13 de mayo de 2015

Currywurst

Si os digo, pensad en una comida alemana, ¿qué es lo primero que se os viene a la cabeza? Probablemente la mayoría de nosotros coincidamos, salchichas. Bote insignia. Las hay de todo tipos, tamaños y texturas, todo un mundo a descubrir.
Hoy vamos a ver una de las salchichas más famosas que existen, las Currywurst.

No hay evento, concierto, fiesta o cualquier otro festejo aglomerador de gente donde no haya al menos un puesto donde se venda este pequeño gran manjar de comida rápida.
Pero ¿qué son las Currywurst? En realidad no tienen ningún misterio. Son tan solo salchichas, por lo general suelen estarr asadas a la parrilla, las Bratwurst. Aunque también pueden estar cocidas, Brühwurst. Pero lo que las hace especiales es la salsa de tomate, ketchup, con curry que se les echa por encima.
Es uno de los platos de comida rápida más famosos del país. Las salchichas siempre están cortadas en trozos pequeños, comibles de un solo bocado, y luego pueden venir acompañadas de dos cosas:
Un chusco de pan, Currywurst mit Brot.



O con patatas fritas, Pommes frites, que muchas veces tiene por encima un poco de mayonesa, mayo para los alemanes.



Pero lo más típico de estos platos es que siempre nos lo servirán en un recipiente pequeño de cartón o plástico, junto con un mini-tenedor, todo listo para llevar y comer por el camino.


Actualmente no podríamos concebir un evento multitudinario sin estas salchichas, pero no siempre estuvieron aquí.
Se dice que el origen de las Currywurst fue enBerlín, y su creadora fue una tal Herta Heuwer. En 1949 esta señora tenía un puesto callejero en el barrio de Charlottenburg donde vendía salchichas con una salsa de su invención que volvía locos a los berlineses. Unos años más tarde, en 1959, registró esta receta con el nombre de Chillup.
Hoy en día, en el lugar en el que se encontraba su puesto, podemos encontrar una placa en conmemoración a Frau Heuwer por su brillante idea.

Pero en este descubrimiento hay un poco de polémica, hay quienes dicen que en realidad la Currywurst fue inventada en Hamburgo, en 1947 por Lena Brücker, la cual poseía un puestecillo en el mercado de Hamburgo. Donde también podemos encontrar una placa en conmemoración.
Por desgracia no se tienen datos que puedan verificar este hecho, por lo que oficialmente Berlín es la orgullosa patentadora de las Currywurst.
Sinceramente no me sorprende que este invento se dispute entre Berlín y Hamburgo, siempre rivales, hasta en esto.

¿Sabéis que existe un museo de las Currywurst? Sí, aunque pueda parecer mentira lo hay. Se encuentra en Berlín, en pleno centro de la ciudad.

Horario:
Abierto todos los días de 10 de la mañana a 18 de la tarde.

Precio:
Adultos 11€
Niños a partir de 14 años, estudiantes y jubilados 8,50€
Niños de 6 a 13 años 7€
Niños hasta 6 años, gratis.

Un poco caro, pero con la entrada recibes también una Currywurst de prueba... Y luego está una entrada en la que está incluido un menú.
Para más información os dejo el enlace del museo.


A parte de este museo, en Berlín también podemos encontrar la cadena Curry 36, con puestos en la parada de Mehringdamm y el Zoologische Garten, dicen las malas lenguas que son las mejores Currywurst que comerás en tu vida. Yo las he probado, me gustaron bastante, pero tampoco sé si podría decir que son las mejores que haya probado nunca. Quizás sea porque justo al lado del puesto de Mehringdamm, que es donde la comí, se encuentra, en este caso sí, el mejor Kebap que haya probado nunca y que jamás probaré.

Personalmente nunca he probado a hacer unas Currywurst caseras, de hecho, hasta que no he visto que existen recetas ni siquiera se me había pasado por la cabeza. Seguro que saben mejor, sin todo el aceite y grasa de los puestos ambulantes, pero es que creo que eso es lo que les da ese sabor especial...

Currywurst



Ingredientes:
2 salchichas
1 bote de Ketchup de unos 500ml.
2 cebollas pequeñas.
3 cucharadas de aceite balsámico, el oscuro.
2 cucharas de miel.
2 cucharadas de curry en polvo.
Un poco de chilli o cayena.
1 chorreón de salsa de soja.
Aceite de oliva.
Tomate frito.
Agua.


Preparación:
Primero cortamos las cebollas en trozos pequeños y las sofreímos un poco. Cuando hayan cogido color echamos un poco de agua y tomate frito. Lo dejamos hacerse un poco y le echamos un poco de ketchup. Después añadimos la miel y el vinagre y lo dejamos cocer a fuego bajo durante unos minutos.
Luego echamos la salsa de soja y el resto de especias que tengamos, tened en cuenta que el chilli y la cayena son picantes, si no nos gustan tampoco es necesario que echemos mucho, o algo. A gusto del consumidor.
Por último añadimos un poco más de agua, juntamos bien todos los ingredientes y listo. Tan solo nos falta freír las salchichas, cortarlas y añadirles la salsa.


Yo soy muy fan de las Currywurst con pommes. Me encantan. No voy a decir que me como una todas las semanas, sería exagerar mucho, que además deben de llevar calorías por todos lados. Pero quizás una al mes... en especial en verano, en el parque... disfrutando del sol...

¿Y vosotros? ¿Qué os parece esta comida rápida alemana? ¿La consumis mucho? ¿Alguna vez habéis probado a hacerla en casa? Con salsa y todo.

________

La gastronomía alemana es muy variada, siempre queda algo nuevo que probar y saborear. ¿Te vienes a descubrir nuevos platos?

Un saludo!!

3 comentarios:

  1. Vaya entraditas que me pones en mi segunda semana de vuelta al gimnasio... Que hambreeee

    ResponderEliminar
  2. a mí también la Curry Wurst, y aquí en Berlín siendo el plato más berlinés es imposible resistirse. Yo la cocino a veces en casa: es tan fácil y rica,rica!
    Disfruta del puente :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas! Tú que estas en Berlín, ¿has ido alguna vez al museo de las Currywurst?
      Un saludo!!

      Eliminar

¡Buenas!

¿Te ha gustado esta entrada? ¿Te ha parecido interesante? ¿Estás en desacuerdo? ¿Tienes algo que aportar sobre este tema?
Yo os cuento mis experiencias, y todo aquello que me parece digno de mención sobre este país, ¿te animas a compartir tu opinión y experiencia con nosotros?
Siempre me alegro cuando veo nuevos comentarios, así me da la sensación de que no hablo conmigo misma...

Muchas gracias por leerme y por comentar.

PD: Es posible que algunas veces los comentarios den fallos. Escribís, lo enviáis y luego no aparece... No lo he borrado, es un error que da Blogger y no consigo averiguar que es. Si la entrada no es muy antigua podréis encontrarla en la página del blog en Facebook, allí podéis escribir también.

¡¡Un saludo!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...