29 de abril de 2016

Haribo


Con esta entrada no pretendo hacer publicidad, aunque tampoco es que lo necesite pues seguro que la gran mayoría de vosotros conocéis desde ¿siempre? la marca Haribo. Esta casa de gominolas tiene el monopolio de este producto en Alemania, aquí no se comen otras chucherías que no sean de ellos.

Hace ya casi 100 años que se fundó y aún se siguen consumiendo como si fuese lo más novedoso del mercado. Pero ¿cuál fue su origen?

Todo comenzó en el año 1893 en Friesdorf, un pequeño pueblecito cerca de Bonn, donde nació el fundador de la empresa, Johann "Hans" Riegel.


Después de terminar el colegio estuvo trabajando en la empresa de producción de regalices Kleutgen & Meier durante más de 5 años, y al mismo tiempo realizó un curso de confitería.
Más tarde trabajó en Neuss en una fábrica de chocolates y un año más tarde volvió a cambiar de trabajo. Se fue a una empresa donde fabricaban chucherías y en la que llegó a estar muy bien valorado.

Quien sabe que hubiese pasado a continuación si la Primera Guerra Mundial no hubiese iniciado.
Como hombre adulto fue reclutado por el ejército y una vez acabada la guerra pudo volver a casa, aunque lo hizo parcialmente sordo. Pero a pesar de eso pudo incorporarse pronto al trabajo.

Ese mismo año comenzó a trabajar como confitero para la firma Heinen, y unos meses más tarde se hizo socio de la empresa que pasó a llamarse Heinen & Riegel.
Esta asociación duró 2 años, y los conocimientos que aquí adquirió fueron las bases de lo que más tarde sería Haribo.

En 1920 Hans Riegel se hizo con una casa en Kessenich y en el trastero del mismo construyó de forma casera su primera cocina para crear sus propios dulces. Y así, el 13 de diciembre de 1920 con un presupuesto total de no más de 300 marcos nació la empresa Haribo. Aunque el nombre fue puesto unos meses más tarde en forma de acrónimo, Ha - Hans, ri - Riegel, Bo - Bonn, que era su ciudad de nacimiento, Hans Riegel Bonn - Haribo.

Un año más tarde Hans Riegel se casó con Gertrud Vianden, que fue la primera empleada de la empresa de golosinas Haribo. Más tarde llegó el hermano pequeño de Hans, Paul. Y así se convirtió en una empresa familiar. Los tres hijos del matrimonio Riegel también trabajaron aquí.

El negocio les fue muy bien y poco a poco se fueron expandiendo hasta que en el año 1938 compraron las fábricas en las que hoy en día aún se fabrican las chuches Haribo.

Para cuando la Segunda Guerra Mundial estalló Haribo había dado el paso al extranjero abriendo una pequeña fábrica en Dinamarca. El total de empleados en aquellos años llegaba a los 400.
La empresa sobrevivió a la guerra, cosa que no hizo Hans Riegel, el fundador murió el 31 de marzo de 1945, pocos meses antes del final del conflicto bélico.
Una vez que la Segunda Guerra Mundial llegó a su final los hijos de Hans Riegel, Hans junior y Paul levantaron de nuevo la empresa y se expandieron por todo el mundo. En los años 60 era posible encontrar los productos de Haribo en más de 100 países.

En el centro de Bonn hay una tienda de Haribo y quizás haya sido cosa del subconsciente, pero siempre que he comprado Haribos allí me sabían mejor. Era como un sabor más fresco... no sé...


Pero ¿dónde está el secreto del éxito de esta empresa de chucherías?
Ellos mismos piensan que la clave de todo se encuentra en tres puntos clave, a saber;
- La enorme variedad de productos que venden. Pues aunque los Ositos de oro, con 6 sabores diferentes sean el mayor estandarte, no son lo único, también hay regalices, chuches ácidas, ladrillos y un sin fin de cosas más.

No sé si en otros países existen, si venís a Alemania y os gustan las chucherías tenéis que probar los HARIBO TROPIFRUTTI. Son mi perdición. En casa suelo tener alguna bolsa y me contengo bastante, hasta que la abro... una vez abierta no me dura ni 24 horas, es un vicio tremendo.


Además hay envases para todos los gustos, desde las típicas mini bolsas con unos cuantos ositos, hasta cajas enormes rellenas de droga en forma de chuchería.

Pero además de los productos estandar siempre innovan con algo, sacan sabores nuevos, diferentes formas o especial de Pascua, de Navidad...

- Una buena y muy efectiva publicidad. En Alemania no hay persona que no conozca la canción con la que se anuncian desde principios de los años 60. Haribo macht Kinder Froh und Erwachsene ebenso (Haribo hace felices a los niños y también a los mayores).


Corta y pegadiza, éxito asegurado.

En español se tradujo como Haribo, dulces sabores / para pequeños y mayores. Que aunque también tiene rima me suena peor que la original.

- Otro de los puntos clave es la tradición, los paquetes en los que se venden las chuches han ido evolucionando a lo largo de los años, pero básicamente siguen siendo muy parecidos a los primeros que se hicieron. Los abuelos conocen Haribo de su infancia y eso es lo que les enseñan a sus hijos y nietos.

Aunque también es posible que el éxito provenga en la gestión. Haribo se sustenta a sí misma, no gastan más de lo que ganan y no tienen deudas con los bancos, y eso, en los tiempos que corren, es bastante importante.

Algunas curiosidades:

Desde los años 30 Haribo organiza trueques donde se cambian castañas y bellotas por chucherías. Los niños pueden ir al almacén de la empresa en Bonn y cambiar 10 castañas o 5 bellotas por un producto Haribo. Estos frutos se llevan a la finca de la familia Riegel y con ellos se alimentan a los animales que allí tienen.
En la actualidad esta tradicción aún se mantiene y todo los años tiene una muy buena aceptación.

Al extender todos los discos de regaliz que se fabrican en un año podríamos cubrir la distancia que nos separa de la Luna.

Si colocamos todos los Ositos de oro que se fabrican en un año uno detrás de oro se puede crear una cadena de 160.306 km, que le daría la vuelta a nuestro planeta cuatro veces.


Seguro que alguna vez habéis probado los Haribo, ¿cuál de todos es vuestro favorito?

Si tenéis la posibilidad de haceros con una bolsita de ositos de oro Haribo, de los normales, probadlos con los ojos cerrados, ¿seréis capaces de averiguar el sabor que es?

Os dejo las 6 opciones diferentes:


Fresa el rojo claro.
Naranja el naranja.
Piña el blanco.
Frambuesa el rojo oscuro.
Limón el amarillo.
Manzana el verde.

Yo he hecho la prueba y no he conseguido averiguar ni uno... Aunque cuando el osito es algo más grande sí que soy capaz de identificar algunos sabores.

Un saludo!!




  

2 comentarios:

  1. Qué entrada más dulce...
    Claro que conozco los Haribo y a mis sobrinos les encantan.
    Lo que me han entrado son ganas de probar los tropicales ¿me mandas unos cuantos en un email? ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas C.
      Estaría genial si se pudiesen enviar estas cosas por email.
      Si alguna vez vienes a Alemania ya tienes algo en la lista de cosas a probar.
      Un saludo!!

      Eliminar

¡Buenas!

¿Te ha gustado esta entrada? ¿Te ha parecido interesante? ¿Estás en desacuerdo? ¿Tienes algo que aportar sobre este tema?
Yo os cuento mis experiencias, y todo aquello que me parece digno de mención sobre este país, ¿te animas a compartir tu opinión y experiencia con nosotros?
Siempre me alegro cuando veo nuevos comentarios, así me da la sensación de que no hablo conmigo misma...

Muchas gracias por leerme y por comentar.

PD: Es posible que algunas veces los comentarios den fallos. Escribís, lo enviáis y luego no aparece... No lo he borrado, es un error que da Blogger y no consigo averiguar que es. Si la entrada no es muy antigua podréis encontrarla en la página del blog en Facebook, allí podéis escribir también.

¡¡Un saludo!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...