25 de marzo de 2016

Selbst gemacht

Hay pocas cosas más alemanas que el "selbst gemacht". Les encanta el tema de construir las cosas por ellos mismos. Siempre que puedan hacer algo en lugar de comprarlo, van a escoger la opción de "manualidades".

Hay muchísimas tiendas parecidas al Leroy Merlin y en todos los polígonos vamos a encontrar por lo menos una, Bauhaus, Toom o algo por el estilo.


Y la verdad es que son bastante apañados, debe de ser algo que se aprende desde pequeños.

En la clínica donde trabajo tenemos una especie de balancín, comprado, pero ya han sido varios los padres los que se han puesto a sacarle fotos para hacerlo ellos mismos. Tienen la idea, van a la tienda, compran lo que necesitan y se lo montan. Casero y mucho más económico, y además con el factor añadido de satisfacción al ver a tu hijo disfrutar jugando en un balancín que uno mismo ha fabricado.

Pero esta pasión por hacer las cosas uno mismo no acaba en la bricomanía, la repostería es uno de los temas fuertes, de las alemanas, en su gran mayoría. Es curioso, pues algunas veces puede dar la sensación de que las mujeres de este país, con sus cuerpos gigantes y algunas veces mirada dura, son poco dadas a la cocina, y luego te echan todo por tierra backeando unas tartas que te dejan impresionado.

En los supermercados la sección de repostería es una de las más grandes y por lo general, cuando te invitan a casa a comer nunca van a servirte algo que no haya sido hecho por ellos mismos. Al igual que si nosotros invitamos a alguien a nuestra casa, siempre vendrán con algo selbst gemacht.

En este país el raro no es el que cocina, sino el que no lo hace. Las magdalenas siempre serán caseras, para muchos con ingredientes bio.

En España cuando alguien hace una tarta o un postre y lo lleva a una reunión de amigos todo el mundo se queda impresionado, "vaya mano que tienes para la cocina", en Alemania si vas a una fiesta se suele llevar algo cocinado por nosotros, es lo normal. No te van a mirar con cara extraña si es comprado pero a la pregunta de selbst gemacht? (hecho por ti), siempre se responde con un selbst gekauft (comprado por mi), queda mucho más elegante.

Personalmente me encanta esta costumbre, no hay nada como hacer algo por uno mismo, tanto en el tema de manualidades como en la comida, pero en este apartado me uno muchísimo a los alemanes, uno nunca sabe lo que lleva la bollería industrial.

Aunque esto no quita que no compren tartas en las tiendas, al contrario, esta gente se pirra por los dulces y las panaderías siempre están llenas de millones de tartas diferentes, pero vivimos en una sociedad de stress y ¿quién tiene tiempo para cocinar u hornear todos los días?

Aquellos que también vivís en Alemania, ¿tenéis la misma impresión que yo sobre este tema? ¿son los alemanes tan manitas como a mí me da la impresión? ¡Contadme!


Un saludo!!


4 comentarios:

  1. Pues razón no te falta, tienen un problema con el tema del DIY porque viven obsesionados! Pero también lo veo como algo muy positivo, me gusta que al menos ofrezcan tantas opciones para hacerse uno lo suyo, aunque soy pésima para eso y ya ni lo intento... T_T

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas catacharra. Yo al principio tampoco era demasiado buena, pero poco a poco y tras muchos ensayos y errores le voy tomando el gustillo a hacer las cosas por mi misma.
      Un saludo!!

      Eliminar
  2. Yo tengo la misma impresión, si, les encanta hacer cosas ellos mismos: tartas impresionantes, muebles y aparatejos varios, pintar y decorar, la jardinería... Yo al principio alucinaba cuando en el trabajo me preguntaban si la comida que me estaba comiendo en la pausa la había hecho yo, qué obsesión! Como somos pocos los que llevamos tupper (somos muy jóvenes todos y la mayoría compra algo en algún puestecito o se calientan algo precocinado del super) el ver algo cocinado les llamaba la atención, y así me gané el respeto y admiración actuales, jajajajaj

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas Roseta.

      Yo también me he ganado el respeto al llevar tupper al trabajo, en especial cuando voy con la tortilla de patatas, esos días siempre me miran con ojos golosos. Un día haré una grande para llevarme al trabajo, en ese momento me los ganaré de por vida.

      Un saludo!!

      Eliminar

¡Buenas!

¿Te ha gustado esta entrada? ¿Te ha parecido interesante? ¿Estás en desacuerdo? ¿Tienes algo que aportar sobre este tema?
Yo os cuento mis experiencias, y todo aquello que me parece digno de mención sobre este país, ¿te animas a compartir tu opinión y experiencia con nosotros?
Siempre me alegro cuando veo nuevos comentarios, así me da la sensación de que no hablo conmigo misma...

Muchas gracias por leerme y por comentar.

PD: Es posible que algunas veces los comentarios den fallos. Escribís, lo enviáis y luego no aparece... No lo he borrado, es un error que da Blogger y no consigo averiguar que es. Si la entrada no es muy antigua podréis encontrarla en la página del blog en Facebook, allí podéis escribir también.

¡¡Un saludo!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...