29 de enero de 2015

Alemanización

No lo podemos evitar, el hombre es un animal de costumbres y cuando nos sacan de nuestra rutina nos cuesta adaptarnos a la nueva situación. Por suerte algunos lo llevan mejor que otros y acaban por aceptar como propias estas nuevas costumbres.

Donde fueres haz lo que vieres, siempre se ha dicho. Y si vivimos en Alemania tenemos que adaptarnos a los alemanes, sus hábitos y manías.

Al principio todo cuesta un poco, algunas cosas te chocan mucho, otras nada y otras demasiado. Descalzarse al entrar a una casa, no hacer ruido más allá de las 10 de la noche, bares donde escuchas al de enfrente sin necesidad de gritar, perros en Zara, el cierre de las tiendas a las 6 de la tarde, la poca casi nula iluminación de las calles y un muy largo etcétera.

Vives aquí, lo ves todos los días y no te das cuenta, pero poco a poco todo esto comienza a ser asimilado por tu cerebro y al final termina por hasta parecerte normal.
Con todo lo que está lloviendo, claro que me quito los zapatos al entrar a tu casa, no quiero dejarte el suelo lleno de barro, faltaría más.
Es un gusto estar en casa leyendo un libro antes de irte a la cama sin tener que escuchar a los vecinos de arriba. Que a tí te parece muy bien que la madre esté enfadada porque el padre no le ayuda nada en las tareas de casa, pero como nadie te ha dado vela en el entierro y no vas a poder opinar, preferirías ahorrarte todo el drama.
No acabar medio afónica tras los fines de semana es también algo bastante apreciado.
Poder disfrutar de la compañía de tu perro hasta cuando vas a comprar ropa es algo que solo valoras cuando puedes hacerlo. ¿Por qué no voy a poder entrar a la tienda con él? No se va a hacer pis en ningún montón de ropa tirado por los suelos ni se va a comer los calcetines.
Nunca podrás encontrarle el lado bueno al hecho de que las tiendas cierren pronto hasta que no trabajes en una de ellas.
Es cierto que hay tan pocas farolas que por las noches no ves nada, y a veces el atinar a abrir la puerta es un gran reto. Pero mirándolo por el lado positivo, vives en una gran ciudad y ayer viste una estrella fugaz desde el balcón, ¿cuántas veces habéis visto un cielo estrellado en las grandes ciudades españolas?

Todo es muy justificable y todo tiene mucho sentido. ¿Cómo vas a tirar una botella de plástico a la basura? ¡Que tiene pfand hombre!

Y es aquí, cuando llega este momento, no os queda más remedio, queráis o no queráis, debéis de aceptarlo, os estáis alemanizando. ¿Esto es bueno? ¿Malo? Quien sabe, yo prefiero llamarlo supervivencia. Siempre será más sencillo y saludable adaptarse al entorno que ir a contracorriente.

Cenar pronto tiene sus ventajas y no importa que comas mucho, antes de irte a dormir ya habrás hecho la digestión, así que se acabaron las pesadillas. Lo de comer a las 12 de la mañana lo llevas un poco peor, pero eso sí, los fines de semana son sagrados y no piensas meterte ni una miga de pan en la boca hasta las 2 de la tarde.
Y al fin y al cabo los semáforos están para algo y el rojo no es un verde camuflado, por mucho que algunos quieran verlo así.

Luego llega ese momento de vuelta a casa, por vacaciones o para siempre y aunque parezca mentira, nos toca hacer todo el proceso de nuevo, pero a la inversa.
A las siete de la tarde llega tu madre y te dice que os vais de compras, ¿a las siete? ¡Si ya está todo cerrado! Pero no...
Cuando estáis allí y vas a pagar se te queda cara de boba cuando la dependienta te pide el DNI, hacía ya tanto que nadie te lo pedía... Lo habrás metido en la cartera ¿no?
Enumeremos los sanitarios que tenemos en nuestro baño alemán, ducha, lavabo e inodoro, tres en total, o cuatro si también tiene bañera. Pero ¿el bidé? Nunca veréis uno en Alemania. Al principio os molestará la falta del mismo, luego os acostumbraréis y cuando vayáis a España ni lo utilizaréis. Será un chisme más ahí puesto, sin ninguna función aparente. Es lo que tiene el hombre y sus costumbres...
Las ventanas alemanas suelen ser bastante grandes, con la poca luz que hay, siempre intentan aprovecharla al máximo. Pero lo más curioso es que son ventanas muy simples, sin muchas cosas añadidas, un visillo a lo sumo. Pocas cortinas y ninguna reja, sin importar que vivas en un bajo , y que alguien por la calle pueda verte perfectamente desde fuera y si dejas la ventana abierta se te cuela por ella. Y hay otra cosa que nunca encontrarás en una ventana alemana, las mosquiteras. A pesar de lo prácticas que son jamás he visto una y esto es algo que creo los alemanes si que utilizarían, pues en verano les encanta tener las ventanas medio abiertas y claro, al final la casa termina llena de todo tipo de voladores, avispas incluidas, por supuesto.

Eso sí, una cosa queda completa y absolutamente prohibida. Sin importar el tiempo que llevemos en Alemania nunca jamás, ni aunque os paguen destrocéis vuestra imagen, glamour y principios con las chanclas y los calcetines. Eso nunca sería perdonado, ¡nunca!



Muchas diferencias sacadas a relucir, algunas parecen sin importancia, pero al principio todo esto puede hacerse un poco cuesta arriba. Paciencia y mente abierta. Está claro que uno no tiene que tomar todo por válido, la crítica también es útil y porque los alemanes siempre hagan algo no significa que nosotros también debamos de hacerlo, somos españoles y algunas veces está bien marcara esa diferencia. Pero si nunca intentamos adaptarnos, la experiencia en este país va a ser muy dura. A los alemanes no les gusta la gente que no se adapta, mucho menos la que ni lo intenta y ya sabemos que los teutones pueden ser muy fríos.
Además, eso de volver a España y ver el país desde otra perspectiva, con otros ojos, readaptarnos, eso también es muy importante y hay que saber valorarlo. Que los españoles siempre hagan algo no significa que nosotros también debamos hacer lo mismo, hemos vivido otras experiencias, hemos adquirido otras costumbres y está bien que esto nos haga diferentes al resto de españoles.

Así que no tengáis miedo e ignorar a esa gente que os come la cabeza, alemanizarse no es algo malo, no os vais a convertir en teutones ni vais a ser menos españoles. Pero es muy posible que vuestra vida mejore, y el vaso comience a estar medio lleno...


Seguro que muchos de vosotros habéis pasado o estáis pasando por este proceso de adaptación ¿cómo lo estáis llevando? ¿se os ocurren más diferencias?
Yo siempre hablo y comparo España con Alemania, que es lo que conozco, pero la gente que provenga de América Latina es posible que tenga que adaptarse a otras cosas, otras diferencias entre su país y Alemania ¿nos contáis?

________

Si quieres informarte más sobre Alemania, como es la vida en este país o que es lo que se necesita para emigrar aquí pincha en este enlace: Emigrar a Alemania, seguro que encuentras algo que te pueda interesar.

Un saludo!!





8 comentarios:

  1. jejejej Muy buenos puntos! Yo comparto tu opinión en muchas cosas....Ahora me encanta cenar pronto, ser más "civilizada" y la tranquilidad de aquí, xq cuando vuelvo a España, veo q estamos a voces en todas partes...

    Tu post sigue un poco la línea de lo que nos cuentan aquí, verdad? http://www.cext.es/index/accion/detalleNoticia/id/8110/titulo/El_choque_cultural_o_como_nos_adaptamos_a_un_pais_diferente/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas Roseta! No había leído ese artículo, pero sí, más o menos eso es lo que yo quería decir, pero más bonito y con palabras técnicas.
      Un saludo!!

      Eliminar
  2. Me gusta tu artículo.

    Soy de Perú y quiero emigrar. No sé si como au pair, terminar mi carrera y estudiar el idioma para hacer un postgrado allá, o probando suerte. Tengo 22 años.

    Es una meta importante en mi vida y estoy decidido a hacerlo, espero seguir con las ganas en 3 o 6 años.
    Me servirían mucho tus consejos.

    Saludos desde Lima.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas!! Me alegro de que te haya gustado la entrada. Seguro que si vas leyendo el blog poco a poco te puedas hacer una idea de lo que es vivir en Alemania.
      Si quieres venirte para aquí te aconsejaría que aprendas alemán, la adaptación será mucho más sencilla si conoces el idioma.
      Mucho ánimo, este es un buen país.
      Un saludo!!

      Eliminar
  3. Hola Irene,

    Me encanta tu blog, si bien yo no he vivido en Alemania, lo he hecho en otros países (soy mexicana) y es verdad todo lo que cuentas. Me gusta como cuentas los pequeños detalles que a la larga hacen la gran diferencia entre que sea una experiencia muy enriquecedora o la peor pesadilla de tu vida.

    Sigue alimentando el blog.
    Un saludo,
    Un

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas Dulce! Me alegro de que te guste el blog.
      ¿Dónde has vivido? ¿Hay alguna situación que nos puedas contar?
      Gracias por animarte a comentar, espero leerte de vez en cuando.
      Un saludo!!

      Eliminar
  4. Muy bueno! es verdad! Soy latinoamerivana y vivo desde hace 23 años!! en Alemania y debo confesar que estoy alemanizada en muchos sentidos...y me encanta!!
    La ventaja es que mejoras conductas quer se puede mejorar sin perder lo lindo de ser latino. Vivo en los dos mundos y vivo feliz!
    Cuando quiero bailar salsa..no hay problema! un concierto de Oscar de Leon y estar tan cerca de él que casi te cae su sudor...es solo aqui posible, donde nuestros artistas espanoles o lationoamericanos no son tan conocidos!
    Quiero escuchar música clasica y aprender sobre Goethe? No hay problema.
    Y es verdad, al aleman no le gusta la gente que no se esfuerza para adaptarse ( son muy perfeccionistas ) ...pero a ellos tambien les gusta aprender y les encanta el mundo latino..
    O sea chicos, no hay que desanimarse! en la vida es todo aprendizaje .. : ))

    ResponderEliminar
  5. Hola!
    Y muchas gracias por este blog - que acabo de encontrar. Porque? Pues, porque soy Alemana que lleva 17 años en España y estoy pensando en emigrar de nuevo, esta vez a Alemania :-)
    Me reido mucho ya con el primer articulo, tambien me hace pensativa. Seguire leyendo!

    ResponderEliminar

¡Buenas!

¿Te ha gustado esta entrada? ¿Te ha parecido interesante? ¿Estás en desacuerdo? ¿Tienes algo que aportar sobre este tema?
Yo os cuento mis experiencias, y todo aquello que me parece digno de mención sobre este país, ¿te animas a compartir tu opinión y experiencia con nosotros?
Siempre me alegro cuando veo nuevos comentarios, así me da la sensación de que no hablo conmigo misma...

Muchas gracias por leerme y por comentar.

PD: Es posible que algunas veces los comentarios den fallos. Escribís, lo enviáis y luego no aparece... No lo he borrado, es un error que da Blogger y no consigo averiguar que es. Si la entrada no es muy antigua podréis encontrarla en la página del blog en Facebook, allí podéis escribir también.

¡¡Un saludo!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...