30 de julio de 2014

Aprendiendo español (a estas alturas)

Una vez escuché una frase que decía algo así “Para aprender cosas sobre tu propio idioma has de aprender uno nuevo.”
Esta es una afirmación un tanto peculiar y nunca me la tomé en serio hasta que hace unos meses me crucé con una palabra que me hizo recapacitar sobre dicha frase.
Allá por el mes de febrero tuvimos una amiga hospitalizada, estuvo unos días con el suero puesto y otra amiga en común siempre se refería a él con la palabra “infusión”. Que si todavía no le han puesto la infusión, que si la infusión ya se ha acabado, que ya no le van a poner más infusión…
Y os prometo que cada vez que lo decía tenía que aguantarme la risa. ¿Qué infusión le van a poner? ¿Manzanilla, té verde, poleo?
Siempre pensé que en alemán se debía de decir así y que lo que estaba haciendo era el típico alemañol.
Lo dejé pasar hasta que en una ocasión algún paciente en la clínica hizo de nuevo referencia a la “infusion”. Ahí pude comprobar que si, así es como se dice en alemán. Así que confirmé mis sospechas, era un alemañol.

Casualidades de la vida le comenté esto a mi médico de siempre y cual fue mi sorpresa.
- Siento decírtelo Irene, pero tu amiga tiene razón. En español lo que te ponen en el hospital es de hecho eso, una infusión. Ese es el término médico correcto. Aunque siempre se utiliza la palabra suero, pero realmente es erróneo.

Así que imaginaros mi cara cuando me lo contó. Yo pensando que la chica estaba equivocada, aguantándome la risa y resulta que todo el tiempo estuvo hablando bien…
Según me dijo un suero es el líquido que queda al final del proceso de coagulación de cualquier líquido. Bien sea sangre, leche o cualquier otro fluido.

Si vamos al hospital y le decimos a una enfermera que nos ponga una infusión va a entender a lo que nos refieres, pero es muy posible que nos mire con cara rara y levante una ceja en plan “y esta sabelotodo que se cree” pues no es un término demasiado usado y todo el mundo dice el que se conoce, suero.


Hace poco me encontré con otra palabra que me hizo recordar esta historia del suero.
Últimamente está haciendo un calor horroroso, los alemanes se me derriten cual helado al Sol. Así que para “animarles” un poco y quitarle importancia a la cosa les digo que yo en España he visto los 45º. He vivido eso de salir a la calle, mirar a lo lejos y ver esas hondas de calor, esas pequeñas olas que distorsionan un poco la realidad. Esas ondulaciones que te gritan, aúllan y vociferan que hace un calor espantoso, algo así como el infierno en la Tierra.
Curiosamente no han sido pocos los alemanes a los que a tal descripción sobre esas ondulaciones que se pueden ver en la calle me han respondido con una palabra.
Fata Morgana.

¿Qué será eso…?
Espejismo, me supongo por el contexto.


Realmente esta palabra iba a ir a otra entrada donde hablase de esos vocablos alemanes que me hacen gracia y me resultan curiosos, pero cuando me puse a buscar por internet el significado comprobé con mucho asombro que esta palabra también existe en español…
Sí. Por mucho que vosotros digáis que no, que nunca la habéis escuchado, pero la RAE no miente.

Es un espejismo, una ilusión óptica.

Ahora bien, ¿de dónde ha salido este palabro?
Fatum, hada. Palabra que proviene del latín y significa hadas. Aunque seguro que alguno la habrá escuchado decir en español.
¿Os suenan las Moiras griegas? ¿La Tria Fata?
Quizás una imagen vale más que mil palabras.



Tres diosas, originalmente de la mitología griega que los romanos copiaron al completo. Cloto, Láquesis y Átropo. Nona, Decima y Morta las homónimas romanas.
Las diosas del Destino. Las tres Parcas que tenían la vida de todo humano en sus manos.
Cloto hilaba, simbolizando el nacimiento, Láquesis enrollaba el hilo, siendo esto el transcurso de nuestra vida, y al final Átropo cortaba el hilo, siendo este el final de la vida.

Como ya digo la palabra viene del latín, fata, que con el paso de los siglos evolucionó a hada. Aunque de vez en cuando todavía se utilice en español la palabra original latina en algunos contextos. Como en los "fuegos fatuos", pero eso ya es otra cosa, aunque curiosamente, buscando información sobre estas cosas me enteré que un fuego fatuo no es solo un duendecillo con malas pulgas, también es un fenómeno real, os dejo un enlace a la Wikipedia por si queréis saber más sobre esto.


De Morgana seguro que todo el mundo ha escuchado hablar alguna vez aunque no sepamos de donde. Es una poderosa hechicera que aparece en las leyendas artúricas.
Se supone que es medio hermana de Arturo y en algunos lados cuentan que fue la aprendiz de Merlín. Y siempre será la eterna antagonista de Ginebra.
Una bruja, ¿un hada?



El nombre de este efecto viene por ella, pero ¿qué tiene que ver esta hechicera con este efecto óptico? ¿Por qué lleva su nombre?

Antes de nada tenemos que saber que es una Fata Morgana. Es un efecto óptico producido por una inversión de la temperatura.
Cuando el clima está en calma la capa de contacto entre el aire más caliente y el aire más frío que se encuentra cerca de la superficie hace de lente refractante, proyectando así una imagen invertida que parece que flota sobre el horizonte. Los objetos que se encuentran en la lejanía, bien sean una isla, un barco o un acantilado, se deforman y distorsionan, adquiriendo una apariencia alargada, estirada y elevada, asemejándose a castillos y palacios de cuentos de hadas.
Esto se puede dar tanto en desiertos cálidos como helados. De hecho es común verlo cerca de la Antártida o en las carreteras cuando el asfalto está muy caliente.
La Fata Morgana más famosa es la que se produce en la costa meridional de Sicilia, en el Estrecho de Messina, entre Calabria y Sicilia.



(Perdonadme por que los detalles técnicos estén un poco enrevesados, la física era con creces mi peor asignatura en el colegio, no sé ni como la terminé aprobando…)

Uno de los poderes que poseía la Fata Morgana en las leyendas de Arturo era la capacidad de cambiar de forma.
Y por eso a este efecto óptico en el que parece que el horizonte se transforma en algo que no es lleva su nombre. 


Así que ya sabéis, una infusión no solo se sirve caliente en una taza y la Fata Morgana existe.

¿Alguna vez habíais escuchado estas palabras en esos contextos? ¿Os ha pasado alguna situación parecida a estas?
________

El alemán es un idioma muy rico, tiene una gran cantidad de palabras y de expresiones que muchas veces desconocemos, pero para descubrirlas solo tienes que pinchar en este enlace: Peculiaridadesdel alemán.

Un saludo!!


6 comentarios:

  1. Sorprendido al igual que tú. No tenía ni idea de ambas cosas. Yo también me refería a la fatamorgana como "aquella ilusión óptica que se genera por el calor intenso" jajaja ahora que me entero que tenía nombre me siento como si al querer decir nube termino diciendo "aquella aglomeración de gases que juntos parecen algodón"

    Sorpresa la mía al escribir fatamorgana y que el corrector de ortografía no me la ponga en rojo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas creepo! Pues claro que no te la pone en rojo! Si existe!!

      Eliminar
  2. Hola Irene, si esq nunca dejamos de aprender! jejej Y el castellano es tan rico....

    A mí me paso esto mucho cuando me fui a estudiar fuera de casa, pero dentro de España. En mi residencia había gente de todas partes (Asturias, Canarias, Valencia...) y algunos decían unos palabros, q yo había oído en mi vida! Al principio, yo, lista de mí, pensaba que eran incorrectos... como tú! jejeje Pero muchas veces, por curiosidad los buscábamos y existían todos! Hasta esa cosa rara q dicen en tu pueblo... Te pongo algunos ejemplos:
    - Candar: cerrar una puerta con llave.
    - Novelero/a: persona muy fan de las novedades (ropa nueva, moda, libros, videojuegos...)
    - Cotufas: palomitas de maiz...

    ¿Cómo te quedas? ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas Roseta!
      Me quedo ojiplática. Nunca las había escuchado. Yo también estuve viviendo en una residencia con gente de todas partes de España y en una ocasión me pidieron el cartapacio... Que ni idea de lo que era, yo a eso toda la vida lo llamé estuche.
      Y alguna que otra más, pero esa fue la que más me llamó la atención.
      Un saludo!!

      Eliminar
  3. Excelente entrada! me encanto lo de fatamorgana. No la conocía, pero a parte de haberla experimentado en mi país Colombia una que otra vez cuando subió hasta 40 grados la temperatura en mi ciudad Cali (no es común, pero a veces hay sequías fuertes y puede suceder), también pude hacerlo (y casi me desmayo la primera vez, creí que estaba "alucinando") en Noruega, en un invierno que viví allí donde tuvimos temperaturas de hasta -30 grados. No tenía ni idea de que también las bajas temparaturas daban ese efecto y bueno, es super ahora tener una palabra tan interesante para poder describirlo tanto en alemán como en español :D (Aclaro, aunque fuera un poco de tema, me quedo mil veces con el frío extremo de Noruega y no con el frío "leve" del norte de Alemania). Saludos familia! y muchas bendiciones :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas!! Yo nunca viví una Fatamorgana de frío, eso tiene que ser interesante. -30
      grados... ufff
      Un saludo!!

      Eliminar

¡Buenas!

¿Te ha gustado esta entrada? ¿Te ha parecido interesante? ¿Estás en desacuerdo? ¿Tienes algo que aportar sobre este tema?
Yo os cuento mis experiencias, y todo aquello que me parece digno de mención sobre este país, ¿te animas a compartir tu opinión y experiencia con nosotros?
Siempre me alegro cuando veo nuevos comentarios, así me da la sensación de que no hablo conmigo misma...

Muchas gracias por leerme y por comentar.

PD: Es posible que algunas veces los comentarios den fallos. Escribís, lo enviáis y luego no aparece... No lo he borrado, es un error que da Blogger y no consigo averiguar que es. Si la entrada no es muy antigua podréis encontrarla en la página del blog en Facebook, allí podéis escribir también.

¡¡Un saludo!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...