23 de julio de 2019

Soul Kitchen



Nombre original: Soul Kitchen.
Dirección: Fatih Akın.
País: Alemania.
Año: 2009.
Género: Drama y comedia.
Duración: 99 minutos. 


Reparto: 

Adam Bousdoukos como Zinos Kazantsakis. 
Moritz Bleibtreu como Illias Kazantsakis. 
Birol Ünek como Shayn Weiss. 
Anna Bederke como Lucia Faust. 
Pheline Roggan como Nadine Krüger. 
Lukas Gregorowicz como Lutz. 
Dorka Gryllus como Anna Mondstein 
Wotan Wilke Möhring como Thomas Neumann. 


“Soul Kitchen” es un restaurante que se encuentra en el barrio de Willhelmsburg, en Hamburgo. Su dueño, Zinos, está atravesando una época complicada: tiene un serio problema de espalda que le impide trabajar con normalidad; las deudas se le acumulan y no tiene dinero para pagarlas; su novia se marcha a Shanghái por trabajo, y aunque le ha pedido que se vaya con ella, él no quiere marcharse de Alemania; un inspector de sanidad le notifica que si no arregla el restaurante, se lo quitarán; y el nuevo cocinero que ha contratado le espanta la clientela con sus nuevas recetas.

Al verse en esa situación, Zinos decide que la mejor solución es dejarle el Soul Kitchen a su hermano, que acaba de salir de la cárcel por robo, y marcharse a China con su novia.

Pero la mala suerte le sigue allá donde va, en Shanghái le espera una desafortunada sorpresa, y al regresar a Europa, se encuentra con que la administración que ha llevado su hermano en el restaurante no ha sido la mejor. ¿Qué más cosas pueden salir mal? ¿Conseguirá Zinos sobreponerse a todos los obstáculos?


Vi la película por primera vez hace unos meses y me pareció muy curiosa. Tiene trazos de comedia, y las decisiones que toma el protagonista… la tragedia se ve venir, pero aun así, hay algo que me hizo reflexionar sobre lo que pasaba. Se nos muestran situaciones típicas de los personajes, vivencias cotidianas con problemas mundanos que a cualquiera podrían pasarle, y eso, de alguna manera, te acerca muchísimo a la historia.

Me gustó bastante, fue muy entretenida, y totalmente diferente a la típica película de comedia. Muy recomendable.

Sé que existe una versión doblada al español, pero no sé cómo será la calidad. Yo la vi en alemán, y aunque no me enteré de todo al 100%, no tuve problemas con seguir el hilo de lo que iba ocurriendo.

Muy recomendada.

Mi nota: 8,5/10.

________ 

Desgraciadamente el cine alemán no es famoso en el mundo entero, y debido a eso mucha gente se pierde grandes películas y series. Si no te quieres perder ninguna de estas obras pásate por esta página.

¡Un saludo!



18 de julio de 2019

Gante


Gante, Gent en flamenco, como más se suele ver, y Gand en francés, es una ciudad de Bélgica, capital de la provincia de Flandes Oriental en la Región Flamenca. Es la tercera ciudad más poblada del país, por detrás de Bruselas y Brujas, con 257.029 habitantes.


Está situada en la unión de los ríos Escalda y Lys. Algunos dicen que el nombre de la ciudad proviene de la palabra celta “Ganda”, que significa confluencia. Y es que se supone que esta población comenzó a crecer a raíz de la abadía de San Pedro, que se construyó justo en la confluencia de los dos ríos que atraviesan la ciudad. En la actualidad esta abadía lleva el nombre de abadía de San Bavón.

Por lo restos arqueológicos encontrados se sabe que la zona estuvo habitada por el hombre desde la prehistoria, pero no fue hasta la época romana que empezó a crecer de manera considerable.

Después de la construcción de la abadía de San Pedro, sobre el 630, el crecimiento de esta población fue exponencial. Unos años más tarde se fundó una segunda abadía, llamada Blandijnberg, que no ha llegado a nuestros días. La gente comenzó a asentarse alrededor de ellas y poco a poco la población fue tan grande y próspera que construyeron un puerto con actividad comercial.

Durante el reinado de Carlomagno, el emperador le proporcionó a la ciudad una flota para protegerla de los ataques vikingos de la época. Pero a pesar de todo Gante fue saqueada en el siglo IX en dos ocasiones. Poco después se construyó la primera fortificación de madera que estaba ubicada en el actual emplazamiento del Castillo de los Condes.

En los siglos XI y XII Gante se convirtió en un importante centro comercial, en especial gracias a las transacciones de lana con Inglaterra. En 1178 el conde Felipe de Alsacia reconstruyó la fortificación de madera en el Castillo de los Condes actual.

A principios del siglo XIV Gante se vio obligada a tomar partido en la Guerra de los Cien años, pues una gran parte de su economía venía del comercio con Inglaterra. Uno de los comerciantes de la ciudad, Jacobo de Artevelde, encabezó la resistencia contra el conde Luis de Nevers, vasallo del rey de Francia. En 1345 Artevelde, conocido como "el hombre prudente de Gante" llegó a un acuerdo con el rey inglés, Eduardo III. Sin embargo, en 1345, fue asesinado por los ciudadanos debido a que el rey no cumplió sus promesas. Parece un hecho poco trascendental, pero a día de hoy aún se denomina a Gante como "la ciudad de Artevelde". A raíz de esto Gante tuvo que renunciar a su pacto con Inglaterra y reconocer como soberano al rey de Francia, Felipe IV.

En el siglo XV Gante logró recuperar sus importantes privilegios gracias a la duquesa de Borgoña, María, pues su matrimonio con Maximiliano de Austria, trasladó a los Países Bajos la casa de los Habsburgo. El nieto de María y Maximiliano nació en Gante en el 1500. Se trata de uno de los emperadores más importantes de la historia de Europa: Carlos I de España y V de Alemania.

Carlos, hijo de Juana I de Castilla y Felipe el Hermoso, fue bautizado en la Catedral de San Bavón. Por aquel entonces Gante era una de las ciudades más importantes de Europa, a la altura de Londres y solo por detrás de París. Con el paso de los años, pocos se iban a imaginar que, ese niño que nació en los baños del Palacio de Prinsenhof, se iba a convertir en el soberano del que se diría que en sus tierras nunca se pone el sol.

Una pequeña curiosidad sobre su nacimiento: se cuenta que Juana, a pesar de su avanzado estado de gestación, insistió en acompañar a su esposo al baile que se daba aquella noche en el Palacio de Prinsenhof. En medio de la madrugada se tuvo que retirar al baño por fuertes dolores en el estómago, o eso se pensaba, y allí, en una letrina solitaria, nació el rey.

Muchos años más tarde, Carlos, que se encontraba enfrascado en duras batallas con los franceses y pidió ayuda económica en sus propios territorios. Muchos se negaron a ello, entre los que se cuenta la ciudad de Gante, y esto provocó su ira, pues consideraba aquella negación como un acto de rebeldía y traición. Así que, en 1537, marchó sobre Gante con cinco mil hombres. El ejército derribó las puertas de la ciudad y Carlos aplastó la rebelión con muchísima dureza. Gante perdió todos sus derechos, y los ganteses fueron humillados públicamente cuando la Campana Roeland, símbolo su independencia, fue bajada del Campanario Municipal. Gante pasó a ser una ciudad de segunda categoría y Carlos mandó ahorcar a una buena parte de los sublevados. Otros tantos fueron obligados a marchar por las calles con una soga al cuello mientras pedían el perdón y la clemencia del emperador.

A día de hoy a los habitantes de Gante se les conoce como los “stroppendragers”, que traducido del flamenco significa “los que cargan con la soga”. Y una de las fiestas grandes de la ciudad, el “Gentse Festeen”, comienza con una procesión en la que los hombres van descalzos y llevan una soga al cuello, en memoria de aquel suceso.


El declive económico de la ciudad a raíz de este hecho fue muy pronunciado, y empeoró durante el reinado de Felipe II. Debido a los graves problemas que había en buena parte de las ciudades de Flandes y los Países Bajos por las luchas entre los católicos y los protestantes. Mucha gente abandonó la empobrecida Flandes y se asentó en Inglaterra o en Alemania.

En 1817 el rey Guillermo I fundó la Universidad de Gante y construyó el canal de Gante Terneuzen. La ciudad comenzó a crecer y el número de habitantes se triplicó en el siglo XIX.

Uno de los mayores encantos de la ciudad es que mantiene ese encanto medieval, pues sobrevivió a las dos Guerras Mundiales sin sufrir ningún daño.


Qué ver en Gante:

La estación central se encuentra a un paseo largo del centro histórico, algo más de media hora caminando. Pero la ciudad antigua es bastante pequeña y su visita es asequible andando.





El Castillo de los Condes de Flandes, Gravensteen.

Se encuentra ubicado en mitad del río Lys, en pleno casco antiguo de la ciudad.

Tiene un aspecto imponente, pues es el único castillo medieval que queda en Flandes con un sistema de defensa que permanece casi intacto.


Su construcción comenzó en el siglo IX, pero a lo largo del tiempo fue ampliado en varias ocasiones, pues no solo fue la residencia de la nobleza, sino que también fue el lugar en el que se emplazó la Casa de la Moneda y la cárcel municipal.

Durante los siglos XVII y XVIII fue reconvertido en fábrica textil, y llegó a albergar en su interior las viviendas de los obreros. Esto hizo que su degradación se acelerase, y cuando fue comprado por el gobierno, en el siglo XX, tuvo que ser severamente reconstruido.

En su interior se pueden visitar las diferentes salas que lo componen, entre las que destaca la antigua Sala de Torturas, donde se exponen todo tipo de instrumentos de lo más macabros.


También es posible subir hasta la Torre del Homenaje. No es la más alta de la ciudad, pero, aun así, se tienen muy buenas vistas del casco antiguo de Gante.

Os dejo un enlace a la página donde podéis consultar horarios y precios.

1 de julio de 2019

Frases que son así II

Hace ya un tiempo comenzamos a ver diferentes expresiones que no se pueden traducir de manera literal del español al alemán. Frases que se dicen de una manera determinada y así es como uno tiene que aprendérselas.


Hoy vamos a seguir viendo algunas de esas expresiones.

Dies und das.

Aunque también lo he escuchado con dies und jenes.
Sería la expresión homónima de nuestra esto y aquello. Esto y lo otro.
Lo utilizan en el mismo contexto que nosotros y con el mismo significado. Hice esto y lo otro.


Pass auf dich auf.

Es la forma alemana de decirle a alguien “cuídate”.
"Buen viaje, ten cuidado."
El verbo es aufpassen, pero como es de los que se separaban el segundo auf es el que pertenece al verbo, el primer auf es la preposición y el dich sería el tú.


Mach es gut.

Pásalo bien, disfruta. Es una manera de despedirse de alguien y desearle que pase un buen tiempo. No se puede traducir de manera literal, pues sería “hazlo bien” y eso no tiene nada que ver con el significado real de lo que te están queriendo decir.


Schön dass ihr da seid.

Esta frase se dice al principio de las presentaciones, reuniones y demás encuentros. Sería como un “me alegro de que estéis aquí”.



Zu zweit, zu dritt, zu viert…

Esta es una de esas frases propias de un idioma que es complicado de traducir con exactitud. Es la manera de expresar que estamos dos, tres o x número de personas.
Vamos dos. Somos tres.
Wir kommen zu zweit. Wir sind zu dritt.


Acthung, fertig, los!

Preparados, listos, ¡ya!




Los gehts!

Esta es otra manera de dar comienzo a algo, sería algo así como nuestro “¡vamos!”.


Hay muchísimas frases de estas. Las que hemos visto en esta entrada son muy usadas por los alemanes en el día a día, ¿vosotros las utilizáis también? ¿Conocéis más frases parecidas?

________ 

El alemán es un idioma muy rico, tiene una gran cantidad de palabras y de expresiones que muchas veces desconocemos, pero para descubrirlas solo tienes que pinchar en este enlace: Peculiaridades del alemán.

¡Un saludo!




24 de junio de 2019

Corazón de tinta


Título: Corazón de tinta. 
Título original: Tintenherz. 
Autor: Cornelia Funke. 
Año de publicación: 2003. 
Editorial: Dressler. 


En una noche de tormenta, un misterioso individuo aparece en la casa de Meggie y Mo, su padre, para advertirles sobre un hombre llamado Capricornio. Al día siguiente, y sin muchas explicaciones, Meggie y Mo emprenden un viaje para visitar a la tía Eleanor, que tiene una biblioteca enorme llena de libros, algunos de ellos de incalculable valor. Aquí, Mo esconde el libro sobre el que gira toda la historia. Un libro que leyó en multitud de ocasiones, hace ya muchos años, y que ahora es el centro de una sorprendente aventura en la que Meggie tendrá que desentrañar el secreto que su padre tan insistentemente le quiere ocultar, la identidad de Capricornio y qué se esconde dentro de las páginas del libro. Sin embargo, esta trepidante aventura no está exenta de peligrosos, y la vida de la propia Meggie estará en juego.


Opinión personal:

Es uno de los pocos libros que he leído en alemán sin conocer previamente la historia. Lo hice como con los españoles: me lo recomendaron, leí la contraportada, me pareció interesante, y lo empecé.

Debo reconocer que ha sido una experiencia muy interesante y entretenida. No fue especialmente difícil de entender, pero la concentración que se tiene que tener para poder comprenderlo todo, me hizo ir mucho más lenta a como suelo leer. Es un libro gordo, pero la historia engancha, y estoy segura de que el mismo libro, en español, lo habría acabado en menos de la mitad de tiempo de lo que tardé en alemán.

Ahora que me puse a mirar datos, vi que, como es obvio, los nombres de muchos personajes los han traducido al español. Y digo que es obvio, porque en algunos casos dicen mucho sobre ellos, como es el caso de Lengua de Brujo que en alemán es Zauberzunge y Dedo Polvoriento, Staubfinger. Me sorprendió, un poco para mal, al principio, pero no porque no me guste la traducción, que la veo perfecta, sino porque lo leí en otro idioma, y estoy tan acostumbrada al Zauberzunge, que Lengua de Brujo me sonó muy extraño.

El libro está dirigido a un público juvenil, pero eso no quiere decir que los adultos no podamos disfrutar de él. La historia es intrigante, y el personaje principal, Meggie, cuenta las cosas de tal manera que uno se engancha casi de forma inmediata.

Aunque para mí, el personaje que más me atrapó fue Fenoglio. No quiero hacer spoiler, por si alguien no se lo ha leído, pero tiene la oportunidad de conocer a unas personas muy especiales para él, y yo, como escritora que soy, me encantaría poder tener esa misma experiencia.

Según he visto tiene dos continuaciones más, aunque no puedo imaginarme qué podrá ser, porque la historia acaba bastante cerrada. No sé… igual historias paralelas de los personajes…



¿Habéis leído este libro? ¿Qué os pareció?

Mi nota: 9/10.

________

Si quieres leer más reseñas de libros alemanes pincha en este enlace: Biblioteca.

¡Un saludo!



10 de junio de 2019

Machismo

Nunca me he sentido discriminada en Alemania, ni por ser mujer ni por ser extranjera, pero creo que eso se debe a que vivo en una pequeña burbuja de comodidad. En mi trabajo todas somos mujeres, incluida la jefa, por lo que no hay margen para el machismo. Sin embargo, el otro día me ocurrió una cosa que me dejó un poco trastocada, y me quedé pensando durante unos segundos que aquello no podía ser así.

Mi marido y yo nos casamos en España el año pasado, los dos somos españoles, y hace unos días fui al ayuntamiento de Colonia para modificar nuestro estado civil e inscribirnos como casados.

Por teléfono me dijeron que era muy sencillo y que no hacía falta que fuésemos los dos. Así que pedí cita y me fui con los papeles que me dijeron que debía llevar. Me tocó una señorita muy maja. Miró que todo estuviese en orden, hizo una copia de los documentos y me entregó un papel con los datos modificados.

—Estos son los papeles oficiales de su marido —me dijo.

Le di las gracias y esperé a que me diese los míos, pero cuando vio que no me levantaba me dijo que ya estaba. Que ya me podía ir.

—Pero, ¿y mis papeles? —pregunté confusa.
—Está todo ahí —me dijo señalando los documentos.

Le di las gracias y me levanté pensando que me habría dado lo de los dos, pero… en el papel estaban todos los datos de mi marido: nombre, fecha y lugar de nacimiento, nacionalidad… todo. Y en negrita una frase que decía que con dicho documento se testifica que cambia de estado, que pasa de ser “soltero” a “casado”. Todo eso en más de media página.

Seguí leyendo, y al final, en tres líneas, aparece mi nombre, algunos datos míos, en una letra micro minúscula, y en negrita mi nuevo estado: “esposa”.

Cuando lo vi me quedé bastante sorprendida. A él le cambia el estado civil a “casado” y a mí me asignan la etiqueta de “esposa”. A mí no se me modifica el estado civil, sino que se me añade al final de la página, en pequeñito.

Me indigné bastante, la verdad. No me parece que sea una manera justa de tratar a las personas. Me sentí como un agregado, casi como si acabase de obtener el recibo en el que se especifica mi pertenencia a mi marido.

4 de junio de 2019

Palabra de la semana I

Hace tiempo comencé a subir en mis redes sociales una palabra curiosa que había aprendido hacía poco. Llevo viviendo en Alemania desde el 2012, me he sacado el C1 con una nota aceptable, pero aun así, todavía hay días en los que tengo que preguntar el significado de una palabra. Y es que, los idiomas nunca se dejan de aprender.


Así que, para tener todas esas palabras juntas, que en su gran mayoría no van a ser palabras de “exámenes”, sino esas que salen en el día a día, empiezo esta nueva sección: Palabras de la semana.

Pero antes de empezar os dejo un enlace a un apartado del blog que os puede ser útil para conocer trucos con los que aprender a pronunciar bien el alemán. Están en la parte de abajo, son las entradas que ponen “Pronunciación”.



Es un verbo que se utiliza cuando queremos decir que alguien se está riendo de nosotros. Cuando nos están tomando el pelo.
Willst du mich veräppeln?

Veräppeln. Veräppelnd. Habe veräppelt.

Su pronunciación sería algo así: fér é peln. Pero tened en cuenta que las ä no son exactamente una e. El sonido sería algo así como poniendo los labios en posición de e, pero decir una i.

Es la versión suave del verbo verarschen, ese seguro que lo habéis escuchado más.



Esta palabra proviene del verbo flicken, que significa remendar. Por lo que un Flickschuster puede ser un zapatero, ya que repara/remienda los zapatos. Pero también tiene otro significado más “callejero”, pues se puede utilizar para decir que algo es un remiendo o una chapuza. Algo que ha sido arreglado, así, más o menos, pero que no está perfecto.

Su pronunciación sería: dea flíck­schus­ter.

No sé si estas palabras: remiendo y chapuza, se utilizan en más sitios aparte de España. ¿Cómo lo decís en vuestros países?


Es un verbo de lenguaje coloquial que se utiliza cuando alguien toma cosas de otras personas, de forma continua, aprovechándose de la amabilidad y nunca las devuelve o lo compensa de ninguna manera. Tiene una connotación un tanto negativa.
En especial se utiliza con comida o cigarros.

En español tenemos un verbo que va perfecto, un sinónimo exacto: gorronear.
De hecho, aprendí esta palabra: schnorren, buscando el homónimo alemán de nuestra palabra gorronear.

La persona que lo hace es, si es un hombre, un Schnorrer o, si es mujer, una Schnorrerin.

Su pronunciación aproximada: sch no ren. Más o menos fácil siempre y cuando nos manejemos con las sch.

28 de mayo de 2019

Martin Luther


Martín Lutero, en alemán, Martin Luther, nació el 10 de noviembre de 1483 en Eisleben, actual Sajonia-Anhalt, en lo que era el Sacro Imperio Romano Germánico. Murió el 18 de febrero de 1546 en la misma ciudad.

Fue un teólogo y fraile católico agustino que impulsó una reforma religiosa en la que se inspiró la Reforma Protestante, así como la doctrina teológica y cultural llamada luteranismo.

Nació con el nombre de Martin Luder en una familia muy humilde. Fue el hijo mayor de nueve hermanos del matrimonio entre Hans y Margarethe Luder, Ziegler de soltera. Se dice que recibió una educación, por parte de sus padres, muy estricta, algunos hablan de palizas y castigos realmente severos. Cuando Lutero cumplió un año su padre fue contratado en una mina de Mannsfeld, lo que hizo que la situación económica de la familia mejorase un poco y Lutero fue enviado a diferentes colegios, pues su padre deseaba que en el futuro ocupase un cargo político importante.

En 1501, con dieciocho años, entró en la Universidad de Erfurt y se matriculó en la carrera de Derecho. Cuatro años más tarde, durante un viaje para visitar a su familia, fue sorprendido por una tormenta eléctrica. La situación se complicó tanto que creyó que moriría y, aterrorizado, le suplicó a la patrona de los mineros, santa Ana, que le salvara: si lo hacía, prometía hacerse cura. Sobrevivió a la tormenta, y cumpliendo con su palabra ingresó en el convento de los agustinos de Erfurt, decisión con la que su padre estaba completamente en contra.

Poco tiempo después entró en la Universidad de Wittenberg y estudió Teología, en la que se doctoró en 1512. Desde que comenzó a ejercer como profesor en la universidad se mostró muy crítico con la situación de la Iglesia católica del momento: la suntuosidad con la que vivía una buena parte del clero, en especial los miembros que se encontraban en la parte alta de la jerarquía, y que las bulas eclesiásticas, documentos que daban la indulgencia a los creyentes por pecados que habían cometido, se pudiesen adquirir a cambio de una buena suma de dinero.

Un año más tarde Juan de Médicis inició su pontificado bajo el nombre de León X y comenzó una recaudación de bulas eclesiásticas para reconstruir la basílica de San Pedro de Roma. Los ánimos comenzaron a caldearse, y la disconformidad del pueblo y algunos príncipes ante los privilegios de los que gozaba la Iglesia católica fueron en aumento. Inspirado por las palabras de San Agustín, "lo que la ley pide, lo consigue la fe", Lutero redactó sus conocidas “Noventa y cinco tesis”, y el 31 de octubre de 1517 las clavó en el sitio más visible de Wittenberg: la puerta de la iglesia de Todos los Santos. En este texto exponía con claridad y determinación su disconformidad y condena ante una buena parte de la política de la iglesia. La primera tesis estaba escrita en latín, pero la tradujo al alemán para que el pueblo entero pudiese entenderla, y gracias a la imprenta se extendió con rapidez por todo el país.


A raíz de este incidente tuvo que comparecer en varias ocasiones ante la iglesia para retractarse de sus palabras, sin embargo, siempre se negó a hacerlo. Al final, el Papa León X lo declaró hereje y el 3 de enero de 1521 fue excomulgado. El emperador Carlos I de España y V de Alemania le declaró proscrito, ordenó la quema de todos sus escritos y prohibió la práctica de la nueva fe que Lutero y sus seguidores habían iniciado.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...