25 de marzo de 2013

Controles en el metro


Si ya lo decían... y es que no se puede juzgar a nadie por su apariencia, ni a un libro por su portada, pues eso puede tener un resultado desagradable y doloroso, sobre todo para el bolsillo.

Como ya he dicho en alguna ocasión, en Alemania no hay tornos en los metros y uno puede entrar libremente con billete o sin él. Pero cuando optas por la aventura de viajar en "negro" tienes que ir con mil ojos y controlar las puertas, por si ves a los revisores entrar, poner pies en polvorosa. 
Aquí en Colonia las máquinas para comprar los billetes se encuentran también dentro de los mismos trenes, así que si los ves llegar puedes comprarlo en el momento.

Y es que veréis, los revisores van todos uniformados, con un abrigo azul oscuro que lleva a la espalda el nombre y logotipo de la Deutsche Bahn, que es el correspondiente alemán de RENFE. Aunque lo más característico de este uniforme es una gorra color rojo sangre visible desde el otro lado del andén, es como un cartel luminoso con luces de neón que avisa del inminente control de billetes. Es en estos momentos en los que se aprecia que no todos los alemanes están tan apegados a las normas como se les supondría, pues en un visto y no visto la cola para comprar los billetes ha aumentado de forma considerable. Parece mentira, pero al final va a resultar que no son tan horchatosos como quieren hacernos creer. De todas formas, y en defensa de la disciplina y buen hacer alemán, confieso que no son tantos como cabría esperar.

Hace un par de días, la Deutsche Bahn, abreviado con DB, se puso en huelga, si, aunque pueda parecer mentira en Alemania cuando los trabajadores de los transportes públicos no están contentos con algo también hacen huelga. Pues desde ese día X hay controles de billetes por todas partes, en un mismo día me lo han llegado a pedir hasta tres veces.
Lo mejor de todo es la imaginación y originalidad que le echan a la cosa. 
El lunes pasado, a eso de las 8.30, llegamos a una estación por la que pasan tres líneas y es justamente la anterior a Friesenplatz, uno de los puntos más céntricos de la ciudad. Y allí, en el andén había más de treinta revisores... el tren paró y entraron a destajo, llevándose a unos cuantos por delante, todo hay que decirlo, pues en ese momento a nadie le dio tiempo de ir a la máquina. Eso fue una encerrona en toda regla, parecían chacales acorralando a las pobres ovejas... y una vez que todo el mundo hubo enseñado el billete, los revisores salieron, las puertas se cerraron y el tren siguió su trayecto como si nada hubiese pasado, dejándome con una sensación rara en el cuerpo, como no sabiendo si lo que acababa de suceder era real o por el contrario aún seguía durmiendo...

Pero la mejor táctica, la más efectiva y despiadada, esa que no muestra compasión por nadie es la de poner a los revisores de paisano... ohhh... eso no se hace, es juego sucio y además hace mucho daño. Pues entras en el metro y ves gente normal, una madre con su hijo, una pareja de tortolitos, un chaval heavy con el pelo en la cara y los cascos puesto que va a su bola, un hombre de traje, unos amigos con sus perros (si, en el metro pueden montar los perros y me parece que no hay que pagar por ellos), unos ancianillos... Te sientas, te pones a mirar por la ventana y de pronto cuando el tren ya se ha puesto en marcha, ves al chaval de los cascos, el heavy que estaba sentado en el rincón, ahora está de pie en el pasillo, a tu lado, con la tarjeta de DB y sin que nadie se entere te está pidiendo el billete...

Y así señores, es como se destrozan los estereotipos de un plumazo, sin dejarles la más mínima posibilidad de volver a germinar. Chicos de pelos largos y chicas maquilladas de negro, vestidos con cadenas, botas de pinchos y camisetas de Rammstein, Blind Guardian, KISS o AC/DC trabajando como revisores de metro de incógnito...


Un saludo!!

 

6 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Por cosas como esta la gente te mira con mala cara, no es que les caigas mal, ni que estén enfadados con el mundo, tratan de buscar al revisor. Es como si wally se quitase su exótico traje, si ya de por si era difícil encontrarlo. Un espectáculo digno de ver la 'redada' de revisores, si llevabas billete claro. Pasate http://elrinconcuriosonumero7.blogspot.com.es/ (:

    ResponderEliminar
  3. Jajaja, así que te encontraste con el revisor del METAL! xD Por curiosidad, llevabas billete? Si no hay tornos, hay algun sistema para validar el billete o tienes que comprar uno cada vez? Aquí, en el metro, a veces te encuentras con un andén lleno de revisores y seguratas con sus lindos perritos, eso sí, sólo pillan a los que bajan ahí, o incluso los que quieren subir, pero el metro no espera... y si mientras te están pidiendo el billete se te escapa el metro, problema tuyo :S

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Llevaba billete :) utilizo muchísimo el transporte público y en algún momento me habría pillado.
      Hay una maquinita naranja donde puedes validar los billetes.

      Eliminar
  4. Lo de los perros viajando en el transporte público también lo he visto en la granbretaña, sobre todo en tren y bus; al principio me disgustó pero luego ví que tampoco era para tanto y se comportaban mejor que algunas personas.
    Salud.-

    ResponderEliminar
  5. Bufff si alguna vez voy a Alemania, compraré el billete siempre XDDD

    ResponderEliminar

¡Buenas!

¿Te ha gustado esta entrada? ¿Te ha parecido interesante? ¿Estás en desacuerdo? ¿Tienes algo que aportar sobre este tema?
Yo os cuento mis experiencias, y todo aquello que me parece digno de mención sobre este país, ¿te animas a compartir tu opinión y experiencia con nosotros?
Siempre me alegro cuando veo nuevos comentarios, así me da la sensación de que no hablo conmigo misma...

Muchas gracias por leerme y por comentar.

PD: Es posible que algunas veces los comentarios den fallos. Escribís, lo enviáis y luego no aparece... No lo he borrado, es un error que da Blogger y no consigo averiguar que es. Si la entrada no es muy antigua podréis encontrarla en la página del blog en Facebook, allí podéis escribir también.

¡¡Un saludo!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...