a más alemanes si conocen esta frase, pero a casi nadie la sonaba, así que creo que es algo regional. Pero aun así me ha parecido de lo más curioso.

Las clases de alemán no acabaron ahí. Había otra tarta, esta era bastante inestable, y como solo teníamos un cuchillo me preguntó que si el trozo podía ir “zu Fuß”, es decir, andando.

Y me volví a quedar mirándola con cara de no saber qué me estaba contando.

Resulta que cuando alguien te dice eso te está preguntando que si puede darte el trozo con los dedos: el pan, un trozo de tarta, una pieza de fruta…

Esta última expresión también la he preguntado. La conocía mucha más gente que la otra, pero no todo el mundo, así que en este caso no sé si es regional o no…

¿Vosotros las conocíais? ¿Os atrevéis a preguntarle a los alemanes que conozcáis sobre estas frases para que podamos saber en qué regiones se dicen?

¿Os sabéis alguna frase regional que solo se usa en el lugar en el que vivís?

________

El alemán es un idioma muy rico, tiene una gran cantidad de palabras y de expresiones que muchas veces desconocemos. Para descubrirlas solo tienes que pinchar en este enlace: Peculiaridades del alemán.

¡Un saludo!


7 de septiembre de 2018

Die Gemüse - Las verduras

Una de las cosas más básicas que tenemos que aprender en cualquier idioma es la comida. En una entrada anterior ya vimos cómo son las frutas en alemán y en esta ocasión vamos a echarle un vistazo a las verduras.

Hay millones de verduras, y algunas de ellas seguro que ni siquiera sabemos sus nombres en español, así que he hecho una pequeña selección de las verduras más comunes, y sus plurales.

Como siempre, he optado por no hacer las traducciones al español. A mí me gusta asimilar el nombre de algo con una imagen, pienso que es una manera más efectiva de aprender un idioma, y más con este tipo de vocabulario, que se puede explicar muy bien de manera visual.


(Pinchad en la imagen para verla más grande)


Para ayudarnos con el aprendizaje he añadido la pronunciación de todas las palabras, en algunas de ellas hay un asterisco, es porque tienen alguna letra que se pronuncia de una manera especial.

Las umlaut (ä, ö y ü), las “z”, las “sch” tienen un sonido que no existen en español y por más que intente escribirlo, es imposible que pueda plasmar en letras el sonido. Pero os dejo algunos trucos que ya hemos visto con anterioridad para intentar aprender a pronunciarlos de forma correcta.


Espero que os haya servido de ayuda. Yo he aprendido algunas verduras de las que desconocía su nombre, incluso en español me cuesta identificar un apio, un nabo o un puerro.

________

Todos aquellos que no hemos aprendido el alemán desde pequeños sabemos lo difícil que puede resultar este aprendizaje, pero no es imposible, eso te lo aseguro. Pincha aquí para ver todas las lecciones que ya hemos visto.

¡No desistas! Al final lo conseguirás.

¡Un saludo!



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...