16 de julio de 2013

Camarero!! una de notitas!!

Una de las cosas más imprescindibles en el compartimiento de piso con teutones es la necesaria utilización de notitas encima de la mesa de la cocina cuando se quiere decir algo a otro miembro del piso. Es completamente intranscendente el hecho de que tal compañero se encuentre en esos momentos en su habitación, el uso de las notas son de obligada utilización.

Esta entrada continúa la historia de Tontita y Bulldog, dos alemanas con las que estuve conviviendo por cuatro meses y que espero con todas mis fuerzas, no sean el prototipo alemán, pues si es así apaga y vámonos.
Cuando llegué al piso, recién aterrizada de España, la ruta guiada en mi nueva casa se limitó a esa es tu habitación, al lado tienes la cocina y al final del pasillo a la izquierda está el baño. Y eso fue todo, así que me puse mi gorro de exploración para averiguar donde estaban los vasos, como funcionaba la tele, la cual admito, nunca conseguí encender y porque diablos el agua de la ducha no salía caliente…

Mi aventura en solitario iba viento en popa a toda vela hasta que un día la regla no escrita de no hablar con ningún otro cohabitante del piso fue rota en forma de nota en la cocina, la cual decía:

Los platos amarillos son demasiado grandes para el lavaplatos, hay que lavarlos a mano.
Fdo: El Bulldog

Que digo yo, tampoco te cuesta tanto entrar una décima de segundo a mi habitación y decirlo, no??

Pero lo mejor no fue eso, sino que su nota tuvo respuesta.

Ha tenido que ser mi novio, ayer cenamos aquí y no lo sabía.
Fdo: Tontita

No podía salir de mi asombro. Que les costará!!! Si es más sencillo decirlo que escribirlo!! En fin… yo me tuve que contener las ganas de poner un Tonto quien lo lea.

Obviamente, en cuatro meses de convivencia esta no fue la última.
En una ocasión me encontré otra nota encima de la lavadora escrita por Tontita en la que preguntaba si nadie iba a usar la susodicha máquina a las 5 de la tarde… aunque esta vez no obtuvo respuesta.

Me negué en rotundo a seguir esta tradición notitera, si alguna vez tenía que decirles algo iba a hablarles personalmente, el Bulldog algunas veces me recibía de buenos modos y otras veces… otras veces digamos que la niña del exorcista era un angelito en comparación. Mi madre me recomendó la estrategia de esperar a que hubiera salido del baño… ya me entendéis, no? La verdad es que eso solía funcionar.
Por su parte, Tontita siempre me recibía con cara de sorpresa, como si el hecho de que compartiese piso con otras dos personas fuese una noticia nueva para ella. Era terminar la media frase que tuvieses que decir y te cerraba la puerta en las narices.

Mi amiga china también ha vivido alguna vez esta historia de notitas. Os lo digo de corazón, espero que tanto ella como yo hayamos tenido mala suerte en lo que a especímenes teutones se refiere y que no todos sean así, porque de lo contrario… de lo contrario no sé que será de mi, aunque por suerte o desgracia, según como lo mires, ahora vivo con españoles.

Un saludo!!


2 comentarios:

  1. muy bueno tu blog :) !! me rei mucho con lo de las notitas !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas marco! Me alegro de que te haya gustado :D
      Un saludo!!

      Eliminar

¡Buenas!

¿Te ha gustado esta entrada? ¿Te ha parecido interesante? ¿Estás en desacuerdo? ¿Tienes algo que aportar sobre este tema?
Yo os cuento mis experiencias, y todo aquello que me parece digno de mención sobre este país, ¿te animas a compartir tu opinión y experiencia con nosotros?
Siempre me alegro cuando veo nuevos comentarios, así me da la sensación de que no hablo conmigo misma...

Muchas gracias por leerme y por comentar.

PD: Es posible que algunas veces los comentarios den fallos. Escribís, lo enviáis y luego no aparece... No lo he borrado, es un error que da Blogger y no consigo averiguar que es. Si la entrada no es muy antigua podréis encontrarla en la página del blog en Facebook, allí podéis escribir también.

¡¡Un saludo!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...