15 de marzo de 2018

Magdeburg


Magdeburg es la capital del estado de Sachsen-Anhalt (Sajonia-Anhalt). Se encuentra ubicada en las orillas del río Elba, a unos 150 km al suroeste de Berlín.
Tras la Segunda Guerra Mundial quedó en el lado soviético y fue una importante ciudad para el
gobierno de la RDA, pero tras la caída del Muro de Berlín la población fue disminuyendo de manera considerable. Actualmente su número de habitantes es de unos 230.000.
La matrícula de los coches inscritos en esta ciudad tienen las letras MD y el prefijo telefónico es el 0391.
Por los restos que se han encontrado en los alrededores de la ciudad sabemos que el emplazamiento en el que se encuentra Magdeburg fue poblado desde el neolítico. Aunque el primer escrito en el que aparece el nombre de esta ciudad data del año 805.

En aquellos tiempos se la conocía como Magadoburg. No se sabe con exactitud de donde proviene el nombre. Unos dicen que viene de las palabras magaþ, un adjetivo que utilizaban los pueblos germanos para designar algo grande, poderoso. Y la palabra burg, castillo.
Es decir, castillo poderoso.

En cambio, otros aseguran que proviene de la palabra Magd, que en alemán antiguo significaba mujer
virgen. Por lo que el nombre de la ciudad sería el castillo de la virgen. Y teniendo en cuenta el escudo de la ciudad, una mujer y un castillo, diría que esta suposición no está muy desencaminada.

A principios del siglo X el emperador Otón I el Grande fundó un convento benedictino que unos años más tarde, en el 968, se convirtió en arzobispado. Esto hizo que la importancia de Magdeburg fuese en aumento y que los arzobispos de la ciudad pasaran a tener el título de príncipes electores.

En el siglo XIII se formó el llamado Derecho de Magdeburgo, Magdeburger Recht, un derecho urbano feudal que regulaba la actividad económica, los derechos de propiedad, la vida sociopolítica y el estado estamental de los ciudadanos.

A finales del siglo XIII pasó a formar parte de la Liga Hanseática y fue en ese entonces cuando el Derecho de Magdeburgo se expandió a las ciudades de los alrededores como método jurídico.

En 1524 todas las iglesias de la ciudad se unieron a la Reforma de Lutero, menos la catedral, que siguió siendo católica. Esto hizo que Magdeburg se convirtiese en el centro de la Reforma y durante ese tiempo se la llamó “la cancillería de Nuestro Señor”.

Durante la Guerra de los Treinta Años fue sitiada por los suecos de Tilly y por la Liga Católica y en 1631 la consiguieron asediar. Esto dio lugar al llamado “Saqueo de Magdeburgo”, término que se refiere al sitio, saqueo y la matanza de la gran parte de los protestantes de la ciudad a manos de los invasores.

Magdeburg quedó desolada, poco a poco diferentes pueblos fueron emigrando a la ciudad y la reconstruyeron casi desde cero.

La reconstrucción que realizaron los prusianos fue la que llevó a la ciudad a ser de nuevo un centro importante de comercio, pero durante la Segunda Guerra Mundial fue severamente bombardeada y el centro de la ciudad quedó prácticamente destruido.

Cuando el conflicto bélico terminó quedó en la zona oriental, bajo el gobierno de la República Democrática de Alemania. Durante estos años fue uno de los centros industriales más importantes de la Alemania oriental, pero tras la reunificación alemana se consideró que ni las empresas ni la industria eran competitivas y al final tuvieron que cerrar.

La estación central se encuentra en el centro de la ciudad, a pocos minutos andando de la zona turística.



Dom St. Mauritius und Katharina.

La catedral se ubica en el antiguo emplazamiento de una abadía dedicada a San Mauricio, financiada por el emperador Otón I el Grande y terminada en el año 937. Tras la victoria en la Batalla de Lechfeld este emperador quiso demostrar su poder político y en el 955 se comenzaron las obras de la catedral.


Esta iglesia sufrió un gran incendio en 1207 y se consumió hasta los cimientos. Dos años más tarde el arzobispo Albercht II mandó construir una nueva catedral en un estilo gótico francés, la primera que se hacía en Alemania.
Se terminó de construir a principios del siglo XVI y aunque ha sido saqueada en más de una ocasión aún conserva piezas valiosas en su interior.

Delante de la catedral, en la plaza, se encuentra el Magdeburger Reiter, el caballero de Magdeburgo, una obra de estilo gótico realizada en el siglo XIII.



Grüne Zitadelle.

La ciudadela verde es un edificio construido en el 2005. Fue diseñado por el arquitecto Friedensreich Hundertwasser y es, sin duda, un lugar de lo más singular.


A pesar de su nombre, este complejo edificio es rosa y está decorado con diferentes objetos, que junto con las infinitas curvas de su fachada lo hacen único.


En su interior hay un hotel, diferentes comercios y viviendas. El paso no está restringido al público y los patios interiores son visitables.




Kloster Unser Lieben Frauen.

Este convento fue fundado en 1017. A lo largo de los años fue reconstruido y en 1129 se le dio el estilo románico actual.


Alter Markt – Mercado viejo.

El mercado viejo es el centro histórico de Magdeburg y durante la Segunda Guerra Mundial fue lo más bombardeado. A excepción del ayuntamiento no quedó nada en pie.



Wallonerkirche y Petrikirche

Estas dos iglesias se encuentran a orillas del río Elba, en un paseo llamado Schleinufer.
Las dos fueron muy dañadas durante de la Segunda Guerra Mundial y tuvieron que ser reconstruidas.

Petrikirche

Opinión personal:

Magdeburg me pareció una ciudad muy tranquila. Puedo imaginarme que la vida en esta ciudad es bastante agradable.
No hay grandes monumentos que ver, aunque quizás se me pasó algo, pero la Grüne Zitadelle me resultó muy curiosa. Nunca había visto ninguna construcción parecida y estuvimos durante un rato largo por allí explorando el interior.
Si estáis por la zona y no tenéis que desviaros mucho merece la pena visitar la ciudad.
¿Hay alguien por ahí que viva en Magdeburg? ¿Cómo es la vida aquí?
________

Alemania es un país lleno de lugares con encanto que esperan ser descubiertas; grandes urbes, pequeñas ciudades y pueblos que parecen estancados en el tiempo. ¿Te animas a descubrirlas con nosotros?

¡Un saludo!


2 comentarios:

  1. Nos ha fascinado la información de esta ciudad. Al final sólo conocemos las grandes capitales de Alemania. Gracias!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Buenas! Alemania es un país lleno de lugares asombrosos, y muchos de ellos poco conocidos. Hay algunos pueblos que parecen sacados de los cuentos de nuestra infancia. Seguro que en este enlace podéis encontrar más sitios fascinantes: https://alemaniaentrebastidores.blogspot.de/p/ciudades-alemanas.html

      ¡Un saludo!

      Eliminar

¡Buenas!

¿Te ha gustado esta entrada? ¿Te ha parecido interesante? ¿Estás en desacuerdo? ¿Tienes algo que aportar sobre este tema?
Yo os cuento mis experiencias, y todo aquello que me parece digno de mención sobre este país, ¿te animas a compartir tu opinión y experiencia con nosotros?
Siempre me alegro cuando veo nuevos comentarios, así me da la sensación de que no hablo conmigo misma...

Muchas gracias por leerme y por comentar.

PD: Es posible que algunas veces los comentarios den fallos. Escribís, lo enviáis y luego no aparece... No lo he borrado, es un error que da Blogger y no consigo averiguar que es. Si la entrada no es muy antigua podréis encontrarla en la página del blog en Facebook, allí podéis escribir también.

¡¡Un saludo!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...