27 de noviembre de 2012

Subterráneo superficial

En general, hablando a grandes rasgos y sin profundizar mucho en el tema, podemos decir que el metro de este país es, dejémoslo en curioso.
El metro, en alemán U-Bahn, palabra acortada de Untergrundbahn, traducido al cristiano como tren bajo tierra, tiene en su mayor parte del recorrido la extraña manía de viajar por la superficie. Quizás en el centro de las ciudades si que haga honor a su nombre y vaya, como es lógico, bajo tierra. Pero en el momento en el que nos salimos aproximadamente 2cm de lo que se podría considerar como centro, el tren sale a la superficie para no retornar nunca más a sus orígenes. Es algo así como el Guadiana, ahora lo ves, ahora no lo ves.

Cuando estuve en Berlín había dos líneas del metro que se entrecruzaban y debido a unas obras se habían vuelto absolutamente locas, llegando al extremo de que sin bajarte del vagón eras cambiado de línea y para seguir en la misma dirección debías hacer un transbordo. Lioso, verdad? pues imaginaros la primera vez que me monté. Llegamos al punto en cuestión, dicen a saber que por los altavoces y el tren se mueve, pero no en la dirección que debería tomar, no, resulta que terminamos en la estación anterior... al final una buena mujer que chapurreaba el español terminó apiadándose de nosotros y nos llevó por el buen camino.

Aquí en Colonia la cosa se vuelve más rara si cabe, hay 11 líneas del metro, comúnmente denominadas con la "U" más el número de la línea en cuestión. Y extrañamente muchas veces he tenido que coger la U16 o la U18, como es eso posible si el número de ellas asciende a un total de 11?? En España, o al menos en Madrid, se nombran en orden, hasta la Circular tiene su propio número. Pero aquí no, aquí por extraño que parezca en los organizados cabezas cuadradas, los números de las líneas del metro son escogidos al tun tun, o al menos esa es la impresión que da. 


Si vemos el plano del metro de Colonia nos encontramos con la U1 y lo lógico es que después viniese la U2 pero no, la línea número dos no existe... luego vienen la U3, la U4 y la U5, gracias. Pero tras esta línea todo se vuelve un caos, los siguientes números no siguen un orden lógico para nada U7, U9, U12, U13, U15, U16 y U18.

Como es posible la existencia de este caos en un país tan organizado!? Siempre pensé que debía de existir una razón para esto. Y al final, dándole un poco al cabezo y fijándome en el plano, he podido averiguar que las líneas del metro que faltan son las líneas del S-Bahn...
Que es el S-Bahn? os preguntaréis. El S-Bahn o Stadtschnellbahn, mejor llamémoslo tranvía, es, en teoría, igual que el U-Bahn, con la diferencia de que va por la superficie... bien... pero el U-Bahn también va por la superficie... si, pero... pero... no sé, realmente no sabría decir en que se diferencian... bueno si, el S-Bahn tarda algo así como millones de años en llegar, se lo presupone rápido, por eso de schnell = veloz, pero en la realidad tarda lo mismo que el metro y además pasa por las estaciones cada 20 minutos.
Aunque a pesar de eso los números 8, 10 y 14 siguen sin emparejamiento… tengo curiosidad por saber que fue lo que les pasó.

Por otra parte, el centro de Colonia está muy bien comunicado con los barrios de alrededor, casi todas las líneas del U-Bahn tienen al menos un par de paradas en algún punto céntrico, por lo que puedes llegar a encontrarte con estaciones en las que se crucen hasta 4 líneas diferentes. Esto suena muy bien, y aquí funciona de lujo, pero me gustaría ver este sistema implantado en España.
Los andenes son como el doble de anchos que los de allí, cosa sin la cual este experimento nunca habría funcionado. Pues bien, las estaciones de metro tienen exclusivamente dos andenes, uno para cada dirección, obviamente, pero si por allí pasan 4 líneas, como se lo montan?... si, el caos. En hora punta se forma tal multitud que crees imposible que nadie pueda llegar a su destino, salir o entrar del tren, pero sorprendentemente no es así. Cuando las puertas del vagón se abren la muchedumbre se aparta y crean un camino despejado, tal cual hizo Moisés. Y de forma milagrosa todo se realiza con orden y sosiego. La gente que tiene que coger ese tren se encuentra en las primeras filas y conforme más tarde en llegar tu tren más te vas rezagando. Eso es coordinación señores!

Pero lo más curioso es la nula existencia de barreras y controles de tickets. Las maquinitas están en el propio andén y no solo eso, aquí en Colonia las encuentras también dentro del tren!! Al principio de venir no pude resistirlo, y viajé bastantes veces en negro, sin billete, pero es que estaba puesto tan a huevo... te quedas al lado de la máquina y cuando veas al revisor con la gorra roja fosforita venir, lo compras... aunque los muy malditos algunas veces iban de incógnito. Por suerte nunca me pidieron el billete y ahora ya no viajo en negro, ya viajo en blanco.

Como es posible que algo tan normal en las grandes ciudades como es el metro de para escribir tanto.


Un saludo!!


4 comentarios:

  1. Bueeeeno, bueeeno! Aventuras de Irene bajo tierra! Nunca he entendido la falta de coherencia en la organización del metro en algunas ciudades. Ganas de complicarse la vida. xD
    PD: Se echa en falta alguna fotico de los andenes. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pensé lo de la foto, no te creas, pero es que solo se ve mucha gente apelotonada esperando.

      Eliminar
  2. Jeje, creo que puedo tener una posible explicación de los saltos de número en las líneas (aunque no para que falte la 2, a no ser que fuera una línea que dejó de existir), en fin, a lo que iba: ¿Podría ser que algunas líneas de numeración alta en realidad fuesen como continuación de alguna otra línea?

    Me explico, en Barcelona se empezó hace muuuuucho tiempo, con una sola línea de metro, la L1, luego con el tiempo se sumaron un par más, las L3 y L5 (ole, aquí sólo cogían los impares xD), más tarde la L4 y la L2 no me acuerdo si la crearon o la renovaron hará unos 20 años, con lo que actualmente hay L1 a L5, peeeero de golpe salió la L9 y la L11, la 9 no sé qué le pasó, pero ha desaparecido (me temo que se quedó a medio construir :\), pero la L11 no es más que la continuación de la L4 por un extremo, donde tienes que cambiar de convoy. Podría estar sucediendo algo así en Colonia?
    Ah, y respecto a las estaciones donde se cruzan 3 líneas de metro, también hay alguna por aquí, aunque con el caos típico del mediterraneo =P Aunque si contamos las estaciones de ferrocarriles, trenes, tranvías y funiculares, el mapa es tan caótico que a saber cuantos cruces hay xD

    En fin, hasta aquí la locu-hipotesis de hoy.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. mmmm Pues pensándolo un poco y viendo el mapa del metro creo que tu hipótesis quedan descatada, son líneas que tienen principio y fin, cada una la suya. Pero buen intento xD

    ResponderEliminar

¡Buenas!

¿Te ha gustado esta entrada? ¿Te ha parecido interesante? ¿Estás en desacuerdo? ¿Tienes algo que aportar sobre este tema?
Yo os cuento mis experiencias, y todo aquello que me parece digno de mención sobre este país, ¿te animas a compartir tu opinión y experiencia con nosotros?
Siempre me alegro cuando veo nuevos comentarios, así me da la sensación de que no hablo conmigo misma...

Muchas gracias por leerme y por comentar.

PD: Es posible que algunas veces los comentarios den fallos. Escribís, lo enviáis y luego no aparece... No lo he borrado, es un error que da Blogger y no consigo averiguar que es. Si la entrada no es muy antigua podréis encontrarla en la página del blog en Facebook, allí podéis escribir también.

¡¡Un saludo!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...