10 de marzo de 2014

Campo de concentración de Sachsenhausen

El campo de concentración de Sachsenhausen se encuentra en la ciudad de Oranienburg, en el estado federado de Brandeburgo a tan solo 35 km de Berlín.
Fue construido en el año 1936 por los nazis donde se confinaron y eleminaron a más de 30.000 personas, todos ellos opositores de la causa o gente no perteneciente a la raza aria.
Cuando la IIGM acabó y este lado del país quedó en el lado soviético, el campo de concentración se reabrió, pero en este caso fueron militares y funcionarios del III Reich  los que acabaron en él. Durante los cinco años que estuvo en funcionamiento murieron más de 12.000 personas.



Comenzó siendo un lugar de confinamiento de presos políticos, pero con el paso del tiempo muchos judíos, polacos, gitanos y homosexuales acabaron aquí.
En principio no se le considera como un campo de exterminio, pues carece de cámaras de gas, pero muchos prisioneros fueron fusilados y otros tantos de miles murieron en trabajos forzados.

¿Os suena la película “Los falsificadores”? Es una historia basada en hechos reales que ocurrieron en este campo de concentración.
140 judío seleccionados en los diferentes campos de concentración que se extendían por Alemania fueron elegidos por sus conocimientos en arte de la imagen, como puedan ser fotógrafos o dibujante. Y bajo órdenes nazis llevaron a cabo una de las más complicadas falsificaciones monetarias de la libra británica.
Es una película bastante buena, ganadora de un Oscar en el 2008 a la mejor película de habla no inglesa. Muestra bastante bien lo que aquí ocurrió, así que si queréis verla mejor que no os destripe como acaba. Si la vais ver no leáis los dos siguientes párrafos SPOILER.
A pesar de que la tecnología de la época no estaba muy avanzada, este grupo de judíos consiguieron falsificar la libra británica. Una vez que cumplieron su función iban a ser devueltos a Auschwitz para ser eliminados, pero para salvar sus vidas pidieron permiso para falsificar los dólares americanos. Después de lo que habían logrado con las libras, el permiso les fue concedido y así consiguieron permanecer en Sachsenhausen. Cuando el final del III Reich se acercaba estos presos fueron enviados a Ebensee con la intención de gasearlos, pero las tropas estadounidenses interceptaron los camiones y los presos fueron liberados.
La falsificación de los dólares no terminó por completarse, pero las libras falsas que se habían fabricado eran exactamente iguales a las verdaderas. Para encubrir lo realizado, camiones alemanes tiraron las libras en lagos y ríos de los Alpes, pero un tiempo después los habitantes de los alrededores encontraron los billetes y comenzaron a distribuirlos por Europa. Como estos daban el pego el banco británico tuvo que cambiar el dibujo de las libras. La verdad es que no sé porque no las quemaron en lugar de tirarlas a un río…


En abril del 45 los soldados soviéticos tomaron el campo de concentración y unos meses después este volvió a ser reabierto como el Campo especial número 7 de la policía soviética, y bajo su mando presos políticos, miembros o simpatizantes del partido Nazi, o funcionarios del III Reich fueron aquí confinados. Muchos de ellos murieron por enfermedad o inanición.



En 1950 el campo fue cerrado de forma definitiva. Quien sabe realmente las atrocidades que aquí ocurrieron.
Durante unos cuantos años fue restaurado y en 1993 fue abierto al público para su visita. No es que haya quedado mucho en pie, así que si se visita es recomendable hacerlo con un guía, o una audio-guía, que se puede conseguir allí.
Dentro del campo hay varios monumentos en memoria de todas las personas que allí murieron.




Mapa del campo de concentración de Sachsenhausen

El hecho de que este lugar sea triangular es para así tener un total dominio de todo el terreno desde las tres esquinas.


Horarios:
Del 15 de marzo al 14 de octubre: todos los días de 8:30 a 18:00 horas. 
Del 15 de octubre al 14 de marzo: todos los días de 8:30 a 16:30 horas. 
Y los lunes cierran los museos que hay dentro.

Precios:
La entrada es gratuita.
La audio-guía cuesta 3€, pero es muy recomendable pues como ya digo hay bastantes ruinas.

Como llegar:
La mejor forma de hacerlo es desde Berlín, con las líneas regionales RE5, RB12 o el S1, en cualquiera de los tres hasta la parada de Oranienburg, que es el pueblo donde se encuentra.
Una vez en la estación tan solo hay que seguir las señalizaciones, no tiene pérdida. Se tarda como un cuarto de hora en llegar andando.

En las inmediaciones del campo de concentración no hay ningún bar o restaurante, así que lo mejor es comer algo en algunos de los pocos restaurantes que nos encontramos en el camino o llevarnos algo. La visita puede ser larga, tres horas como mínimo.


Creo que os he dado suficientes datos para que os hagáis al menos una pequeña idea de lo que aquí se vivió, de todas formas, una imagen vale más que mil palabras.

 
La inscripción famosa de todos los campos de concentración. "Arbeit macht frei". El trabajo os hará libres.

Zona neutral. Se abrirá fuego sin ningún aviso.

Estos edificios eran la enfermería y el hospital

El muro exterior y las vallas interiores, una de las cuales estaba siempre electrificada.


Aquí puedes ver más ciudades comentadas: Ciudades alemanas.


Opinión personal: No es que sea el lugar más bonito que ver, y la gente sensible puede pasarlo mal, así que si lo sois pensaros si queréis entrar, pues en algunos momentos puede ser duro.
De todas formas me parece una visita interesante. Hemos cometido muchísimas barbaridades a lo largo de la historia y ver los restos, casi tangibles, de lo que aquí pasó, hace que no te olvides de esa época que muchos quieren enterrar.
Ya digo que no es agradable, pero yo creo que merece la pena visitar un campo de concentración al menos una vez en la vida, este o cualquiera de los que aún se conservan.
Si se viaja a Berlín, y tenemos un poco de tiempo, tanto este lugar como la ciudad de Potsdam son dos buenos sitios para hacer una escapada.

Como curiosidad diré que yo he ido dos veces y tengo amigos que también lo han visitado, pues por ahora, nadie que conozca y que haya ido ha tenido un buen día allí. Parece que el tiempo se confabula para crear un ambiente deprimente o quizás sea que somos nosotros los que lo sentimos así.


¿Alguien ha venido alguna vez a este campo de concentración? ¿Qué le pareció?

________

Alemania es un país lleno de lugares con encanto que esperan ser descubiertas; grandes urbes, pequeñas ciudades y pueblos que parecen estancados en el tiempo. ¿Te animas a descubrirlas con nosotros? 


Un saludo!!


 



4 comentarios:

  1. Yo estuve en el 2010 en Berlin, y fui al campo de concentración. Como bien dices, no es un lugar recomendable para personas sensibles, pero es un lugar interesante. En un principio no queria ir, pero al final me decidí antes de volver a España. Pasé mas de 5 horas en el campo de concentración. Fui con la audio guía y la verdad que en algunos momentos lo pasé mal, hasta se me saltaron las lágrimas. Cuando salí de allí, me dije: "visto uno, vistos todos". No volveré a visitar un campo de concentración, pero no me arrepiento de haber estado allí. Creo que si haces una visita tranquiña sin prisas y observando a tu alrededor puedes sentir muchas cosas. Muy buen post, felicidades

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas Alba. Yo también fui con la audio guía y en algunos momentos también se me llegaron a saltar las lágrimas, es una visita triste.
      Es cierto que visto uno vistos todos, pero me gustaría mucho ir a Auschwitz, sé que lo pasaré mal, pero creo que tiene que ser una experiencia sobrecogedora.
      Me alegro de que te haya gustado la entrada :D
      Un saludo!!

      Eliminar
    2. No sé si sería capaz de ir a Auschwitz. Ese era el campo mas grande de concentración y por algunas fotos que he visto y gente que ha estado alli y me ha contado, demasiadas imágnes gráficas de aquel horror. Entiendo la parte de no ocultar la historia ni olvidarla para que no se repita, pero creo que en algunos casos se juega mucho con el morbo. En todo caso si va verlo, leeré su entrada con gusto.
      Un saludo.

      Eliminar
  2. Yo he estado hoy con un guia. Tremendo lo que alli se vivió! Llevo toda la tarde sin quitarmelo de la cabeza. Trabajos extremos. Recuento de personas ( porque eran personas) a temperaturas extremas y solo con un pijama, sin apenas comida, lavándose con agua de curcuito cerrado q cambiaban cada 15 días, acinados en barracones, probando en ellos efectos de drogas y medicaciones... matando a 3 ó 4 cuando uno moria electificado por intentar huir ( por no soportar esta alli dentro, casi era la mejor opcion )... que mas se puede hacer para degradar a una persona??? Y pasar por la zona de fusilamiento, los hornos crematorios!!! TREMENDO!!! Yo con el de hoy he tenido bastante. No se si es necesario visitar uno en la vida, yo no lo recomiendo.
    Saludos

    ResponderEliminar

¡Buenas!

¿Te ha gustado esta entrada? ¿Te ha parecido interesante? ¿Estás en desacuerdo? ¿Tienes algo que aportar sobre este tema?
Yo os cuento mis experiencias, y todo aquello que me parece digno de mención sobre este país, ¿te animas a compartir tu opinión y experiencia con nosotros?
Siempre me alegro cuando veo nuevos comentarios, así me da la sensación de que no hablo conmigo misma...

Muchas gracias por leerme y por comentar.

PD: Es posible que algunas veces los comentarios den fallos. Escribís, lo enviáis y luego no aparece... No lo he borrado, es un error que da Blogger y no consigo averiguar que es. Si la entrada no es muy antigua podréis encontrarla en la página del blog en Facebook, allí podéis escribir también.

¡¡Un saludo!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...