30 de julio de 2015

Los casos del alemán

Una de las cosas más complicadas a la hora de aprender alemán son las 4 diferentes declinaciones que tiene este idioma.

En español esto ya se perdió, pero si sabemos algo de latín no nos resultará tan desconocido. Hay muchas lenguas que aún conservan estos casos, el alemán, como ya he dicho tiene 4, nominativo, acusativo, dativo y genitivo, pero no es el idioma con más declinaciones, el ruso, por ejemplo tiene 6, las mismas que en alemán más el instrumental y preposicional. Pero tampoco es el idioma con más declinaciones, la palma de oro se la lleva el húngaro, con hasta 25 casos... Si 4 son complicadas no me quiero ni imaginar lo que tiene que ser enfrentarse al reto de aprender a declinar 25...

En realidad esto de las declinaciones no es tan complicado, pero como en español no tenemos no estamos acostumbrados.


¿Para qué sirven las declinaciones? Estas nos indican la función que esa palabra tiene en la oración. Quien realiza la acción, que es lo que hace y a quien va dirigido. Es lo que vendrían a ser el sujeto, el objeto directo y el indirecto en español. En nuestro idioma no importa que función tenga cada palabra, esta no varía, en alemán sí, y esto es lo que hace que los casos sean complicados, pues dependiendo de cual de ellos sea tendremos que declinar los artículos, adjetivos y pronombres.

El nominativo - Nominativ.

Es el sujeto de la oración. Nos indica quien realiza la acción del verbo.
Para averiguar cual es preguntáremos:
¿Quién hace la acción del verbo? ¿Qué es lo que?

En alemán:
Wer? Was?
Y la respuesta será el Nominativo.

Se podría decir que es el caso básico, el artículo nunca va declinado, por lo que así podremos aprender cuales son los artículos de las palabras.

Der Computer funktioniert nicht / El ordenador no funciona.
¿Qué es lo que no funciona? El ordenador, sujeto con el artículo sin declinar. Y ya sabemos que ordenador es masculino.

Con los pronombres personales pasa lo mismo, tampoco sufren variaciones.
Mein Computer funktioniert nicht /Mi ordenador no funciona.


El acusativo - Akkusativ.

Por lo general suele corresponder con nuestro complemento directo, aunque no siempre es así. Nos indica sobre que se realiza la acción.

Para averiguar cual es preguntáremos:
¿A qué persona? ¿Qué cosa?

En alemán:
Wen? Was?
Y la respuesta será el Acusativo.

Ich esse einen Apfel / Como una manzana.
Ich esse meinen Apfel / Me como una manzana.
¿Qué como? Una manzana.

Ese -en es el que se declina y el que nos indica que estamos hablando en acusativo.


El dativo - Dativ.

Por lo general suele corresponder con nuestro complemento indirecto, aunque no siempre es así. Nos indica quien recibe la acción.

Para averiguar cual es preguntáremos:
¿A quién? ¿Para quién? ¿A qué? ¿Para qué?

En alemán:
Wem? Was?
Y la respuesta será el Dativo.

Ich schenke dir ein Buch / Te regalo un libro.
Ich schenke dir mein Buch / Te regalo mi libro.
¿A quién le regalo un libro? A ti.
El "dir" es la palabra que se encuentra conjugada en dativo.


El genitivo - Genitiv.

El genitivo nos indica la propiedad, a quien pertenece algo.

Para averiguar cual es preguntáremos:
¿De quién? ¿De qué?

En alemán:
Wessen?

La mayor característica de este caso es que los sustantivos en genitivo llevan una -s al final.
Das ist das Auto des Lehrers / Ese es el coche del profesor.
¿De quién es el coche? Del profesor, por lo tanto este será el que lleve la -s.



En esta ocasión lo vamos a dejar aquí, tan solo con esta breve introducción, pues esto se complica luego mucho más, ya que las conjugaciones dependiendo del caso tienen muchísimas variaciones.


________

Esto es tan solo una pequeña, mínima parte, del alemán, aún hay muchas cosas que aprender y descubrir. Pincha aquí para ver todas las lecciones que ya hemos visto.

Un saludo!!

5 comentarios:

  1. Sólo una pequeña corrección. Los sustantivos no se conjugan, sino se declinan. Los que se conjugan son los verbos. Por lo demás, bien e interesante. Los que en su momento estudiamos latín llevamos ventaja a la hora de estudiar alemán. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas!!
      Cierto, se me liaron las palabras, gracias por el aviso.
      Un saludo!!

      Eliminar
  2. Estoy aprendiendo aleman recientemente y espero que no sea muy complicado
    Gracias por el blog

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas Iv, desgraciadamente tengo que decirte que el alemán es un idioma complicado, pero no imposible de aprender. Con constancia y estudio seguro que lo aprenderás.
      Puedes seguir el blog de varias maneras, suscribiéndote por correo electrónico, en blogger o en facebook, tienes todas esas opciones en la barra lateral derecha.
      Mucho ánimo y un saludo!!

      Eliminar
  3. Como te puedo agregar o seguir?

    ResponderEliminar

¡Buenas!

¿Te ha gustado esta entrada? ¿Te ha parecido interesante? ¿Estás en desacuerdo? ¿Tienes algo que aportar sobre este tema?
Yo os cuento mis experiencias, y todo aquello que me parece digno de mención sobre este país, ¿te animas a compartir tu opinión y experiencia con nosotros?
Siempre me alegro cuando veo nuevos comentarios, así me da la sensación de que no hablo conmigo misma...

Muchas gracias por leerme y por comentar.

PD: Es posible que algunas veces los comentarios den fallos. Escribís, lo enviáis y luego no aparece... No lo he borrado, es un error que da Blogger y no consigo averiguar que es. Si la entrada no es muy antigua podréis encontrarla en la página del blog en Facebook, allí podéis escribir también.

¡¡Un saludo!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...