26 de febrero de 2014

Como volver loco a un alemán

Antes de empezar a escribir nada me gustaría puntualizar que siempre hay de todo y que lo que aquí os voy a contar es generalizando muy mucho. Que habrá alemanes que no se parezcan en nada a las siguientes historias, pero me ha ocurrido ya un par de veces y no puedo evitar compartirlo con vosotros.

Hay un estereotipo de los teutones del cual no tendrás consciencia hasta que no convivas entre ellos y compartas el día a día. Y es que los alemanes no saben improvisar, hacer cosas de forma espontánea, les cuesta horrores cambiar los planes, aunque sea un pequeño detalle y eso, con nuestra cultura española en algunas ocasiones choca mucho.
Al principio yo lo achacaba al cuadratismo del que son famosos y del que hacen gala por todo el mundo, pero un fin de semana sin habérmelo propuesto me di cuenta de que ese no era el problema.

Es tan sencillo como olvidar que estás tratando con un teutón y quedar como harías con tus amigos españoles.
Sin ninguna razón especial te apetece quedar con alguien y le llamas.
-¿Dónde estás?
-En casa.
-Voy para allá, en 10 minutos te recojo y nos vamos.

Neiiiiiinnnnn!!! Será el NO más grande que recibiréis en vuestra vida. Es humanamente imposible, se sale demasiado de los esquemas e implica una acción prohibida, la improvisación. Quizás si insistís mucho podréis conseguir que en un par de horas pueda realizarse el encuentro, pero para eso debéis de poseer el factor suerte en grandes cantidades y ni aún así os aseguro existo en vuestra empresa.



También podemos apreciar esta pequeña diferencia entre nuestras dos culturas cuando quedas con un alemán y tan solo le dices hora y lugar. Que no es que no quieras contarle nada más, es que, como españoles que somos muchas veces las cosas se hacen en el momento, quedamos y ya veremos lo que hacemos, ¡error! Como no seas un poco más específico acabaras consiguiendo que al teutón le explote la cabeza y os lo digo yo, que lo he vivido en carnes propias.
Ya digo que no lo hice a propósito, tan solo hice lo normal para mi. A las 8 en tal sitio, y ya. Fue entonces cuando empezó el interrogatorio de tercer grado.
-¿Quiénes hemos quedado?
-No sé, yo se lo he dicho a todos, ya veremos quien viene.
-Pero si no sabemos quien va a ir, ¿cómo vamos a saber que preparar?
-Bueno, eso lo veremos cuando estemos todos allí.
-¿Y vamos a ir a cenar?
-Hemos quedado a las 8, ya sabes que nosotros cenamos más tarde, así que imagino que si.
-¿Y donde vamos a ir?
-No sé, depende de quien venga, de cuantos seamos…
-Pero ¿en plan restaurante o kebap?
-No sé. Según…

Y así estuvimos varios días, hasta que el fin de semana llegó y pudimos decidir que hacer… pero todo a expensas de la salud metal, y las uñas, del teutón implicado. Creo que estuvo a punto de matarme.

De verdad que os lo digo, no llevan nada bien lo de no saber el plan que hay. Y lo de quedar para hacer algo y acabar haciendo otra cosa diferente también les descuadra todo. Cosa que de nuevo aprendimos sin querer, siendo tan solo nosotros mismos.


Quedamos en casa para tomarnos algo, un par de horas antes avisamos al amigo alemán y decimos que si, que quedamos en casa pero que unos amigos han avisado y están tomándose una cerveza en tal sitio, que si nos vamos para allí… el teutón ya nos conoce, sabe que a veces funcionamos en otra frecuencia así que suelta un suspiro, se ríe y nos da el visto bueno, pero no sin antes soltar una frase, “improvisación española de nuevo”.
Realmente y siendo sincera no sé a quien se le queda más cara de pez, si a ellos cuando nos ponemos a hacer cosas de forma espontánea o a nosotros cuando vemos sus caras de sorpresa. Porque es que esto, como español, te llega de pronto, nunca te puedes llegar a imaginar que un cambio de planes pueda resultar ser un problema tan grande y te pilla completamente de improviso...

No sé si esto de la improvisación, no-improvisación es algo bueno o malo. Lo que está claro es que es algo cultural y que hace que en algunas ocasiones nuestras dos culturas, en principio parecidas, choquen bastante.

Y como ya dije al principio, estas son tan solo un par de situaciones que he vivido. Está claro que hay alemanes para todo, al igual que españoles.


¿Alguna vez os ha pasado algo parecido?

Un saludo!!




24 comentarios:

  1. Mi novio es alemán, yo de Barcelona, y en nuestro caso es más bien el contrario! Él decide en el último momento, yo necesito un poquito más de planificación... Pero cara de pez ninguno! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para que se vea que siempre hay excepciones :D
      Un saludo!!

      Eliminar
  2. Buenísima la entrada!!! A mí me ha pasado ya en varias ocasiones que me dicen, "quedamos expontáneamente mañana?" y es que me parto de risa... para mí expontáneamente significa dentro de un rato o dentro de unas horas, no mañana o el viernes! jejejej

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espontaneidad planificada... eso tendrían que patentarlo.
      Un saludo!!

      Eliminar
  3. Es verdad, eso me pasó tmb con una amiga suiza, que le sacaba de quicio que quedáramos y desquedáramos: a las 10 y vamos a la playa? vale. oye, que a las 11 mejor. oye que a las 12 y vamos al parque. oye no, a las 11:30 y a la playa. la pobre se tiraba de los pelos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y al final en que quedó la cosa? Salisteis? Sigue siendo tu amiga? Porque varios conocidos alemanes han dejado de salir con nosotros por esto mismo, todo es demasiado al libre albedrio

      Eliminar
    2. A ver yo soy aleman y vivo en barcelona,..y hablamos justo de esto varias veces con otros alemanes e ingleses con españoles...y no es que españoles improvisen y nosotros no..sino que españoles especulan hasta ultimo momento con ver si hay un plan mejor y hasta dan calabazas.....
      Ausländerina....deberas ver como cuidar eso, porque es probable que sin que te percates quedes como mal educada.....

      Eliminar
    3. Yo soy española y pienso igual q este ultimo comentario. Creo que eso de quedar y desquedar y de quedar en ultimo minuto o lo del plan mejor es mas tipico de mucha gente aqui porque son unos impresentables, lo otro se llama educacion. Yo veo normal quedar con alguien con suficiente tiempo y luego cumplir lo prometido., y por supuesto, saber donde vas a ir y que hacer... Lo demas es como dicen aqui arriba, es que tienes otro plan y te falla y claro, en plan B improvisas lo que sea para cubrir tu plan fallido.

      Eliminar
  4. Mi caso es más bien al revés, pero creo que yo soy bastante organizada. En general veo bastante espontaneidad! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas Monty! Ves bastante espontaneidad en Alemania? Por favor, dime donde estás!

      Eliminar
  5. Yo vivo en Colonia, tengo bastantes amigos alemanes, y les saco de quicio. Pero es que están como chotas. Planifican una fiesta a un mes vista, y tomarse un café a dos semanas. A mí me cuesta seguir ese ritmo, a las doce horas ya se me ha olvidado que había quedado con ellos. Así que sí, es la diferencia cultural número uno, creo.

    ResponderEliminar
  6. El retrato de mi abuelo (sí, era Alemán). :)

    ResponderEliminar
  7. Jeje me ha gustado tu entrada. Pasare de nuevo por blog..

    ResponderEliminar
  8. La primera vez que propuse a una compañera alemana bajar a tomar un café a la cafetería de la empresa, me respondió que mejor no, para la semana siguiente y me quedé congelada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Añado que lo de bajar a tomarse un café de 5 minutos era cosa normal y generalizada en la empresa y esto era en Alemania

      Eliminar
    2. Y al final quedasteis la semana siguiente? pediste cita?
      Un saludo!

      Eliminar
  9. Vo soy alemana y tengo el mismo problema con la gente,prefiero una cita espontánea que planificada.

    ResponderEliminar
  10. Curiosamente, los bávaros que conozco sí son capaces de improvisar un poco (sólo un poco, no nos vengamos arriba). ¿Será casualidad o realmente tienen un carácter diferente a los alemanes del norte?

    ResponderEliminar
  11. Mi esposo es alemán, al principio no se podía cambiar ningún plan, y todo llevaba un ritmo, los martes un lugar, los viernes otro, pero siempre igual, ahora después de 11 años de casados, él es quien invita a casa, de último momento a los amigos .... vivimos en México (secuencia de España), a los amigos en Alemania les dice que ya es "casi inmune", también hemos vivido en Frankfurt

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Buenas!
      Me ha encantado lo de inmune, muy bueno. Nosotros conocemos algún alemán que también está bastante inmunizado, pero aún no llega hasta el punto de tu marido.
      Un saludo!!

      Eliminar
  12. Querida Irene,
    Estudio español en la Universidad de Frankfurt para ser profesora de idiomas. Mi proyecto fin de carrera trata de la vida de españoles en Alemania. En mi clase de español, mis alumnos leyeron dos entradas de tu blog y después escribieron algunos comentarios. Te adjunto los comentarios. A mis alumnos les gustaría recibir una respuesta.
    ¡ Muchas gracias por compartir tus experiencias en Alemania! Es muy interesante leer algo sobre su cultura a través de una perspectiva extranjera!
    ¡Qué te vaya bien!
    Saludos,
    Tina

    Comentario de los alumnos:
    ¡Hola Irene!
    Somos una clase de español. En nuestro curso lemos tu blog. Pensamos que tu blog es muy interesante porque los alemanes realmente tienen a planificar todo. Pero hay exepciones. Mis amigos son muy espontáneos. A veces soy espontáneo también.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas Tina. Que sorpresa que utilices mis escritos para enseñar español, ahora que lo sé voy a tener que esforzarme más y escribir con las menos faltas de ortografía posibles. ¡Qué presión!

      En relación a lo que escriben tus alumnos, está claro que hay alemanes que también pueden ser espontáneos, pero generalizando, eso es con lo que más me he encontrado.
      ¡Seguid con el español! Vais por buen camino.

      Espero que puedas seguir utilizando las entradas de este blog para tus clases Tina. Si lo haces, no dejes de mandarme los comentarios de tus alumnos.

      ¡Un saludo!

      Eliminar
  13. Hola a todos! Me encanta la cultura de alemana yo soy 100% latina, venezolana/Nicaraguense y se que somo gente muy cálida contrario a lo que pasa con los germanos pero honestamenteese contraste me gusta mucho, su respeto, protocolo y el hecho de que a pesar de que sean personas con nuchas reservas en la intimidad sean verdaderamente tiernos y dulces, personas equilibradas y que ademas son muy analíticas, respetuosas y honestas, en fin yo estoy graduandome de la carrera de comunicación y relaciones publicas con especialidad en Marketing y la verdad es que me encantaria vivir en Alemania si tengo la oportunidad de trabajo allá. se me dan muy bien los idiomas soy aplicada tambien me gusta Magisterio para dar clases relacionadas con lingüística (español) porfavor necesito saber lo que tengo que hacer y que grado de factibilidad existe les estare eternamente agradecida. Muchas gracias y saludos.

    ResponderEliminar

¡Buenas!

¿Te ha gustado esta entrada? ¿Te ha parecido interesante? ¿Estás en desacuerdo? ¿Tienes algo que aportar sobre este tema?
Yo os cuento mis experiencias, y todo aquello que me parece digno de mención sobre este país, ¿te animas a compartir tu opinión y experiencia con nosotros?
Siempre me alegro cuando veo nuevos comentarios, así me da la sensación de que no hablo conmigo misma...

Muchas gracias por leerme y por comentar.

PD: Es posible que algunas veces los comentarios den fallos. Escribís, lo enviáis y luego no aparece... No lo he borrado, es un error que da Blogger y no consigo averiguar que es. Si la entrada no es muy antigua podréis encontrarla en la página del blog en Facebook, allí podéis escribir también.

¡¡Un saludo!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...