3 de enero de 2013

Diferencias culturales

Hay algunas cosas en la personalidad de los alemanes que no acabo de entender del todo, son tremendamente directos y algunas cosas se dan por hecho que van a estar bien, con lo que una tiene que aprender a valorar los silencios.

Cuando todavía vivía con alemanes cené alguna vez con una de mis compañeras de piso, la cena estaba bastante buena, pero nadie decía nada, y cuando una vez se me ocurrió expresar agrado hacia su arte culinario, me miraron con una cara bastante rara, como diciendo, pues claro que está bueno, se supone que debería de ser así. Pero un día... un día la cosa no le salió tan bien como debería de estar y ahí le liaron una buena, se estuvieron metiendo con ella durante tres días!! hasta la próxima vez que cenaron y la comida volvió a estar bien, como se supone que debe de ser...

He podido comprobar que son bastante extremistas en muchas cosas.

Buscas ponerte en contacto con alguien para cualquier cosa, buscar un piso, preguntar alguna duda en un ministerio, una entrevista de trabajo... da igual, lo que sea, solo tienes una opción si quieres que te respondan y eso es llamar por teléfono o ir personalmente. He mandado muchísimos correos a muchas instituciones diferentes para resolver dudas o cualquier otra cosa y al final tuve que terminar yendo en persona y/o llamando. 
Dado que mi idioma materno no es el alemán, me resulta más sencillo escribir, nadie me mete prisa y puedo pensar bien lo que escribo. En persona tampoco va mal, pero por teléfono... eso es el horror, al principio sentía como el infierno se abría debajo de mis pies y me tragaba... era escuchar a alguien desconocido al otro lado de la línea telefónica y querer morir en ese instante. Al final de tanto tener que hablar por teléfono una se acaba acostumbrando, pero me ha costado.
 
Y otra cosa característica de los alemanes es la incapacidad de expresar frases con doble sentido, en la que, por ejemplo, te metes con alguien de forma sutil. Ellos te lo dicen a la cara, sin más, a pelo y le duela a quien le duela.
También son incapaces de entender la ironía, más de una vez he tenido que improvisar una salida de emergencia pues nadie había entendido que decir, vaya! que furgoneta más nueva... a un trasto cochambroso que tiene dos años más que la playa, era ironía pura y dura.


Está claro que generalizar es odioso y no todos los alemanes serán así, por suerte (esperemos), y también he conseguido comunicarme con algunas personas por correo electrónico, pero por ahora, en mi corta estancia por las teutonías, estas son las experiencias que he tenido.


Frohes neues Jahr!!!
Feliz Año Nuevo!!



Un saludo!!


3 comentarios:

  1. Ufff... Sin ironía... Así sí que me costaría vivir xD

    ResponderEliminar
  2. jajajaja totalmente de acuerdo!!

    Feliz 2013 Irene!!

    ResponderEliminar
  3. Estoy con Viole!! la ironía es para mí una herramienta muy recurrente!! yo me sentiría desnuda sin ella... jaja

    ResponderEliminar

¡Buenas!

¿Te ha gustado esta entrada? ¿Te ha parecido interesante? ¿Estás en desacuerdo? ¿Tienes algo que aportar sobre este tema?
Yo os cuento mis experiencias, y todo aquello que me parece digno de mención sobre este país, ¿te animas a compartir tu opinión y experiencia con nosotros?
Siempre me alegro cuando veo nuevos comentarios, así me da la sensación de que no hablo conmigo misma...

Muchas gracias por leerme y por comentar.

PD: Es posible que algunas veces los comentarios den fallos. Escribís, lo enviáis y luego no aparece... No lo he borrado, es un error que da Blogger y no consigo averiguar que es. Si la entrada no es muy antigua podréis encontrarla en la página del blog en Facebook, allí podéis escribir también.

¡¡Un saludo!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...