11 de mayo de 2021

Helados

A pesar de que ya llevo viviendo unos cuantos años en Alemania hay una costumbre de este país a la que no termino de adaptarme: comer helados cuando hace sol, sin importar el frío que haga.

No sé si será algo típico de todo el país, si solo se hace en mi ciudad o es exclusivo de mi barrio, pero en cuanto salen unos rayitos de sol se puede ver a la gente por la calle con el helado. Da igual el frío que haga: hay sol, es hora de helado. Será cosa mía, pero a mí no me apetece nada uno cuando estamos a 5 grados. En cambio, he llegado a ver gente con uno haciendo malabarismos para que no se le cayese con los guantes y no mancharse la bufanda. No sé, es un concepto que no me termina de pegar. Guantes y bufanda son sinónimos de chocolate caliente. Para mí un helado es igual a calor y verano. No lo asocio a que haya sol, sino a una temperatura alta, que es cuando me apetece algo fresquito.


Al lado de mi casa hay una heladería bastante famosa y los días en los que hace sol, a partir de marzo y hasta octubre, que es cuando abren, siempre se forman colas. Y en los fines de semana, como haya un par de rayitos, puede haber una cola inmensa, de bastantes metros, muchos, algunas veces hasta desmoralizante, que piensas, «mejor me voy a la heladería de al lado, no están tan buenos, pero no tengo que echar media mañana esperando».

En estas últimas semanas de tiempo loco, un día hace frío, otro calor, sale el sol o se pone a llover, he visto casi todos los días a alguien con un helado. Yo voy embutida en mi abrigo, pensando en una taza de algo caliente, cuando me cruzo con esa persona, toda feliz con su helado. Y aunque ya no me sorprende, me sigue sorprendiendo que a alguien le apetezca comerse un helado con temperaturas que no llegan a los 10 grados, pero oye, hace sol, y cada cual que haga lo que quiera.

Decidme, ¿vosotros habéis visto estas situaciones? ¿También os choca? O quizá soy yo la única a la que le parece raro…


Atención: Para aquellos que recibís las notificaciones por correo cada vez que subo una entrada, el servicio que utilizo deja de funcionar, con lo que los correos no van a ser enviados más a partir de julio. De momento no tengo elegido otro sistema de notificaciones por correo automática, así que, si no os queréis perder ninguna entrada, os recomiendo que me sigáis en alguna de mis redes sociales, ya sea Facebook o bien en Instagram, donde siempre anuncio cuando hay una entrada nueva.
Siento las molestias.


________

¿Curioso? ¿Interesante? ¿Descabellado? Los alemanes nunca van a dejar de sorprendernos, siempre habrá algo nuevo que descubrir. Si quieres conocer más "alemanadas", esas costumbres de los alemanes que nos resultan curiosas, échale un vistazo a esta página.


Un saludo.




6 comentarios:

  1. He de decir que a mí es algo que también me llama la atención. Alucino lo de comer helado con guantes. Pero he de reconocer que este año, cuando salió un poquito el sol en marzo (hacia mini calor ehh nada de guantes) me comí mi primer helado de la temporada. Ansias diria yo. :)

    También me sorprenden las enormes colas y lo baratos que son aquí los helados (si los comparo con Valencia, por ejemplo).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas, Marta.

      Te pudo las ansias del buen tiempo, jejeje
      Ya me han dicho dos veces que los helados en Alemania son más baratos que en España, y yo no me había fijado en eso, a ver si puedo viajar pronto a España y comparo precios.

      Un saludo.

      Eliminar
  2. Pues no conocía esta costumbre, creo que a mí tampoco me apetecería comer helado por la calle si tengo que ir con guantes, aunque dentro de un centro comercial sí he comido helado en invierno algunas veces. Las heladerías en China no sé cómo aguantan el invierno, si tradicionalmente para los chinos el frío mata xD De hecho, las personas mayores dicen que incluso en verano no se pueden comer cosas frías, hay que comerlas calientes para luego no pasar frío en invierno. (Ni idea de qué lógica/ciencia hay detrás de esto).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas, Marta.

      Creo que leí alguna entrada tuya en la que hablas del frío en China. ¿Era también algo relacionado con el postparto?
      Por aquí los alemanes sí que toman cosas frías en verano, pero hay muchos tuscos y nunca dejaré de sorprenderles al verlos con los termos de té caliente en los parques en verano. Se supone que es mejor, porque así uno no gasta energía calentando la bebida, pero no sé, eso tampoco me convence.
      Yo soy de algo frío en verano y caliente en invierno.

      Un saludo.

      Eliminar
  3. Ah, y yo también he visto lo de las notificaciones por correo, uhmmm, no sé con qué se puede sustituir... Blogger va de capa caída, jajaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que todavía no me he puesto a investigar mucho qué solución puede haber. Pero sí, parece que Blogger ya no es lo que era xD

      Eliminar

¡Buenas!

¿Te ha gustado esta entrada? ¿Te ha parecido interesante? ¿Estás en desacuerdo? ¿Tienes algo que aportar sobre este tema?
Yo os cuento mis experiencias, y todo aquello que me parece digno de mención sobre este país, ¿te animas a compartir tu opinión y experiencia con nosotros?
Siempre me alegro cuando veo nuevos comentarios, así me da la sensación de que no hablo conmigo misma...

Muchas gracias por leerme y por comentar.

PD: Es posible que algunas veces los comentarios den fallos. Escribís, lo enviáis y luego no aparece... No lo he borrado, es un error que da Blogger y no consigo averiguar que es. Si la entrada no es muy antigua podréis encontrarla en la página del blog en Facebook, allí podéis escribir también.

¡¡Un saludo!!