11 de junio de 2015

Brauerei y Brauhaus

La cerveza es con mucho la bebida más consumida en Alemania y en cada región del país hacen la suya propia. De hecho es complicado encontrar cervezas de otras partes del país si nos salimos de la zona de "influencia".
Los edificios donde se realiza la cerveza se llaman Brauerei y en algunas localidades es posible realizar una visita guiada por las instalaciones.

Foto sacada de internet.

La cervecería más antigua fue, como no podía ser de otra forma, un monasterio. El Kloster Weltenburg, ubicado en Kelheim, Baviera. Aunque actualmente en este monasterio ya no se hace cerveza.

Foto sacada de internet.

La Brauerei más antigua y que aún existe también se encuentra en Baviera, en Freising. La cerveza que producen se llama Weihenstephaner y su origen data de 1040.


Foto sacada de internet.

No se sabe con exactitud cuando se desarrolló por primera vez esta bebida, algunos restos arqueológicos hacen pensar que en el antiguo Egipto y en Mesopotamia ya pudieron haberla conocido.
Parece ser que el desarrollo de esta bebida se fue dando en varias partes del mundo de formas un poco diferentes, dependiendo de las materias primas de las que disponían.
En Europa la cerveza y el vino compartieron mesa hasta que el Imperio Romano comenzó a expandirse y llevaron consigo la tradición de beber vino. Pero al norte de sus fronteras la cebada se cultivaba mucho mejor que la uva, por eso los pueblos bárbaros, esa gente ruda y sin modales, bebían más cerveza que vino.
Con el paso de los siglos las dos bebidas volvieron a compartir protagonismo, pero el clima no había sufrido ningún cambio y al final en el centro y norte de Europa la cerveza ganó le ganó la partida al vino.

En la Edad Media se consideraba que la cerveza era un alimento, pues su valor energético es bastante alto.
En el siglo XV se elaboró por primera vez la cerveza con lúpulo, que es lo que le da ese característico sabor amargo. A esta nueva variedad se la llamó "cerveza" y a la antigua, la que no contenía lúpulo se la denominó "ale".
En un monasterio belga se refinó tanto la elaboración de la cerveza hasta casi conseguir hacerla muy parecida a la que actual. Para llegar a la bebida que ahora conocemos debemos de esperar a Pasteur, quien demostró que la levadura era un microorganismo vivo posible de controlar.
Actualmente dependiendo del tipo de cerveza se utilizan dos levaduras, la Saccharomyces cervisiae se usa para la fermentación de cervezas oscuras y la  S. carlsbergensis para las claras.

Foto sacada de internet.

Los tipos de cervezas de los que disponemos hoy en día es enorme, en especial en Europa. Siendo Bélgica y Alemania los que llevan el estandarte de la cerveza con orgullo (aunque los alemanes no sepan beberla y se la tomen caliente).

Como ya hemos visto en Alemania las cervecerías se llaman Brauerei, pero por lo general el deguste de las cervezas se hace en las Brauhaus. Estos son los típicos restaurantes alemanes. Casi todos tienen una decoración muy parecido, mucha madera y mesas gigantescas que compartes con la gente, así en plan posada.

Foto sacada de internet.

En estos locales suelen servir pocos tipos de cerveza, pues suelen estar hermanadas o pertenecer a una Brauerei y solo sirven ese tipo.
Aquí podremos disfrutar de la cerveza de la zona y de los platos típicos de esa ciudad o región. Vendría a ser el restaurante alemán por excelencia.

Foto sacada de internet.

Y sin importar en que Bundesland nos encontremos siempre podremos encontrar el famoso codillo, Haxe en alemán además de un sin fin de variedades de salchichas.

Foto sacada de internet.

Si queremos comer en uno de estos sitios y vamos sin reserva vamos a tener que entrar y buscarnos nosotros mismos el sitio. Los camareros no van a hacerlo y nos suelen indicar de forma poco agradable que nos busquemos la vida. Ya digo que las mesas son para compartir, y si veis un par de sitios libres donde cabéis no dudéis en preguntar a los que ya estén allí si están libres y sentaros, es muy poco probable que vayáis a encontrar una mesa entera vacía.
Eso si, en cuanto pongamos medio trasero en la silla, el camarero que antes nos ha atendido con tanta elegancia nos va a plantar una cerveza, casi sin preguntar. Y en cuanto nos la hayamos acabado nos van a ir poniendo una tras otra. Para evitar que el camarero nos siga poniendo nuevas cervezas tenemos que poner el posavasos encima del vaso.

Los camareros de las Brauhaus suelen ser seres con poco encanto. Siempre están yendo con prisas de un lado para otro y no tienen tiempo para explicarnos las cosas. Por lo que me han contado, es casi una obligación que sean desagradables, si os tratan bien, sabed que no estáis en una Brauhaus de las típicas típicas. Al llegar a nuestra mesa van a tirar, literalmente, los posavasos a la mesa. Aunque para ser sincera esto no es solo cosa de los camareros de las cervecerías, no sé porqué, pero los alemanes no dejan las cosas encima de las mesas con suavidad, cuando te dan algo lo dejan caer, y da una sensación un tanto desagradable, como si estuviesen enfadados contigo. Siempre hay excepciones, está claro, pero me ha pasado muchísimas veces.

Las Brauhaus suelen estar siempre bastante llenas, por turistas y por alemanes, pero si no somos muchos siempre es posible encontrar algún huequito libre donde poder disfrutar del ambiente. Sin duda algo que hay que vivir, así que si estáis de turismo por Alemania no dudéis en pasar a una y disfrutar de la comida y la bebida.

________


Si quieres informarte más sobre Alemania, como es la vida en este país o que es lo que se necesita para emigrar aquí pincha en este enlace: Emigrar a Alemania, seguro que encuentras algo que te pueda interesar.

Un saludo!!



No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Buenas!

¿Te ha gustado esta entrada? ¿Te ha parecido interesante? ¿Estás en desacuerdo? ¿Tienes algo que aportar sobre este tema?
Yo os cuento mis experiencias, y todo aquello que me parece digno de mención sobre este país, ¿te animas a compartir tu opinión y experiencia con nosotros?
Siempre me alegro cuando veo nuevos comentarios, así me da la sensación de que no hablo conmigo misma...

Muchas gracias por leerme y por comentar.

PD: Es posible que algunas veces los comentarios den fallos. Escribís, lo enviáis y luego no aparece... No lo he borrado, es un error que da Blogger y no consigo averiguar que es. Si la entrada no es muy antigua podréis encontrarla en la página del blog en Facebook, allí podéis escribir también.

¡¡Un saludo!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...