7 de marzo de 2016

Pronunciación - Logopedia

Hace tiempo leí que cuando alguien comienza a aprender una lengua extranjera, a no ser que lo haga desde muy pequeño, nunca va a conseguir hablar sin un acento que le delate.
Esto es debido a que no todos los idiomas tienen los mismos sonidos. Hay lenguas que tienen unos fonemas de los que otras carecen y algunas veces para la realización de ese sonido necesitamos utilizar músculos o partes de nuestro cuerpo que en nuestra lengua materna nunca o muy raramente usamos. Y por eso en algunas ocasiones somos, simplemente, incapaces de reproducir tal sonido.

A pesar de lo rico que es el español en lo que a vocabulario se refiere, en el tema de fonemas tenemos poco repertorio.
Por poner algún ejemplo, nosotros tenemos 5 vocales, 5 sonidos iguales, que siempre se pronuncian igual y tienen la misma duración.
En alemán, además de las vocales conocidas, también tienen las umlaut, ä, ö y ü. Y dependiendo de que vaya detrás de la vocal esta se pronunciará más o menos tiempo.
Luego están las reglas de acentuación, que difieren de un idioma a otro.
Y si a estas diferencias le añadimos que en ninguna escuela de idiomas nos van a enseñar una buena pronunciación, al final es complicado que uno aprenda a hablar correctamente.

En las academias se centran en la riqueza de vocabulario que vamos adquiriendo, en el conocimiento de la gramática que tenemos y en nuestra capacidad de hacernos entender, pero nadie presta atención a la calidad con la que decimos las cosas. Y muchas veces pienso que eso es un error gigante. No tiene sentido centrarse en el vocabulario o la gramática si cuando hablamos lo decimos tan a nuestra manera que nadie es capaz de entendernos.

La niñez ya nos queda un poco lejos, hemos crecido y tan solo hemos aprendido un idioma, ¿es el fin del mundo? ¿eso significa que nunca podremos aprender un idioma y hablarlo de forma correcta?
Hablar sin acento, nulo, diría que es algo muy complicado, hay que tener muy buen oído y practicar muchísimo, probablemente eso es algo que solo unos pocos privilegiados son capaces de hacer. Pero seguro que todo el mundo puede conseguir hablar cualquier idioma con un leve acento, que aunque delate nuestra procedencia no nos va a ocasionar ningún impedimento para tener una buena comunicación.

No me malinterpretéis, no me parece que hablar con acento sea algo malo, todos tenemos acento, incluso en nuestro propio idioma, pero si este es demasiado fuerte eso nos dificulta la comunicación y termina siendo algo un tanto (bastante) frustrante. Dices algo, no te entienden, lo vuelves a repetir, nada, pruebas un poco más alto, lo mismo, y uno empieza a perder la paciencia, a ponerse nervioso y eso hace que pronunciemos peor aún, un bucle sin fin del que es complicado salir.

Hace tiempo me hablaron de los logopedas, Según me dijeron con ellos se puede aprender a mover esos músculos orofaciales que no utilizamos en español y que tanto nos dificultan la vida.

Ya llevo más de tres años y medio en Alemania y aunque me manejo en el idioma bastante bien últimamente estoy tratando mucho con los dos grupos de edad más "peligrosos" en lo que a acentos extranjeros se refiere, es decir, niños, que no hacen más que preguntarme ¿y tú porque hablas tan raro? Y los ancianos, muchos de ellos duros de oído que se amparan en que "no me entienden" para no hacer los ejercicios que les mando.
Así que para curarme en salud, nervios y tiempo, decidí visitar a un logopeda para que me ayude a mejorar mi acento y pronunciación en alemán.

Hay muchas cosas que ya sé que no digo bien, pero por más que lo intente mis amigos alemanes o profesores nunca han sido capaces de explicarme de donde proviene la fuerza y el sonido para pronunciar tal letra. Llevo pocas sesiones con el logopeda y aún así ya he podido notar que he mejorado.

Hay muchísimas letras que aunque en español también las tenemos su pronunciación en alemán es diferente y ahí es donde vienen muchos de nuestros problemas. ¡¿Por qué diablos no entienden la "t"!? Una "t" es una "t", aquí y en China, pues no. En español y en alemán tienen pequeñas diferencias que crean el gran problema.

Una de las cosas que más me están gustando de estas clases con el logopeda es que estoy descubriendo el español, como lo hablo, porque no soy capaz de decir tal letra y porque cuando hablan los alemanes en español tienen un acento tan gracioso.

Hay muchas diferencias entre el alemán y el español, y en lo que ha pronunciación se refiere la mayor diferencia se encuentra en los músculos que utilizamos. Para hablar nosotros utilizamos mucho la lengua y ellos, por el contrario, usan más los labios.

En la primera clase hicimos dos ejercicios muy prácticos para comenzar a fortalecer esa musculatura que todos tenemos pero que solo unos pocos usan.

El primero consistía en ponerse un lápiz encima del labio superior, sujetarlo ahí y de esa manera intentar hablar. Tal como esto:


El primer intento resultó en fracaso absoluto, no es que no pudiese hablar, es que abrir la boca sin que el lápiz se suicidara era simplemente imposible.
Poco a poco y tras muchos, bastantes, casi demasiado, intentos, he conseguido poder decir unas cuantas frases sin que se caiga.
Dado que en alemán se usan más los labios este ejercicio me sale mucho mejor si hablo en ese idioma. Siempre que cambio al español e intento hablar así se cae casi al instante.

El otro ejercicio también lo usan los actores y cantantes para aprender a pronunciar de forma más clara. Consiste en hablar con un corcho entre los dientes.


Cuando lo realicé por primera vez me di cuenta de la cantidad de veces que le daba al corcho con la lengua, y en cambio el logopeda casi ni lo tocaba. Otra vez la diferencia entre el español y el alemán.
Intenté hablar sin tocar el corcho y mi voz cambió por completo, se volvió muchísimo más grave y el tono disminuyó, además hablaba desde el fondo de la garganta.
De nuevo, en alemán me resulta más sencillo, pero tras un par de minutos noto que la musculatura comienza a cansarse.

Estos serían los ejercicios introductorios para mejor nuestra pronunciación. Poco a poco os iré enseñando lo que voy aprendiendo y quizás vosotros también seáis capaces de mejorar vuestra pronunciación.

Si alguna vez tenéis la posibilidad de visitar un logopeda, creo que merece la pena que lo hagáis. También existen los cursos de pronunciación y los que son específicos para hispanohablantes suelen dar buenos resultados.

No consiste en hablar como un alemán, pero si reducimos el acento nuestra vida se volverá un poco más sencilla.

________

Todos aquellos que no hemos aprendido el alemán desde pequeños sabemos lo difícil que puede resultar este aprendizaje, pero no es imposible, eso te lo aseguro. Pincha aquí para ver todas las lecciones que ya hemos visto.

¡No desistas! Al final lo conseguirás.

Un saludo!!


13 comentarios:

  1. Buenas,

    Qué tema tan interesante! Y menuda super idea lo del logopeda. La verdad, es que a veces es frustrante estar "seguro" de estar pronunciando bien y que no te entiendan... no es plato de gusto para nadie. Yo lo paso fatal, aunque luego me río, claro.

    En mi opinión, y generalizando mucho, creo esto de la despreocupación por pronunciar bien, es algo un poco "español". Otros países se esfuerzan mucho más o son mucho más conscientes de las diferencias fonéticas. En alemán (y en inglés) hay tres eses diferentes, y nostros las hacemos todas iguales, alegría! jaja Y lo mismo que nos comentas sobre la té "explosiva" alemana, pasa con la pé o la bé o la gué... prueba a pedir en la Bäckerei una baguette con acento suave español, que no te la dan! Sin embargo, para que nos entiendan, con acento alemán hay casi que decir "ein pakete, pite", no? jajja Mi novio, cuando empezó a hablar español, lo primero que miró fue la diferencia al pronunciar ciertas letras; la erre, nunca la dirá bien, pero lo que está en su mano, si lo hace genial. Yo intento ser consciente de las diferencias, las practico cuando me acuerdo, pero la mayoría de las veces, se me olvida, qué desastre!

    Saludos!

    PD: No se me olvidará nunca aquella vez en Londres, en la que el revisor nos decía que nuestro tren salía de la "platform pi" y nosotros venga a buscar la vía P por toda la estación de St. Pancras,...pero solo había hasta la G! Entonces el revisor nos tenía que estar diciendo la B, claramente! "platform pi"!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Buenas Roseta!

      Por ahora estoy inmersa en el aprendizaje de la "w" y la distinción de las vocales cortas y largas, están pudiendo con mi paciencia... Pero ya vimos un poco de pasada las letras que comentas, "p", "b", "t" y "d", cuando nos pongamos con ellas llegará un nuevo via crucis...
      En fin.

      Es complicado hablar mientras piensas en los sonidos, todo se hace eterno, pero poco a poco uno se acostumbra. Ponerlo en práctica se olvida cuando no tenemos a nadie que nos lo recuerde. Quizás tras estas entradas se nos vaya quedando a todos un poco en la cabeza.

      Un saludo!!

      Eliminar
  2. Me ha encantado la entrada : ) La pronunciación es una de las cosas que me frustan más en alemán. Realmente odio que tras decir un par de palabras mi interlocutor apunte a mi origen extranjero... Aunque también me ha pasado un par de veces que la persona con la que hablaba me creía de una zona remota de Alemania, donde probablemente se hablaría algún dialecto! (ahí no pude dejar de sonreírme, la verdad : )
    El caso es que para pulir el Aussprache he asistido a clases de fonética. Y para aprender teoría eso está genial, otra cosa es luego pasar a la práctica... Mira que yo escucho perfectamente que la pronunciación de 'ä' y 'e' es diferente, pero no sé si alguna vez seré capaz de reproducirla de forma convincente.
    Viel Erfolg! : )
    LaMelenaDeLeón

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas Helena. A mi me han preguntado más de una vez que si soy de Suiza, y al igual que tú, no he podido evitar sonreír.
      Las "umlaut"... uno de los problemas de todo español, entre otras muchas cosas. A ver si en algún momento me enseñan a decirlas bien y puedo dar trucos "maravillosos".
      Un saludo!!

      Eliminar
  3. Supongo que el logopeda tendrá que ser alemán.
    Muchas gracias por este post, porque no tenía ni idea de esta opción y también puede ser útil para otros idiomas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas Anónimo. Diría que sí, debe de ser alemán, o que haya nacido aquí pero que tenga una pronunciación impecable.
      Un saludo!!

      Eliminar
  4. ¡Qué interesante, Irene! Cuando empecé a estudiar alemán pensé que en los cursos impartían clases de fonética. Eso debió haber sido lo primero, como aprenden los bebés, primero vocalizando. Lamentablemente no fue así y mi mejor aliado ha sido siempre el diccionario on line, cuya pronunciación intento imitar lo más fielmente posible. No entiendo por qué dejan este tema TAN importante de lado y que cada quien aprenda cómo sea o como pueda. Es genial que existan esas clases de las que hablas y que, a través de tu blog, podamos aprender ciertas técnicas relativas a la fonética que nos permitan seguir perfeccionando nuestro alemán. Seguiré muy de cerca este tema tan apasionante en tu blog!!! : )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Buenas! La verdad es que es una pena que ese tema se deje tan de lado. Me alegro de que te guste esta idea, yo intentaré explicarlo todo lo mejor que pueda, pero está claro que lo mejor sería acudir nosotros mismos a un logopeda.
      Un saludo!!

      Eliminar
  5. Hola, me interesó mucho este tema, pero veo que sólo escribiste un post. ¿Tienes algunos más al respecto?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Adriana. Solo hay uno más. http://alemaniaentrebastidores.blogspot.com.es
      Espero que te sea de utilidad.
      Un saludo!

      Eliminar
    2. Hola Adriana. Solo hay uno más. http://alemaniaentrebastidores.blogspot.com.es
      Espero que te sea de utilidad.
      Un saludo!

      Eliminar
  6. Hola, buscando mejorar mi pronunciación llegue hasta aquí. Suena interesante. He estado practicando un poco mediante estos videos. https://www.youtube.com/watch?v=o-8cQhS1lIM

    Sería bueno si puedes recomendarnos algún Logopeda. Feliz día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas! No conocía esos videos, pero tienen muy buen pinta, les miraré más a fondo.
      Sobre la recomendación, yo solo conozco mi logopeda en Colonia, no tengo ni idea de más logopedas.
      Un saludo!!

      Eliminar

¡Buenas!

¿Te ha gustado esta entrada? ¿Te ha parecido interesante? ¿Estás en desacuerdo? ¿Tienes algo que aportar sobre este tema?
Yo os cuento mis experiencias, y todo aquello que me parece digno de mención sobre este país, ¿te animas a compartir tu opinión y experiencia con nosotros?
Siempre me alegro cuando veo nuevos comentarios, así me da la sensación de que no hablo conmigo misma...

Muchas gracias por leerme y por comentar.

PD: Es posible que algunas veces los comentarios den fallos. Escribís, lo enviáis y luego no aparece... No lo he borrado, es un error que da Blogger y no consigo averiguar que es. Si la entrada no es muy antigua podréis encontrarla en la página del blog en Facebook, allí podéis escribir también.

¡¡Un saludo!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...