21 de abril de 2014

Más confusiones con el idioma

Ya hemos visto algunas palabras que crean equivocaciones y con ellas situaciones curiosas, en este tiempo he estado recopilando más historias y aquí os van unas cuantas.


Uno de mis amigos es profesor de español en la universidad. Su alemán está bien, pero dado que su trabajo es enseñar y hablar en español hay bastantes cosas que se le escapan.
En una de las clases estaban hablando de algunas comidas típicas en España y quiso decir que los mejillones son algo que se come por allí. Quien sabe que fue lo que hizo su cerebro para crear tal asociación, si fue como lo mío con la nutte y none o que, pero él del todo convencido soltó sin dilaciones que:
En España nosotros comemos “Muschi”.
Que suena bien, ¿verdad? Da el pego si no sabes que eso no es precisamente mejillón.

Sus alumnos, para su desgracia si que lo sabían, y en cuanto dijo la palabra se comenzaron a partir de risa.
Será la pronunciación, pensaba. Así que lo intentó con un poco más de ahínco remarcando bien la “sch” - --- MuSCHi
Y de nuevo las risas…
Muschi, Muschi, Muschi.
Se pasó un rato con el tema, que en España comemos Muschi. Y siempre le seguían las risas.
Ya en un momento vio que algo raro estaba pasando, así que lo dejó pasar y cambio de tema. Pero se quedó con la intriga, ¿a que venían las risas? ¿porqué les hace gracia a los alemanes que comamos “mejillones”?. Así que al terminar la clase le preguntó a una de las alumnas el por qué de todas esas risas.

Y es que veréis, realmente no iba del todo desencaminado, mejillones en alemán es Muschel. El problema es el significado de Muschi… Esta palabra es la forma más vulgar que existe en alemán para referirse al aparato genital femenino… ¡coño! Exactamente.

Si total, Muschel, Muschi, mejillones, almejas… Creo que alguien necesita revisar sus conexiones cerebrales de forma urgente o quizás un desfogo… (también urgentemente).


Una situación parecida la vivió nuestro profesor de alemán. Estaba en una clase de adultos donde asisten mujeres turcas que no saben alemán, así que estaban dando las cosas más básicas, empezando con el idioma desde el principio.
Para su pequeño/gran bochorno en el tema preposiciones hay un “falso amigo” bastante peliagudo.
A parte de que lo entendiesen él intentaba que lo pronunciase de la mejor forma posible. Así que comenzó vocalizándolas todas bien. Todo iba sobre ruedas hasta que llegó a “am”
- A ver, señoras, digan todas juntas “am”.
A lo que todas las señoras respondieron con una sonora carcajada.
Mi pobre profesor no sabía que era tan gracioso, pues imaginaros la situación. Unas 25 mujeres de 40 años para arriba partiéndose de risa, de ti, y tú sin saber de que va la cosa.
Él, sin amilanarse, volvió a intentarlo.
- A ver, por favor, digan todas “am”.
Pero nada, que no dejaban de reír.

Al final una de las mujeres se apiadó y aguantándose la risa consiguió, con mucho esfuerzo, articular las dos letras.
Y el profesor siguió.
- Bien, bien, decidlo cada una. “Aaaaammmm”
Así se pasó un par de minutos hasta que cada una había repetido la palabra.
- Y ahora todos juntos, venga, “Ammmmm”

Pero nada, todas volvieron a comenzar a reír. Con lágrimas en los ojos otra de las mujeres se volvió a apiadar de mi profesor.
Resulta que lo que estaba intentando con tanto ahínco que las mujeres dijesen es también una palabra en turco, que curiosamente significa, de nuevo, coño.
Y ahí estaba mi profesor, diciendo “coooo-ñññooooo” con todas sus letras, bien pronunciado y vocalizado.


Hace poco otro amigo nos contó como fue el segundo encuentro con la familia de su novia. Ya sabemos todos que con esto de las suegras siempre hay que tener un poco de mano izquierda, pero en este caso era todo un poquito más complicado pues la familia de la novia no es alemana y no manejan del todo bien el idioma, así que las confusiones y malentendidos están casi más que asegurados.
El ambiente estaba bastante distendido y el chico se animó a comentar:
- Una de las palabras con las que siempre me liaba cuando estaba aprendiendo al principio el alemán era “ficken”
Y lo dejó ahí, sin más. Y se quedó más ancho que largo.

Para quien no lo sepa, eso significa “follar”, así tal cual. Así que imaginaos las caras de todos los familiares de la novia allí reunidos. Todos se miraban entre si sin saber muy bien que decir.
De pronto la suegra empezó a asentir y a reírse con fuerza.
- ¡¡Si!! ¡A mí también me pasaba! ¡Siempre que quería decir “fliegen” (volar) me salía la otra! Me alegra saber que no soy la única a la que le ha pasado.

Y así señores, así es como uno se gana a la suegra. Aunque de haber salido torcido, podría haber acabado bastante mal.


La última me pasó a mi. Estaba con un paciente hablando de cómo arreglar el mundo y demás cuando salió la conversación de “Oye Irene, tienes un acento raro, ¿de dónde eres?” La cosa continuó en que el paciente había viajado alguna vez a España, a Madrid y a Barcelona, pero que le había gustado más la ciudad condal porque Madrid es muy “Schwul” o eso entendí yo…
¿Schwul? pensé, ¿homosexual? No sé... la verdad es que no entendí muy bien a que venía la cosa.
- Hombre, tampoco creo que sea para tanto. Hay homosexuales en todas partes, pero no me parece que Madrid sea famosa por eso. Vale que Chueca está en el centro de la ciudad, pero…
- ¿De que me estas hablando Irene?
- Que no creo que eso de los homosexuales sea una razón…
- ¿Quién ha dicho nada de “Schwule”?
- Ehhh… ¿usted?
- ¿Yo?
- Sí, ha dicho que Madrid es muy “schwul”.
- No… he dicho “Schwül”.
¡Ostras!

Por eso odio las malditas “umlauts” las diéresis alemanas, como yo no soy capaz de decirlas muchas veces no les presto atención, y hago como que no están. Y así se crean estas situaciones, ahora graciosas, pero en aquel momento fue un tanto bochornoso… al igual que la palabra “schwül” con diéresis, que es bochorno. Porque lo de los homosexuales no sé, pero nadie podrá negarme que Madrid tiene un clima un tanto bochornoso… 
Siempre he odiado estas dos palabras y su confusión, pues por desgracia esta no ha sido la primera vez que me ocurre…

En fin…

¿Alguna vez habéis vivido alguna de estas situaciones? ¡Contadnos!

________


El alemán es un idioma muy rico, tiene una gran cantidad de palabras y de expresiones que muchas veces desconocemos, pero para descubrirlas solo tienes que pinchar en este enlace: Peculiaridadesdel alemán.

Un saludo!!





8 comentarios:

  1. ¡Muy buen tema, divertidísimo! :-) Tengo mil historias... Por ejemplo, una vez que estuve en Cuba, me invitaron a una fiesta en una ciudad en el Oriente... Entro al patio y lo primero que veo es una mata con una papaya de tamaño espectacular, y exclamo - imitando el acento cubano y dirigiéndome a la anfitriona, una señora gordita de alrededor de 50 años - "¡Pero qué clase papaya tú tienes, Juana!" Sobra decir que el patio estaba lleno de invitados que se tumbaron al piso de tanta risa... Sentí que dije algo que no debía y me dirigí al amigo que me había llevado allá, mismo que estaba doblado de la risa y por poco y se hacía pipí en los calzones... Le pregunto: "¿Pero qué dije?" - "Nada, nada..." - "¿Eso no es una papaya?" - ya todos se estaban retorciendo a más no poder, la misma Juana casi no podía respirar - "Sí, es una papaya..." - "¿Entonces por qué se ríen?" - "Nada, nada, no te preocupes..." Total, sucede que "papaya" significa "coño" y a la fruta le llaman "frutabomba" :-) Pero lo que provocó la gran risa fue la imitación del estilo cubano...

    En otra ocasión, viajo a México... Salgo del aeropuerto y veo exactamente en el edificio de enfrente, con letras enooooooormes, escrito "PINGA"... Hasta solté las maletas por la sorpresa... Sucede que "pinga" en Cuba significa "pene" y yo me dije a mí misma: "¡Caray, qué groseros son los mexicanos, desde el aeropuerto se la están mentando a los extranjeros!" Sucede que en México "pinga" es "niña traviesa" y es una marca de calcetines - aunque estaba nada más el nombre, sin logo ni ninguna referencia a calcetines, el estilo y colores de las letras hacían referencia a la marca... Y otros muchos casos... ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas!! Por si alguna vez voy a Cuba, está bien saber que es allí una papaya...
      Es curioso que los dos ejemplos que pones son confusiones en el mismo español. Yo también he este tipo de cosas, incluso entre personas de la misma España, si ya nos vamos de país y continente todo se agranda un poco más.
      Sin duda esto se merece una entrada... me pondré a pensar.
      Un saludo!!

      Eliminar
  2. Jajaja muy bueno, me he reído y me acorde de una anécdota mia. Resulta que en Japones la manera muy arcaica de decir gracias, que es más, solo la usaban los samurái era "Katajikenai" y pues me pareció curioso y me la aprendí y la repetí tanto que se me quedo en el subconsciente. Bueno ya estando en Japón me perdí un día en Tokyo porque iba con mapa en mano y al meterme a un super salí por la puerta incorrecta y al leer el mapa, pues lo leí mal y camine unas 4 horas hasta caer en cuenta que bueno, estaba perdido...no habiendo de otra me acerque a una muchacha y le pregunte que como hacia para llegar a mi estación de tren, me explico y al terminar estaba tan agradecido y un poco asustado por estar tan lejos (Estaba en una prefectura diferente, de tanto caminar llegue hasta Saitama) le dije Katajikenai en lugar de Arigatou a lo que ella soltó una carcajada y decía entre resoplos "oh iiyo Samurai-kun" que es algo asi como "No te preocupes pequeño samurái"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Wow!! Has ido a Japón??? Que suerte, a mi me encantaría poder ir, será algo que haré alguna vez en mi vida.
      Que gracioso lo del samurai, seguro esa chica también ha contado esta historia un par de veces.
      Un saludo!

      Eliminar
  3. Hola Irene ! Me encanta Esta entrada Te cuento que mi esposo es Suizo y yo cubana y cuando fue a conocer a mis padres en casa (el primer día ) mi mama tenia en el Sofa unos lindos Cojines bordados por ella y Johann le dijo : Señora Magaly que hermosos Cojones tiene ! Te imaginas la cara de mi familia en especial la mi padre ? todo el mundo doblados de la risa ! saludos mil !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas Idalmys! Mi amigo, el profe de español, también ha tenido que hacer esa corrección en más de una ocasión, puntualizando que es con "i" no con "o".
      Tuvo que ser una situación divertida :D
      Un saludo!!

      Eliminar
  4. Hallo Irene me parece muy interesante esta página. Tu me podrías aconcejar algún método para aprender éste idioma. Trabajo aquí desde hace un año y la verdad no puedo costearme un profesor, tan solo lo que encuentro por Internet y poco más. También creo que la edad influye a la hora de aprender. Bueno un saludo y felicitarte por esta página.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas!!
      Puedes probar a hacer un Tandem, algún alemán que quiera aprender español y que a cambio te ayude con el alemán. O quizás la página Busuu, para aprender idiomas pueda serte de utilidad. Pero de todas formas, no hay nada como un profesor. ¿Has probado con los cursos de integración? No son nada caros, algunos hasta creo que son gratis. Quizás puedan serte de ayuda.
      Un saludo!!

      Eliminar

¡Buenas!

¿Te ha gustado esta entrada? ¿Te ha parecido interesante? ¿Estás en desacuerdo? ¿Tienes algo que aportar sobre este tema?
Yo os cuento mis experiencias, y todo aquello que me parece digno de mención sobre este país, ¿te animas a compartir tu opinión y experiencia con nosotros?
Siempre me alegro cuando veo nuevos comentarios, así me da la sensación de que no hablo conmigo misma...

Muchas gracias por leerme y por comentar.

PD: Es posible que algunas veces los comentarios den fallos. Escribís, lo enviáis y luego no aparece... No lo he borrado, es un error que da Blogger y no consigo averiguar que es. Si la entrada no es muy antigua podréis encontrarla en la página del blog en Facebook, allí podéis escribir también.

¡¡Un saludo!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...