6 de octubre de 2016

Johann Sebastian Bach


Johann Sebastian Bach nació el 21 de marzo de 1685 en Eisenach, una ciudad del actual estado federado de Thüringen, Alemania.

Murió el 28 de julio de 1750 en Leipzig, en el estado de Freistaat Sachsen, Alemania.

Fue un compositor, organista, kantor y maestro capilla alemán. Considerado por muchos como el mejor compositor de todos los tiempos.

Johann Sebastian Bach nació en el seno de una familia de tradición musical. Hacía ya varias generaciones que los Bach se dedicaban a la música, y aunque ninguno de sus antepasados llegó a ser un famoso compositor, si que tenían el suficiente talento como para poder vivir de la música de manera holgada.

El amor que los Bach profesaba por la música no murió con Johann Sebastian, de esta familia salieron 7 generaciones de compositores dotados, y más de 50 de sus miembros fueron reconocidos en su tiempo.

Desde pequeños todos los Bach fueron introducidos en el mundo de la música, y en el caso de Johann Sebastian no fue distinto. Con pocos años su padre, Johann Ambrosius, se dio cuenta del talento musical innato que poseía su hijo y le instruyó en la música hasta que en 1694 el progenitor de los Bach murió y los dos niños pequeños de la familia, Johann Jacob y Johann Sebastian , fueron acogidos por su hermano mayor, Johann Christoph, que trabajaba como organista en Ohrdruf.

A pesar de que el sueldo de su hermano no era bajo no daba para pagar la manutención de todos los niños a su cargo, por lo que Johann Sebastian ingresó en el Gimnasium de Ohrdruf donde se dice que terminó sus estudios dos años antes que el resto de sus compañeros.

En 1700 se marchó a Lüneburg, pues había sido aceptado en el coro infantil de la Ritterakademie. Aquí recibiría un sueldo suficiente para su manutención. Pero su estancia en Lüneburg fue muy corta, a los pocos meses de llegar la voz de Johann Sebastian cambió y dejó de ser apto para cantar en el coro infantil. Por ello tuvo que ganarse la vida como músico acompañante. También impartió clases de violín.

Para continuar con su formación musical se trasladó durante un tiempo a Hamburgo, donde se puso bajo las órdenes de Adam Reincken, uno de los más reputados violinistas de aquellos años.

Durante esta época frecuentó a menudo la corte de Celle, donde se comenzó a familiarizar con la música francesa. En estos años escribió su primera cantata.

En 1703, cuando tenían 18 años fue admitido como violinista en la corte del duque de Weimar. Y pocos meses después fue nombrado organista en la ciudad de Arnstadt.

El cargo de organista no terminó de entusiasmar al joven Bach y poco tiempo más tarde dejó el puesto, pero estos años no fueron del todo infructíferos, pues fue cuando escribió la Tocata y fuga en re menor, BWV 565.


En 1707 se casó con su prima María Bárbara, con la cual tuvo 7 hijos. Ese mismo año obtuvo el cargo de organista en la pequeña ciudad de Mühlhausen, pero su estancia en esta ciudad fue muy corta, un año más tarde dimitió de su puesto y se trasladó a Weimar, donde consiguió el cargo de segundo Konzertmeister.

En Weimar trabajó hasta el 1717 y en estos años escribió una ingente cantidad de composiciones. Una de las obligaciones que se especificaban en su contrato era la creación de una cantata nueva al mes, y después de 9 años, eso son muchas obras. Desgraciadamente a nuestros días no han llegado prácticamente ninguna de esas composiciones.

En 1717 se mudó a Köthen y durante su estancia en esta ciudad compuso tres de sus obras más aclamadas, los Conciertos de Brandemburgo, La pasión según San Juan y El clave bien temperado.


En 1720 María Bárbara murió de forma repentina, Bach quedó desolado, pero tenía cuatro niños pequeños a su cuidado, por lo que tuvo que salir adelante. Como era normal en la época, al poco tiempo volvió a casarse, esta vez con Anna Magdalena Wilcken, que resultó ser una excelente compañera de vida, con la que tuvo trece hijos, además de ser una dotada cantante.

En 1723 obtuvo el puesto de Kantor en la ciudad de Leipzig. Estos años fueron tiempos agridulces pues aunque las funciones religioso-musicales en las iglesias de Santo Tomás y de San Nicolás le permitían dar rienda suelta a su creatividad también tuvo que aceptar tareas pedagógicas en la escuela de Santo Tomás y la enseñanza no era el punto fuerte de Bach.

Durante este tiempo fue el encargado de dirigir el coro de los alumnos y todos los domingos debían interpretar una nueva cantata. Esto dio como resultado casi 300 obras nuevas, pero a nuestros días tan solo han llegado algo más de la mitad de todas esas composiciones.

A pesar del ingente trabajo que tenía como Kantor y sus funciones de padre, pues nunca dejó de inculcarles a sus hijos su pasión por la música, fue en esta época cuando escribió sus obras más reconocidas, La pasión según San Mateo, Magnificat en re bemol mayor, el Oratorio de Pascua y el de Navidad, entre otras muchas obras.


Y en 1736 terminó la Misa en si menor que le sirvió para agrandar un poco más su renombre.

Desde hacía varios años sufría problemas en los ojos y tras dos operaciones fallidas acabó completamente ciego. Aunque eso no apagó sus ganas de componer. En sus últimos años de vida dictó las Variaciones Goldberg, la segunda parte de El clave bien temperado y en su lecho de muerte creó El arte de la fuga.

Murió el 28 de julio de 1750 debido a una apoplejía.

En vida fue un reconocido compositor por todos los entendidos en el tema. Los mismísimos Mozart y Beethoven se declararon admiradores de sus obras.

Durante muchos años los propios hijos y nietos de Bach recopilaron y transcribieron muchas de sus obrar y gracias a estos y todos los admiradores que poseía dentro de aquel mundo, su música no cayó en el olvido.

Su nombre comenzó a sonar entre el público en general 52 años más tarde de su muerte cuando se publicó una biografía suya. Pero la gran fama llegó unos años más tarde, cuando en 1829 Felix Mendelssohn realizó en Berlín una magnífica representación de su obra la Pasión según San Mateo, y gracias a ello sus obras dejaron de ser tan solo cosa de entendidos.

Fue en aquel entonces cuando su obras se comenzaron a extender por todo el mundo.

En la actualidad tanto su imagen como sus composiciones se han utilizado en innumerables ocasiones. Desde sellos con su busto hasta calles que llevan su nombre. Por tener, existe hasta un asteroide en su honor (1814) Bach y en el planeta Mercurio hay un cráter Bach.

Se han realizado varias recopilaciones de sus obras y su biografía ha sido llevada al cine o al teatro en numerosas ocasiones.

Creo que no hay nadie que no haya escuchado alguna vez alguna de las obras de este compositor. No importa que no escuchemos música clásica de forma habitual, ya que muchas de sus obras han sido utilizadas en anuncios de televisión.

De todas sus obras mis preferidas son:

Conciertos de Brandenburgo - BWV 1046-1051
Tocata y fuga en re menor BWV 565
Suites para violonchelo solo BWV 1007-1012
Suites para orquesta, BWV 1066-1069

Os dejo un video con una pequeña recopilación de 10 de sus obras más conocidas.


¿Cuál es la obra de Johann Sebastian Bach que más os gusta?

________

Si quieres conocer más famosos que nacieron en Alemania no dudes en pasarte por esta página: Celebridades alemanas.

Un saludo!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Buenas!

¿Te ha gustado esta entrada? ¿Te ha parecido interesante? ¿Estás en desacuerdo? ¿Tienes algo que aportar sobre este tema?
Yo os cuento mis experiencias, y todo aquello que me parece digno de mención sobre este país, ¿te animas a compartir tu opinión y experiencia con nosotros?
Siempre me alegro cuando veo nuevos comentarios, así me da la sensación de que no hablo conmigo misma...

Muchas gracias por leerme y por comentar.

PD: Es posible que algunas veces los comentarios den fallos. Escribís, lo enviáis y luego no aparece... No lo he borrado, es un error que da Blogger y no consigo averiguar que es. Si la entrada no es muy antigua podréis encontrarla en la página del blog en Facebook, allí podéis escribir también.

¡¡Un saludo!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...