23 de noviembre de 2012

Festín bio de teutones

Una de las cosas más fascinantes de Alemania y su cultura, es la obsesión insana que algunos autóctonos sienten por lo bio.
Es algo que en España no está muy extendido, en los supermercados españoles no se suelen encontrar cosas con la etiqueta de “Bio”. Aunque tenemos los mercadillos, que muchas veces las cosas vienen directamente del campo.
- Desde aquí pido la expansión de Mercadona al resto del mundo, por favor señor Hacendado, piense en la plausible posibilidad de hacer felices a los españoles que estamos lejos de España -
En Alemania también hay mercadillos de esos de fines de semana, en los que podrás diferenciar con claridad si el dependiente es turco o alemán, si es turco oirás el tan familiar ¡Patatas a 1€ señora, a 1€! ¡El kilo de uvas a 2€! quieres probar un trozo de melón?
Por el contrario, si hablamos de alemanes tendrás que llamarles tu la atención para que te atiendan, eso de promocionar el producto a grito pelao va a ser que no.

Pero volviendo al tema, en todos los supermercados alemanes encontrarás un rinconcito donde están los productos bios. Sus características más destacables son 3, a saber:

1º Son productos sin tratar químicamente.
2º Solamente encontrarás cosas de temporada.
3º Valen más o menos riñón y medio. Incluso en algunos casos deberás pagar también un ojo.

Hay tiendas en las que solo venden cosas bio, muy sanas ellas y en las que te cobran hasta por respirar.
Algunas madres histéricas tienen la idea de que cualquier cosa que haya sido tratado químicamente es malo para su Kinder, así que el pobre teutoncito en cuestión es alimentado exclusivamente con productos bios. Con lo que volvamos a la segunda característica, solo de temporada, y ahora recordemos que aquí en invierno hace frío, lo que se traduce en que durante esta época del año el amplio abanico de frutas y verduras a elegir se condensa mayormente en patatas, col blanca, col roja, coles de Bruselas y coliflor, todo sumamente apetitoso y sabroso para los niños.

Al final, muchos de nosotros hemos terminado por comprar solo fruta y verdura que provenga de España y que se queden ellos con sus biopepinos!!!



Pero no os vayáis a pensar que es solo esto, no. Porque en estas tierras han llegado hasta el extremo de crear ropa, zapatos y material de oficina bio. Tiendas enteras llenas de todo tipo de artículos prácticos y/o inservibles, con la etiqueta correspondiente que los autoriza a provocar micro infartos cada vez que alguien observa el módico precio por el cual puedes llevártelos a casa.

Ya llevo un tiempo por estos lares y pensé que no me quedaba nada más bio por ver... pero los alemanes siempre tienen un as en la manga con lo que asombrarte y superarse a ellos mismos en absurdez. Lo último han sido los muebles bio.


Una encimera, un sofá, una lámpara... cualquier cosa que te imagines puedes encontrarla en esta tienda tan peculiar.
Alguien sería tan amable de explicarme en que se diferencia un armario de madera de un armario bio? porque a mi solo se me ocurre que sea comestible. Y como se puede llegar a hacer una lámpara de metal a base de materiales bio?
Nunca he entrado a esta tienda, pero si un cuaderno vale un riñón y por un kilo de tomates bio tienes que quedarte manco, no quiero ni imaginarme lo que debe de costar un sofá bio de tres plazas...
No sé, la verdad es que no termino de encontrarle un sentido a la existencia de estos muebles.

Como se puede tener una obsesión tan grande como para llegar a estos extremos?

Está claro que de nuevo volvemos a que es algo cultural, porque dudo mucho que tiendas de este tipo en España prosperaran mucho.

¿Alguna vez habéis comprado algo bio? ¿Habéis visto alguna tienda de este estilo digna de nombrar?


Saludos!!

 

4 comentarios:

  1. Buffff, el mundo bio... yo no soy ni mucho menos experto en esos extraños territorios pero siempre he pensado que suelen tender mucho a los extremos y eso es algo que nunca me ha gustado nada. Algunas de sus excentricidades me parecen totalmente fuera de lugar, pero oye... hay gente pa tó.

    ResponderEliminar
  2. Jajaja, de la comida bio... ¿por qué piensas que son tan sosos los alemanes? Porque comen demasiadas coles :S

    Lo de los muebles...ya es pasarse de bio, ni que fueran por ahí lamiendo los sofás, mesas, lámparas y otras cosas... o sí lo hacen? xD Lo único que se me ocurre es que hayan sido procesados sin productos químicos, es decir, barnices y/o lacas "bio", incluso quizás los restos de madera se los devuelven al bosque, para que haga de abono xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A lo mejor si que es posible que por eso sean tan sosos...
      Según he podido saber, un mueble bio es un mueble degradable, que si lo dejas a la intemperie podrá descomponerse.

      Eliminar
    2. Claaaaro, muy útil, te compras una mesita y un par de sillas para la terrazita y ale, un día te sientas y ya estan a medio descomponerse xD estan locos estos alemanes...

      Eliminar

¡Buenas!

¿Te ha gustado esta entrada? ¿Te ha parecido interesante? ¿Estás en desacuerdo? ¿Tienes algo que aportar sobre este tema?
Yo os cuento mis experiencias, y todo aquello que me parece digno de mención sobre este país, ¿te animas a compartir tu opinión y experiencia con nosotros?
Siempre me alegro cuando veo nuevos comentarios, así me da la sensación de que no hablo conmigo misma...

Muchas gracias por leerme y por comentar.

PD: Es posible que algunas veces los comentarios den fallos. Escribís, lo enviáis y luego no aparece... No lo he borrado, es un error que da Blogger y no consigo averiguar que es. Si la entrada no es muy antigua podréis encontrarla en la página del blog en Facebook, allí podéis escribir también.

¡¡Un saludo!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...