19 de enero de 2015

Extremismo religioso y político

Después del trágico suceso del 7 de enero con el atentado en el Charlie Hebdo en París parece que los grupos extremistas islámicos están en pleno movimiento. En el punto de mira del mundo. Pero en Alemania llevábamos ya unos meses con disturbios y manifestaciones de grupos extremistas pro y contra el islam.

En Alemania hay muchísimos inmigrantes y la gran mayoría provienen de Turquía. A principios de los años 60 hubo una grave falta de mano de obra en Alemania, así que el ministro de trabajo promovió la contratación de trabajadores provenientes del extranjero. Seguro que todo esto os suena a más de uno pues de aquí salió el original Vente a Alemania Pepe. La gran mayoría de esos españoles que emigraron a Alemania regresaron a España, a diferencia de los turcos. Ellos se quedaron en el país y echaron raíces, tuvieron aquí a sus hijos y a sus nietos. Estamos hablando de inmigrantes de tercera generación. Gente que ha nacido aquí, que hasta sus padres han nacido aquí, pero aún así muchos los consideran como inmigrantes.



Y esto supone en algunas ocasiones un gran problema para el país.

A finales de octubre de 2014 hubo una manifestación en Colonia de un grupo que se denominan a si mismos "Hooligans contra salafistas". Hinchas violentos de la extrema derecha que profesan un odio exacerbado y desmedido contra los salafistas, se supone, pero al final, llevando su extremismo hasta el extremo, acaban metiendo a todos los musulmanes en el mismo saco.

En esta manifestación se mostraron como un grupo ultra violento con unas ideas de extrema derecha muy duras.



A parte de ellos tenemos un movimiento político que se opone a la islamización, son los Patriotas Europeos contra la Islamización de Occidente, en alemán Patriotische Europäer gegen die Islamisierung des Abendlandes, PEGIDA es el nombre con el que se les conoce.

Este grupo no utiliza abiertamente eslóganes racistas, sino que intentan ser siempre lo más políticamente correctos utilizando frases del tipo "Para la preservación de nuestra cultura", "Contra el fanatismo religioso" y "Contra las guerras religiosas en suelo alemán". Aunque también están los que dicen que los alemanes tienen paro porque los extranjeros les quitan a ellos los puestos de trabajo. Y al final terminan manifestándose contra todos los inmigrantes.

En día 5 de enero hubo manifestaciones en toda Alemania en contra de la xenofobia. Tres de los monumentos más importantes del país, la puerta de Brandeburgo, la catedral de Colonia y la ópera de Dresden, apagaron las luces en señal de protesta y desacuerdo con este grupo.

El 6 de enero el diario Bild publicó artículo con el titular No Pegida con las declaraciones de cincuenta personalidades alemanas en contra de este grupo.



Después tenemos los grupos opuestos. Salafistas. ¿Qué son?

El salafismo es un movimiento extremista del islam sunní, que reivindica el retorno a los orígenes del islam. Aquel que se predicaba en un principio, el islam de Mahoma, del Corán y la Sunna sin ningún tipo de modificación e interpretaciones posteriores a la llegada del Profeta.

Dentro del salafismo tenemos dos corrientes:

El salafismo de predicación, aquel que se opone a la violencia para conseguir sus objetivos.

El salafismo yihadista. Ellos justifican el combate armado con el fin de conseguir la liberación de los países musulmanes de toda ocupación occidental. Aunque también luchan contra aquellos musulmanes que no interpreten el islam de la misma forma que ellos lo hacen. Y el fin siempre justificará los medios.

En la ciudad de Wuppertal a principios de septiembre salió a la luz un grupo de policías, los llamados "policías salafístas". Este grupo recorría las calles de la ciudad con un chaleco naranja donde llevaban escrito "Policia de la Sharia" y amonestaban públicamente, no siempre de forma pacífica, a aquellos musulmanes que no cumpliesen debidamente las normas del islam. Mujeres que no fuesen debidamente tapadas, hombres bebiendo cerveza o jugando en casinos.



Son los musulmanes de este último grupo los que copan las portadas de los diarios.

Son muchos, tienen recursos para llevar a cabo sus operaciones y no tienen problemas en hacer lo que sea necesario para que su ley sea cumplida, ya sea contra occidente o contra otros musulmanes.



Los extremos y el fanatismo, sin importar como sean, siempre son muy peligrosos, pues nunca se sabe hasta donde puede llegar esa persona con tal de defender una idea, que según él, es la correcta.

Pero igual de peligroso es el generalizar. Dejadme aclarar un par de conceptos.

Árabe es aquella persona proveniente de un país en el cual se habla árabe. Lo que se denomina como arabófono. Y no tiene nada que ver con la religión, tan solo cuenta el idioma. Por lo que un turco o un iraní no son árabes.



Musulmán es un creyente de la religión de Mahoma. Por lo que es posible ser musulmán sin ser árabe. Al igual que es posible ser árabe y no ser musulmán, como lo son los coptos de Egipto, que de hecho son cristianos y árabes, pues el copto es una rama del cristianismo.



Islamismo es con lo que nos referimos a todo lo que tiene que ver con el Islam, ya sea religión, arquitectura, cultura o literatura.

Islamista es algo relacionado con los movimientos islámicos radicales. Los extremistas.

Si queréis saber más detalles del tema, en este blog lo amplían todo bastante bien.


Un salafista yihadista es islamista, pero el vecino de abajo puede ser simplemente musulmán y no tener nada que ver con las ideas de esta gente.

En occidente hemos llegado hasta un punto en el que nos hemos desapegado muchísimo de la religión, pero aún así no podemos olvidar que en nuestro continente también se promulgó el fanatismo religioso hasta llegar a matar en nombre de Dios, la Inquisición es un hecho y las Cruzadas tampoco se quedaron atrás.

Siempre se ha dicho que si no quieres discutir con alguien, nunca hables de política, religión o fútbol. Son tres temas que siempre generan extremos y cuando nos encontramos con alguien extremista que además es violento, eso es pelea segura. Esta gente, tanto los Hooligans, como los salafistas y demás grupos, se deja llevar por sus ideas y creencias, su verdad es la verdad y el resto está equivocado. ¿Qué hacéis vosotros cuando os encontráis con alguien así? Yo personalmente la ignoro. Dos no discuten si uno no quiere y yo no voy a intentar convencer a alguien que no quiere ser convencida. Simplemente me parece una pérdida de tiempo.

No se necesita mucha gente para crear el caos, unos pocos extremistas que se cruzan entre sí pueden provocar algo muy grande. Espero que tanto los grupos salafistas alemanes, como los hooligans o los miembros de la Pegida nunca lleguen a encontrarse.

Un saludo!!


10 comentarios:

  1. Enhorabuena Irena!!! Vaya entrada más currada, y con un tema super candente, se agradece! ;)

    Yo mejor no opino, porque sería bastante dura con estos temas, ya que ciertas cosas parecen como sacadas de la Edad Media...en fin!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas Roseta. Es un tema muy candente, pero yo siempre me sentía un poco tonta cuando escuchaba hablar sobre tal y cual grupo u organización y no saber exactamente que es lo que son. Así que lo busqué y como me pareció curioso quise compartirlo con vosotros.
      Las diferencias entre árabe, musulmán e islamista me parecieron muy curiosas.
      Un saludo!!

      Eliminar
  2. Muy interesante, ojalá todos tuvieran estos conceptos básicos tan claros.

    ResponderEliminar
  3. Muy clara tu expplicación. En occidente siempre asumen que musulman=islamista=yihadista. Para la gente de las americas todo es lo mismo y comienzan a generalizar y de verdad que es malo generalizar. Lo que neceistan los musulmanes es adquirir tolerancia, es algo que necesita toda religion para no llegar a los extremos. Claro esta hay extremistas en toda religión pero cabe anotar que en los úkltimos años los mas "populares" extremistas siempre son yihadistas islamicos...no vemos a monjes bhudistas con machetes y mascaras diciendo que van a acabar con todo un pais por pensar difernete a ellos. La tercera vía trata de todo esto...ojala se vuelva más popular.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas creepo. Eso de los monjes budistas es muy interesante. Hemos tenido millones de guerras en nombre de muchos dioses diferentes, pero por ahora ninguna de estas guerras ha sido en nombre de buda, al menos que yo sepa. Y eso me hace pensar, ¿no será que nos confundimos de religión...?
      Un saludo!!

      Eliminar
  4. Me ha gustado mucho Irene! Muy equilibrado y aclaratorio

    ResponderEliminar
  5. Hola Irene, soy el autor del segundo mapa que aparece en tu artículo. En primer lugar felicitarte por tu blog y por esta entrada en particular que me pareció muy interesante. También quiero agradecerte que hayas utilizado el mapa y comentarte que tiene un pequeño error. En el aparece Rumanía coloreada como un país con “importante minoría musulmana” y no es así porque solo tiene un 0,3% de musulmanes.
    A la hora de elaborar el mapa me documenté con información de muchas páginas y di por bueno un dato que no era correcto, algo que puede pasar aún siendo muy meticuloso. Por fortuna los lectores del blog me avisaron del error y hace tiempo que está corregido. Ahora, para ser rigurosos, me veo en la obligación de informar de este fallo a los que utilizaron el mapa y poner a vuestra disposición la imagen corregida, por si queréis cambiarla.
    En tu caso, el mapa lo sacaste de un blog que a su vez lo sacó de mi blog que se llama "Curioseando" de donde puedes copiar la imagen modificada en “http://curioseadores.blogspot.com.es/2012/09/arabes-y-musulmanes_17.html”. Un saludo y que te siga leyendo mucha gente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas Rafa. Muchas gracias por el aviso, ya lo he modificado.
      Le he echado un vistazo a tu blog y me ha parecido super interesante, muy curioso todo. Creo que lo leeré con más detalle.
      Un saludo!!

      Eliminar
  6. Hola Irene.
    Ya que tocas un tema tan delicado, tengo un par de preguntas ¿Son los alemanes racistas o xenofobos? Gracias de antemano por la respuesta. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas!!
      Pues hay de todo, como en todos lados. Pero no creo que podamos decir que los alemanes sean racistas o xenófobos, al menos yo nunca me he sentido atacada por ser extranjera. Pero también puede depender de la nacionalidad del extranjero y de la persona con la que te encuentres. Si tienes mala suerte puedes dar con un alemán que te la líe. Cosa que también puede pasarte en España.
      Los prejuicios sí que están, turcos, rumanos y polacos son los que peor fama tienen, pero creo que no llega a ser más que un estereotipo. A la hora de la verdad todo el mundo es tratado igual.
      Un saludo!!

      Eliminar

¡Buenas!

¿Te ha gustado esta entrada? ¿Te ha parecido interesante? ¿Estás en desacuerdo? ¿Tienes algo que aportar sobre este tema?
Yo os cuento mis experiencias, y todo aquello que me parece digno de mención sobre este país, ¿te animas a compartir tu opinión y experiencia con nosotros?
Siempre me alegro cuando veo nuevos comentarios, así me da la sensación de que no hablo conmigo misma...

Muchas gracias por leerme y por comentar.

PD: Es posible que algunas veces los comentarios den fallos. Escribís, lo enviáis y luego no aparece... No lo he borrado, es un error que da Blogger y no consigo averiguar que es. Si la entrada no es muy antigua podréis encontrarla en la página del blog en Facebook, allí podéis escribir también.

¡¡Un saludo!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...