27 de abril de 2015

Frases hechas - Alemán perfecto II

En esta segunda parte de alemán perfecto vamos a ver otras diez frases hechas traducidas del español al alemán de la manera más literal posible.
Os recuerdo que aunque para nosotros todas estas frases tengan un significado, para los alemanes ninguna de ellas tiene sentido. Si les decís alguna de estas traducciones es muy probable que no os vayan a entender, ni siquiera un poquito. Quizás si les explicáis el contexto en el que se dice la frase puedan encontrar un equivalente, y es hasta posible que se parezca un poco, pero así, tal cual, literalmente, no podrán adivinar nada.
Todas estas traducciones las he hecho yo, así que es posible que haya alguna manera más de hacerlas, pero es lo que se me ha ocurrido. Si veis algún fallo gramatical, por favor, decídmelo.

He estado viendo que algunas de estas frases no se conocen en todas partes de España, mucho menos en América Latina, así que hará una pequeña aclaración de cuando se utiliza.


Zum Gemachten, Brust.
A lo hecho pecho.

Lo decimos cuando tras haber tomado una decisión las cosas no han resultado del todo bien y ahora llega el momento de asumir las responsabilidades.
No hay que esconderse ni evitar el problema, hay que reaccionar y solucionar la situación de la mejor manera que podamos.



Die Händen gehen zum Brot.
Las manos van al pan.

Esto es una advertencia. Es lo que le dices a alguien que se te está acercando mucho, que te está tocando la espalda y poco a poco la mano empieza a bajar... Es ahí, para evitar que siga, cuando se dice esta frase.
¿Por qué pan y no otro producto? Imagino que será por el hecho de que si esas manos llegan a lugares más íntimos acabarán ensuciándose y el pan se come con las manos... y estas están sucias... Es todo una cuestión de higiene...



Dass ob du Reis willst, Katherin.
Que si quieres arroz Catalina.

Seguro que alguna os ha pasado. Estáis hablando con alguien, en lo que se supone que es una conversación de dos, con preguntas y respuestas. Pero que acaba siendo un monólogo en el que tan solo hablas tú porque la otra persona está ignorando, deliberadamente, tus palabras. Hablas y hablas, formulas preguntas una y otra vez pero nunca eres respondido. 
Cuando la otra persona opta por no responderte sin importar las veces que preguntes. Aquí es el momento ideal para usar esta expresión.
Parece ser que esta pobre Catalina era una señora muy aficionada al arroz. Según ella era el mejor remedio para curar cualquier dolencia o enfermedad. Como los alemanes con la cebolla.
Aunque al final resultó que el arroz no era tan milagroso como ella esperaba, pues acabó enfermando de gravedad. Ya en su lecho de muerte los vecinos, conocedores de la pasión que Catalina le profesaba al arroz, fueron a visitarla. Todos llevaron un plato de esta comida y le preguntaron que si quería. La pobre señora no podía contestar y todos, en coro, exclamaron "!Que si quieres arroz Catalina!". Y desde entonces se quedó esta expresión...
O al menos eso es lo que se dice.



Zum anderen Ding, Schmetterling.
A otra cosa, mariposa.

Esta expresión se utiliza cuando queremos dejar algo por terminado. Cuando estamos explicando algo que hemos hecho y ya lo hemos finalizado, mal o bien, pero no queremos seguir con ello.
¿De dónde viene eso de mariposa? ¿Por qué este animal? Pues no hay ninguna razón en particular, simplemente para que quede más musical. Bien podrían haberse utilizado las palabras rosa o fosa.



Rennen wie Hänhchen ohne Kopf.
Correr como pollo sin cabeza.

Decimos esto cuando alguien va de aquí para allá frenéticamente pero sin una meta clara.
Curiosamente en alemán esta expresión es muy parecida, aunque en lugar de ser un pollo es una gallina. Y la utilizan para la misma situación que nosotros.
Y en inglés es también muy parecida, to be running around like a headless chicken.



Äuglein schauen wie ein geköpftes Schaf.
Poner ojitos de cordero degollado.

Aunque parezca un tanto sangriento, por eso de la amputación de cabeza, cuando alguien te pone estos ojitos en realidad está poniendo una cara muy tierna, intenta darte lastima para conseguir algo que en un principio no quieres darle.
Nunca he visto en persona la cara que tiene un cordero degollado, pero dicen que se les queda cara de pena y ojitos tristes... Y de ahí viene el dicho...


Aud dumme Wörte, taube Ohren.
A palabras necias, oídos sordos.

Creo que hay poco que explicar sobre esta frase. Viene a decir que cuando alguien nos critique de mala manera, sin ningún ánimo de ayudar, tan solo criticar por criticar, no debemos de tomarnos estas palabras en serio, pues no están pronunciadas con buenas intenciones, solo quieren hacernos daño.



Es gibt keine Mauren an der Kuste.
No hay moros en la costa.

En la actualidad esta expresión suena un tanto racista, por eso de "moro", pero en su origen, hace ya unas cuantas muchas décadas, no se usaba esta palabra como despectiva.
Durante la Edad Media las costas del levante español, en especial entre Valencia y Murcia, eran atacadas por barcos provenientes del norte de áfrica, los moros. Para intentar minimizar los daños de estos ataques se construyeron altas empalizadas a lo largo de la costa. En las torres de vigilancia se apostaba un centinela que oteaba al horizonte y cuando atisbaba un navío daba la señal de alarma, que siempre era la misma, ¡hay moros en la costa!
A nuestros tiempos ha llegado la negación de este aviso, y aunque ya no se utiliza con el mismo fin, aún es una señal de que todo anda bien.
Se utiliza cuando queremos avisarle a alguien de que tiene vía libre para hacer una cosa determinada.



Etwas will die Kaninchenin, wenn sie die Ohren bewegt.
Algo quiere la coneja cuando mueve las orejas.

Esta expresión se usa cuando alguien nos está alagando mucho. Está diciendo tantas cosas buenas de nosotros que al final terminamos pensando que no lo está diciendo de verdad, sino que quiere algo de nosotros.


Wie des Gärtners Hund sein, der nicht frisst und nicht fressen lasst.
Ser como el perro del hortelano, que ni come ni deja comer.

Decimos esta frase cuando alguien no quiere hacer algo pero tampoco deja que otra persona lo haga.
Pero ¿de dónde viene esto? En realidad tiene una explicación muy obvia, siempre que sepamos que es un hortelano.

Según la RAE: 
Hortelano: Persona que por oficio cuida y cultiva huertas.

Por lo general los perros no suelen comer frutas o verduras motu proprio, por lo que si queremos evitar la entrada a nuestro huerto de animales que sí que van a comerse las lechugas, no hay nada mejor que tener un perro, que no va a ir a por lo que tengamos plantado ni va a dejar que otros animales lo hagan.
Esta expresión parece ser bastante antigua, pero se popularizó gracias a la obra de Lope de Vega, El perro del Hortelano, donde se utiliza este dicho en una historia en una historia de amor a tres bandas.
No se suele usar la frase completa, normalmente tan solo se dice la primera parte, ser como el perro del hortelano... lo demás se sobreentiende.


¿Conocíais estas frases? ¿Alguna idea más traducir?

 Alemán perfecto I
________


El alemán es un idioma muy rico, tiene una gran cantidad de palabras y de expresiones que muchas veces desconocemos, pero para descubrirlas solo tienes que pinchar en este enlace: Peculiaridadesdel alemán.

Un saludo!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Buenas!

¿Te ha gustado esta entrada? ¿Te ha parecido interesante? ¿Estás en desacuerdo? ¿Tienes algo que aportar sobre este tema?
Yo os cuento mis experiencias, y todo aquello que me parece digno de mención sobre este país, ¿te animas a compartir tu opinión y experiencia con nosotros?
Siempre me alegro cuando veo nuevos comentarios, así me da la sensación de que no hablo conmigo misma...

Muchas gracias por leerme y por comentar.

PD: Es posible que algunas veces los comentarios den fallos. Escribís, lo enviáis y luego no aparece... No lo he borrado, es un error que da Blogger y no consigo averiguar que es. Si la entrada no es muy antigua podréis encontrarla en la página del blog en Facebook, allí podéis escribir también.

¡¡Un saludo!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...