30 de abril de 2013

Cheetos y Matutano

Frustración…
Una terrible y dolorosa frustración es lo que siento cada vez que me apetece comer “guarrerías”. Entendámoslas como esos productos poco sanos y con un muy escaso valor nutritivo con un sabor muy fuerte y característico, llenos a reventar de edulcorantes y colorantes que por lo general suelen venir en bolsas engañosas llenas de aire donde casi de forma casual ha ido a parar una patata, un gusanito o cualquiera de sus variantes, españolas, claro está, porque aquí en Alemania  en lo que a variedad se refiere deja mucho que desear.
Si vas a cualquier supermercado, en la sección de “guarrerías” podrás encontrar, por supuesto, todo tipo de patatas fritas, en todas las formas y sabores conocidos e incluso también en los aún inexplorados. Las Kartoffeln no pueden faltar nunca jamás.
A su lado está instalado el área del chocolate, que quien dice al lado, dice en frente, pero eso sí, la variedad de chocolates que hay le hace una buena competencia a las patatas, de hecho, hay tantos tipos que hasta Willy Wonka se sentiría perdido y sin saber muy bien que coger. Nutella y Kinder son los reyes del chocolate en Alemania. Aunque es que se lo han ganado a pulso, crean una adición tan grande que por un momento llegas a olvidarte de que lo que tú querías era otra cosa.
Por allí cerca andarán las galletas, por supuesto muchas con chocolate, de galletas no puedo decir nada, hay suficiente variedad como para pasarte un rato decidiendo a cual de ellas vas a secuestrar.
Los frutos secos también andan por los alrededores, es aquí donde la cosa empieza a perder fuelle, hay panchitos, cacahuetes, una mezcla de todo y algunas cosas más. Pero no mucho más.
Después encontramos las chucherías, que suelen empezar y en muchos casos acabar, con Haribo ¡¡Haribo macht Kinder froh und Erwachsene ebenso!! 


En su defensa diré que se pueden comprar cajas a reventar de gominolas de todos los sabores, y por lo general, no suele ser muy caro. Una perdición, pues la tienes ahí en la estantería y te los ositos te llaman desde dentro, que digo llamarte, te gritan para que te acerques, abras la tapa para preguntar que quieren y ya estás perdido…


Con esto acabamos de enumerar todo lo que hay en esta sección. Pero claro, tú te quedas con una interrogación en la cabeza, y te preguntas que donde han metido el resto. Así que das vueltas por el supermercado buscando los Cheetos. Cuatro rondas más tardes ves en una estantería las Pringles. Si eso está ahí, los Bocabits no pueden estar muy lejos!! Piensas con esperanza… aaaa…  iluso de ti, pues ¿qué son, en esencia, las Pringles? Patatas, por supuesto, y ¿dónde van las patatas? En el primer grupo… si, has vuelto al punto de partida, mierda.
No busques más, no pierdas el tiempo, tan solo vas a conseguir frustrarte, por mucho que lo intentes los Chotazos, digo, Pelotazos, no consiguieron atravesar los Pirineos.
Gusanitos… fritos… doritos y un largo etcétera.
Señores de Matutano, por favor, hagan campaña con Mercadona y piensen que quizás con un poco de esfuerzo puedan hacer felices a muchos españoles que están más allá de sus dominios.

Maldita sea, después de esto me han entrado unas ganas horrorosas de comer cheetos pandilla… con lo ricos que están esos fantasmillas… ains!!!

Saludos!!
 

5 comentarios:

  1. jajajajaja, llevo un buen rato riendome. Yo soy un gran fan de los Doritos, cuanta mas guarreria llevan mejor y aqui lo llevo fatal.
    Otra cosa que tambien se echa de menos son las pipas. Aqui solo las venden con la comida para pajaros.
    Para mi estas son las cosas que suelen venir en la maleta junto con el chorizo.
    Salu2.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que yo también voy a empezar a meter los Fritos y los Cheetos junto con el jamón y el queso :S

      Eliminar
  2. Jejeje Por Escocia también triunfan los Haribos y sí, en cuanto a variedad de "guarrerías" dejan mucho que desear, echo de menos mis Lays receta campesina con su bolsita verde llena de aire y con cuatro patatas dentro, pero qué patatas mmmmm

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las campesinas no... pero las de al punto de sal están tremendas. De esas si que hay aquí, pero lo que daría por unos Cheetos pandilla... agh!!!

      Eliminar
  3. Yo reconozco que las guarrerias esas no me llaman nada, así que cuando vivía en Alemania no las echaba de menos, con mis Gummibärchen y mis tabletas de chocolate era feliz!! Schönen 1. Mai!

    ResponderEliminar

¡Buenas!

¿Te ha gustado esta entrada? ¿Te ha parecido interesante? ¿Estás en desacuerdo? ¿Tienes algo que aportar sobre este tema?
Yo os cuento mis experiencias, y todo aquello que me parece digno de mención sobre este país, ¿te animas a compartir tu opinión y experiencia con nosotros?
Siempre me alegro cuando veo nuevos comentarios, así me da la sensación de que no hablo conmigo misma...

Muchas gracias por leerme y por comentar.

PD: Es posible que algunas veces los comentarios den fallos. Escribís, lo enviáis y luego no aparece... No lo he borrado, es un error que da Blogger y no consigo averiguar que es. Si la entrada no es muy antigua podréis encontrarla en la página del blog en Facebook, allí podéis escribir también.

¡¡Un saludo!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...